La Nación
Alfabetismo digital 1 28 noviembre, 2020
Tecnología

Alfabetismo digital

Juan Pablo Puentes Vargas

jp@juanpablo.co

Tradicionalmente, se ha considerado el alfabetismo como uno de los indicadores más importantes de un país. Actualmente en Colombia la tasa de analfabetismo es de alrededor del 5%. Esto significa que todavía hay alrededor de 2 millones de personas que no saben leer y escribir en el país. Si nos vamos a los datos de nuestra región, nos encontramos con que en Neiva es de 6,6%, pero en municipios como Baraya es de 20,5% o en Tello 19,9%.

Esta situación de por sí preocupante, es mucho peor si nos vamos al alfabetismo digital. Infortunadamente no hay cifras oficiales, entre otras cosas por ser un tema relativamente reciente en la discusión pública, aunque en el mundo se viene hablando al respecto desde hace ya por lo menos un par de décadas. Precisamente por su relativa novedad se pueden encontrar diferentes definiciones de alfabetismo digital. Tomemos sin embargo lo más relevante de una definición dada en un documento de la Unesco de 2018: “es la capacidad de acceder, administrar, comprender, integrar, comunicar, evaluar y crear información de manera segura y adecuada a través de tecnologías digitales”. Como se puede ver, es un término bastante comprehensivo y que va mucho más allá de poder usar de manera básica un celular o computador.

Tal parece que la importancia de este concepto no ha sido lo suficientemente dimensionado por gran parte de la ciudadanía e incluso de los diferentes gobiernos locales, regionales y nacionales. El comercio electrónico por ejemplo es cada vez más creciente. En Latinoamérica este sector viene creciendo a tasas cercanas al 30% y si bien en nuestro país aún tiene mucho por crecer, indefectiblemente la economía va hacia el comercio electrónico. Para hacer parte de esta tendencia, es importante tener unas mínimas habilidades digitales que nos permitan realizar transacciones en línea y mitigar los riesgos de fraudes. La ausencia de ellas es precisamente lo que hace que todavía muchos colombianos no usen el comercio electrónico.

Otro aspecto importante para el cual se necesita el alfabetismo digital es en el gobierno electrónico. Si bien es cierto que todavía queda mucho por avanzar en el estado colombiano, especialmente en lo regional y local, también es cierto que hay muchos servicios que este ya ofrece en línea. No obstante, todavía es muy común ver largas filas de ciudadanos en las entidades públicas para realizar trámites que perfectamente pueden realizar por Internet. Ejemplo de ello es el certificado de libertad y tradición de inmuebles. A pesar de que este se puede obtener en el sitio web www.snrbotondepago.gov.co , todavía es común ver una fila en la oficina de registro para obtener dicho documento.

Para nombrar solo un ámbito más, considérese la educación. Es innegable que la educación virtual ha venido ganando terreno para la formación de las personas. Sin embargo, para poder aprovechar de manera adecuada este tipo de educación, es indispensable tener una alfabetización digital básica. Recuérdese el concepto mencionado al principio.

Ahora bien, es evidente que es presupuesto básico para el alfabetismo digital tener el alfabetismo tradicional. Sin embargo, las habilidades que demanda este nuevo concepto van mucho más allá e infortunadamente no están siendo enseñadas en gran parte de las instituciones educativas, desde las de primaria hasta las de educación superior.

En conclusión, el reto que tenemos como sociedad y los gobiernos en particular, es por un lado comprender la importancia que tiene este este nuevo alfabetismo del siglo XXI, y por el otro, tomar medidas efectivas que conduzcan a una alfabetización digital efectiva de la mayor parte de la población. Solo así, podremos desenvolvernos adecuadamente en esta sociedad cada vez más digital.

es_COEspañol de Colombia