La Nación
“Al sector financiero lo siguen viendo como un sector agiotista” 1 13 mayo, 2021
HUILA

“Al sector financiero lo siguen viendo como un sector agiotista”

Once sedes bancarias en Neiva han sido blanco de ‘acciones vandálicas’, por parte de un grupo personas que se aprovechó de las manifestaciones contra la reforma tributaria. Tres especialistas hacen una mirada sobre los ataques a las entidades financieras.

 

Rafael Rodríguez C.

rafael@lanacion.com.co

 

El ataque a once sedes de entidades bancarias en Neiva, en medio de las protestas contra la reforma tributaria, es el reflejo del descontento y desconfianza por parte de algunos ciudadanos hacia un sector que consideran especulativo y explotador de la sociedad.

Esta es la mirada de un sociólogo y dos economistas, sobre la respuesta de un grupo de personas que no solo ha destruido fachadas, ventanales y cajeros automáticos de los bancos, Colombia, Caja Social y Davivienda, sino que anoche le prendieron fuego a la oficina principal del Banco de Occidente.

“Los ataques al sector financiero, medios de comunicación y establecimientos públicos, están relacionados a la poca confianza que le tienen a estas instituciones”, dijo el sociólogo y docente de la Universidad Surcolombiana, Aldemar Macias.

La comunidad, según el sociólogo, ve en los bancos entidades que cobran intereses excesivos sobre los créditos otorgados. “Al sector financiero lo siguen viendo como un sector agiotista y especulativo”.

Sostuvo que estas entidades tampoco contribuyen “realmente a generar un proceso de desarrollo y progreso a una sociedad”.

El economista Germán Palomo García, señaló que el ataque a las entidades financieras obedece a que son consideradas como “las más explotadoras de la sociedad”.

Explica que dos razones son las fundamentales: la primera es que la actividad bancaria está calificada como de economía no real “depende del resultado de la economía real, de los que producen, y como ellos (los bancos) solo obtienen sus ingresos a través de los intereses entonces dependen de los resultados de los que producen la economía”.

Agregó que la segunda razón es porque los bancos suministran el dinero con altos intereses. “Si no hay dinero no hay producción, entonces ellos suministran el dinero, así no sea de ellos, porque la banca colombiana es una de las más débiles del mundo, pero no están vistos como que ponen los recursos para promover el desarrollo, sino los que quitan el resultado en intereses de lo que la llamada economía real genera”.

Por su parte el presidente de la Asociación Huilense de Economía y docente de la universidad Surcolombiana, Oscar Rujana, manifestó que los ataques a las entidades financieras y establecimientos comerciales, son hechos por vándalos que tienen intereses distintos a los manifestantes que salieron en contra de la reforma tributaria. “De alguna forma su interés no es la reclamación de la reforma tributaria en lo que acontece a nivel económico, sino que lo que busca es aprovechar las circunstancias y ver de qué forma pueden beneficiarse”.

Sostuvo que las personas que llegan a atacar la banca y los supermercados, “porque es donde tienen un rédito no solo económico sino de bienes, utensilios y demás…”.

Precisó además que la violencia que se vive en las movilizaciones hace parte de la cultura colombiana. “Me parece que esto es una situación muy interna de la cultura salvaje y de alguna forma violenta que tenemos los colombianos, hemos sido víctimas de mucha violencia razón por la cual estas reacciones son comunes…”.

Sostuvo que para acabar con esta forma de pensar y actuar se debe hacer un cambio no solo generacional sino de mejores gobiernos que piensen en la sociedad. “Tenemos que hacer un cambio generacional en materia del espíritu y de la razón de cada uno y buscar unas mejores condiciones futuras no solamente en cuanto a la democracia sino a las mejores condiciones de un gobierno que tenga que ser mucho más justo y social. Es un gran problema social que tenemos”.