La Nación
Adjetivos ‘Al aire’ 1 1 febrero, 2023
INVESTIGACIÓN

Adjetivos ‘Al aire’

En esta nueva entrega para LA NACIÓN, el historiador Olmedo Polanco habla de las narrativas del odio bipartidista en la radio huilense.

Olmedo Polanco

El magnicidio de Jorge Eliécer Gaitán (9 de abril de 1948), se convirtió en el primer evento de interés general que estableció nuevas representaciones políticas en la radio colombiana. En la investigación sobre la radio del tercer milenio, editada por Caracol en el año 1998, y que cita a los investigadores Gustavo Pérez Ángel y Nelson Castellanos, se afirma que en varias regiones de Colombia se escucharon los mensajes transmitidos por las emisoras Nueva Granada y La Voz de Bogotá, que luego de pocos minutos de la muerte del caudillo liberal, incitaron “…al saqueo, al asesinato, al pillaje”. A través de la radio se oyeron mensajes como “Macheteros del Cauca, afilad vuestros machetes, ha llegado la hora de la retaliación”, “Los cadáveres de los asesinos de Gaitán: Laureano Gómez y Mariano Ospina Pérez, cuelgan de los faroles de la Plaza de Bolívar”.

El investigador Arturo Alape ha hecho quizás la mejor investigación sobre el tema en su obra: El Bogotazo. Memorias del olvido, publicada por Editorial Planeta. Posterior al asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, estudiantes, comunistas y liberales tomaron a la fuerza la Radio Nacional de Colombia. Los micrófonos fueron utilizados para incitar a la asonada. Según la investigación de Alape, los primeros discursos incitaban a la agresión contra los seguidores del conservatismo y culpaban de la muerte de Gaitán a Laureano Gómez. Luis y Jorge Zalamea Borda y Eduardo Umaña Luna hacían parte de los líderes que llegaron esa tarde de abril hasta los estudios de la radio estatal y aconsejaron a los oyentes evitar comportamientos violentos.

Adjetivos ‘Al aire’ 7 1 febrero, 2023
Emilio Bolívar, primer gerente de la Emisora Radio Garzón en 1955.

Divulgación de odios

Un acontecimiento político hizo parte del noticiero El momento regional (Radio Sur. Pitalito) el día 23 de noviembre de 1964. Aunque no citaba fuente periodística, la estación indicó que algunos concejales de Neiva, integrantes de partidos no tradicionales, habían propuesto una moción de saludo a Jesús Antonio Marín, conocido con el alias de Tirofijo. El comentario señalaba que durante la última sesión del honorable Concejo Municipal había sido aprobada la moción de saludo especial “…al antisocial Jesús Antonio Marín, alias Tirofijo, que opera en la zona de Marquetalia. La proposición en mención fue presentada por elementos de la Anapo y el MRL que vienen siendo influenciados por elementos disociadores de ideas comunistoides para tratar de introducir la violencia en este departamento, aprovechando el ambiente propicio que les brindan las corporaciones que como la de Neiva son de mayoría anapista”. De acuerdo con el libreto conservado en el archivo histórico de Radio Sur, la sesión extraordinaria del Concejo había ocurrido en un lugar diferente al asignado para las reuniones del ejecutivo local de Neiva, y que los anapistas y los seguidores del MRL: “…se dedicaron a fomentar una gran zambra en las calles principales de la ciudad, lo que obligó a las fuerzas de policía a intervenir para garantizar el orden y ofrecer protección a los concejales oficialistas que pretendieron ser agredidos de palabra y obra por los energúmenos concejales que en vista de que no pueden convencer a sus compañeros con razones estúpidas, han acudido a las vías de hecho…”.

De la programación dominical de Radio Sur hacía parte la sección La ventana indiscreta, incluida en la radiorevista Mirador de la semana. La dirección del programa divulgaba por esos días su disgusto por las ideas contrarias al Partido Conservador. Para el comentarista político, en el Capitolio nacional y en la Cámara de Representantes en Bogotá había ocurrido otro hecho político entre liberales y conservadores que según la emisora fundada por los conservadores Manuel Castro Tovar y Héctor Polanía Sánchez (Mano Pola), el suceso era una “…combinación explosiva y basura parlamentaria, que existía más en el Congreso que en las calles de Pitalito y que era capaz de desprestigiar hasta una cárcel”. Según el libreto del 26 de julio de 1964, en el salón elíptico tuvo ocasión una tremolina frente al Presidente de la República. El autor del comentario tildaba de gazapera y escándalo las actuaciones de los seguidores de Rojas Pinilla. “Se ha juntado el hambre con la necesidad (…) Claro que no todos los emerrelistas están metidos en esa colada, en honor de la verdad, son sólo los de la línea dura y (… ) similares. Mejor dicho los comunistas”. Según Radio Sur, “…estaban juntos y revueltos los comunistas con los rojistas, haciendo lo único que saben hacer bien: atarvanear, gritar, vociferar, eructar groserías, amenazar y zapatear”. Así aparece en el libreto del día Julio 26 de 1964 de La ventana indiscreta y que hace parte del  Archivo Histórico de Radio Sur.

Adjetivos ‘Al aire’ 8 1 febrero, 2023
El dirigente Héctor Polanía Sánchez, acompañado por Roberto Molina Vásquez.

La radio conservadora en Neiva

El empresario conservador Rafael Navarro Troncoso había llegado desde Honda (Tolima) a ocupar el cargo de gerente de un banco en Neiva. Mantuvo el cargo hasta el año 1968 para dedicarse de lleno a sus negocios de la radiodifusión. Navarro otorgó un espacio de propaganda política durante los días sábados en horario de 12 a 2:30 de la tarde para que desde Radio Colosal (13 de noviembre de 1971) se emitiera el programa Conservatismo en marcha, coordinado por el Instituto de Estudios Sociopolíticos del Conservatismo Colombiano. El objetivo del programa buscaba, según la línea editorial, orientar filosóficamente al pueblo. Trabajaban para el espacio periodístico: el presidente del directorio conservador del Huila, Gentil Díaz Silva, Santiago Cardozo Camacho y Luis Orlando Castro Cabrera. Del consejo consultivo hacían parte: el presidente del Directorio Nacional Conservador, Rafael Azuero Manchola, Felio Andrade Manrique y los exparlamentarios Camilo Perdomo Cabrera y Miguel Trujillo Oliveros. Los redactores eran: Pedro Bonilla Díaz, Rafael Bahamón Puentes, Ismael Polanía Trujillo, Marco Emilio Sánchez y Hernando González Roa.

Durante el Frente Nacional, la radio regional no fue mediadora. Por el contrario, las emisoras Radio Colosal, Radio Garzón, Radio Sur y Atalaya Agustiniana contribuyeron con desinformación y manipulación a la descontextualización de los conflictos regionales en el Huila. Las doctrinas conservadoras y católicas tuvieron amplia difusión, según consta en los archivos de algunos noticieros y programas de opinión. Difícilmente se puede creer en iniciativas partidistas que hubieran hecho uso de la radio para ayudar a que los oyentes comprendieran las causas de la violencia política de la década del 50, años en que empieza la primera etapa de la radio en el Huila.