La Nación
Alerta roja en el Huila por caso de rabia humana 1 26 octubre, 2020
HUILA

Alerta roja en el Huila por caso de rabia humana

Tras conocerse el fallecimiento de una joven en Neiva por rabia humana luego de ser mordida por su gato, la Secretaría de Salud Departamental tomó medidas para evitar que se presenten más casos en el Huila.

 

El caso de una joven que murió de rabia humana, tras ser mordida por su gato en Neiva, alertó a las autoridades de salud en el departamento del Huila, que declararon la alerta roja y realizaron un llamado urgente a la vacunación antirrábica de perros y gatos en los hogares con el fin de prevenir la transmisión de esta enfermedad, fomentando la tenencia adecuada y el bienestar animal, evitando el abandono.

“La vigilancia, prevención y control de la infección por el virus de la rabia es una prioridad de la salud pública nacional y mundial. Colombia y los países de las Américas, se han comprometido a eliminar de sus territorios la transmisión del virus de la rabia a humanos transmitida por perros y gatos al igual que al control de la rabia humana causada por cepas salvajes, transmitida por murciélagos y zorros”, resaltó en un comunicado la Secretaría de Salud del Huila.

“De igual manera se reitera que los animales de origen desconocido no deben ser manipulados, por personas sin la experticia y profesional requerida; en particular si se observan enfermos”, añadió.

En el departamento del Huila los últimos focos de rabia en animales de producción se reportaron en el 2005 en el municipio Acevedo y en 2011 en el municipio de Palermo. En el año 2016 se reportó un caso de Rabia en un murciélago en el municipio de Yaguará. En los últimos 20 años no se habían confirmado casos de rabia humana o en perros y gatos en el departamento.

Igualmente, recordó que es responsabilidad de las IPS “atender de inmediato a toda persona con agresión por un animal potencialmente transmisor del virus de la rabia, sin derivarlo a consulta prioritaria o programada, independiente de la fecha de ocurrencia de la agresión, por tratarse de una urgencia médica” y además deberán “notificar de inmediato a la Unidad de notificación municipal y al Sivigila todo caso o muerte probable o confirmada de rabia humana por laboratorio y realizar seguimiento estricto de la misma”.

Por su parte, las Unidades de Notificación Municipales, tendrá la tarea de realizar “la observación del animal agresor, mínimo por 10 días a partir del momento de la agresión o contacto”. También deberán llevar a cabo la investigación epidemiológica de campo de todo caso probable o confirmado de rabia humana, de perro y de gato.

La Secretaría de Salud, insistió en la importancia del desarrollo de estrategias para sensibilizar y educar a la comunidad sobre los factores de riesgo más frecuentes, su identificación temprana y manejo, así como de “promover la generación de familias y comunidades que prevengan agresiones por animales potencialmente transmisores de rabia y la tenencia responsable de mascotas”.

Además, recordó nuevamente el papel de los médicos veterinarios y zootecnistas en la vigilancia y el control de la rabia animal, “notificando todo caso sospechoso de Rabia a la Secretaría de Salud del respectivo municipio, así como el envío de muestras de animales que presenten cuadros neurológicos agudos y síntomas compatibles y que fallezcan o sean eutanasiados”.

“La identificación y notificación inmediata de los casos de agresión por un animal potencialmente transmisor del virus de la rabia, posible exposición al virus de la rabia y los casos confirmados de rabia humana en perros y en gatos, hacen parte del proceso para la adecuada vigilancia del evento, su seguimiento e intervención”, finalizó.

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia