La Nación
Nacional

Asegurados militares por falso positivo

El Juzgado 28 Penal Municipal de Cali, con función de control de garantías, profirió medida de aseguramiento intramuro en contra de cinco miembros del Ejército Nacional, un suboficial y cuatro soldados profesionales, por su presunta responsabilidad los homicidios de tres indigentes a quienes presentaron como guerrilleros. El Juzgado 28 Penal Municipal de Cali, con función de control de garantías, profirió medida de aseguramiento intramuro en contra de cinco miembros del Ejército Nacional, un suboficial y cuatro soldados profesionales, por su presunta responsabilidad los homicidios de tres indigentes a quienes presentaron como guerrilleros. El triple crimen ocurrió en la vereda Clarete, en zona rural de Popayán (Cauca) el 25 de agosto de 2007, por parte de los militares, adscritos al Batallón José Hilario López. De acuerdo con lo establecido por funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, adscritos a la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, las víctimas Eder Obando Mestizo, Luis Carlos López Hurtado y Carlos Alberto Satizábal Porras fueron contactadas en Cali, donde les suministraron dinero, ropa, y les ofrecieron trabajo en Popayán. Miembros del CTI capturaron a los cinco indiciados, luego de que un juez de control de garantías librara las respectivas órdenes por solicitud de la Fiscalía. Posteriormente, en desarrollo de la audiencia de imputación el fiscal del caso les endilgó cargos por el delito de homicidio en persona protegida y solicitó la medida de aseguramiento. Lo imputados fueron identificados como Aldemar Ramel Cervantes Pedroza, sargento; Fidel Antonio González Mina, Saúl Esteban Vallejo Angucho, Pablo de Jesús Valencia Gallego y Otoniel Rivera Rentería, soldados profesionales, quienes no se allanaron a cargos. Por determinación del Juez 28, los cinco procesados cumplen la medida privativa de la libertad en la Tercera Brigada del Ejército con sede en Cali (Valle del Cauca).