La Nación
Aplazado inicio de juicio a disidentes por extorsiones 1 24 febrero, 2021
JUDICIAL

Aplazado inicio de juicio a disidentes por extorsiones

Aplazada quedó la audiencia preparatoria del juicio oral contra tres disidentes de las Farc acusados de ser autores de extorsiones en tres municipios del Huila.

 

Rafael Rodríguez C.

rafael@lanacion.com.co

 

En suspenso se encuentra el inicio del juicio oral contra tres disidentes de la entonces guerrilla de las Farc, que al parecer extorsionaban y amenazaban a comerciantes y campesinos en los municipios de Algeciras, Rivera y Campoalegre.

La audiencia preparatoria que se iba a desarrollar ante el Juez Primero Penal Especializado de Neiva, fue aplazada por petición de uno de los acusados que cambió de abogado defensor.

En la diligencia la Fiscal Tercera Especializada de Neiva anunciaría las pruebas testimoniales, documentales y técnicas que llevará al juicio oral contra los disidentes.

Se trata de los hermanos Duverney Barrera Bustos, alias ‘Camilo o Duver’ y Jhon Gilver Barrera Bustos, alias ‘Sijin o Ley’, además de Edgar Quiroga Valderrama, alias ‘Caquetá’, quienes fueron acusados de los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de extorsión y extorsión agravada.

En la acusación la fiscal señaló que los tres disidentes, asumieron las extorsiones en los tres municipios huilenses, después de que las autoridades desarticularan la banda que venía realizando las exigencias económicas en las poblaciones. “Se presentó una nueva persona con el alias de ‘Camilo’, manifestando ser el sucesor de alias ‘Edinson’, quien continúo con el cobro de extorsiones en estas poblaciones, ampliando su actuar delictivo al municipio de Gigante y Neiva”, dijo la fiscal.

Las víctimas denunciaron ante las autoridades las nuevas extorsiones de las que estaban siendo objeto y señalaron que alias ‘Camilo o Duver’, las llamaba desde un teléfono celular para extorsionarlas. “Fueron las personas encargadas de constreñir las víctimas, hacer entregas de panfletos, transportarlas y recibir los dineros producto de las exigencias ilícitas…”, dijo la fiscal.

Las pesquisas establecieron que alias ‘Camilo’ coordinaba además la distribución de panfletos extorsivos “alusivos a la comisión financiera de las Farc”, y citaba a las víctimas hasta zona de El Turín en la vereda El Santuario en el municipio de Algeciras, límites con Gigante y departamento del Caquetá.

 

Roles

Las investigaciones permitieron a las autoridades establecer que Duverney Barrera Bustos, alias ‘Camilo’, era el jefe de la banda de disidentes extorsionistas. “Es el determinador y ordenador de todas las acciones delictivas del grupo ilegal, entre ellas la recolección de información sobre potenciales víctimas a extorsionar, distribución de los escritos o cartas extorsivas…”.

Agregaron que a través de los panfletos citaba a las víctimas para que se reunieran con él “se identificaba como el cabecilla alias ‘Camilo ‘Duver’. Encuentros o reuniones por medio de los cuales hace las exigencias y posteriormente se recaudan los dineros producto de las extorsiones”, dijo la Fiscalía.

Sobre Jhon Gilver Barrera Bustos, alias ‘Sijin o Ley’, manifestó el ente acusador señaló que era el encargado de la recolección de información sobre potenciales víctimas a extorsionar y distribuía los escritos o cartas extorsivos, a través de los cuales citan personalmente a las diferentes víctimas para que se reúnan con alias ‘Camilo o Duver’.

“Participó de manera directa, entregando un panfleto en compañía de su hermano Duverney Barrera Bustos a una de las víctimas, dónde la citaban para hacer un aporte económico a las Farc”.

Mientras que Edgar Quiroga Valderrama, alias ‘Caquetá’, era encargado de la recolección de información sobre potenciales víctimas a extorsionar y distribuía panfletos extorsivos a las diferentes víctimas para que se reunieran con alias ‘Camilo’.

“Se encarga de transportar a las víctimas su motocicleta Yamaha Xtz-125, placa WFQ-75E, color negro, hasta las zonas rurales donde se reúnen con el cabecilla. Estuvo presente mientras que una de las víctimas realizaba la negociación y posteriormente lo volvió a llevar hasta el municipio de Gigante”, manifestó la fiscal.

Sostuvo la funcionaria de la Fiscalía que, con las pruebas recaudadas por los investigadores, se estableció que entre los hermanos Barrera Bustos y Quiroga Valderrama, medió un acuerdo común y con división de trabajos específicos. “Conformaron una organización criminal y constriñeron la voluntad de las víctimas…para que les entregaran cada una suma de dinero que permitiera financiar su organización delictiva…”.

Agregó que la entrega obligatoria del dinero por parte de las víctimas fue importante para la agrupación disidente. “De no haber intervenido en la comisión de esta conducta, esta no se hubiere cometido, pues fueron las personas encargadas de constreñir las víctimas, hacer entregas de panfletos, transportarlas y recibir los dineros producto de las exigencias ilícitas”.