La Nación
Baiden y el acuerdo de París: Una esperanza para el mundo 1 12 abril, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

Baiden y el acuerdo de París: Una esperanza para el mundo

Humberto Silva Cuellar

 

Según Naciones Unidas,” El cambio climático constituye una emergencia mundial que va más allá de las fronteras nacionales. Se trata de un problema que exige soluciones coordinadas en todos los niveles y cooperación internacional para ayudar a los países a avanzar hacia una economía con bajas emisiones de carbono “.

Para lograr este objetivo, el 12 de diciembre de 2015, 197 países adoptaron el acuerdo de París en la COP21; hoy en día se han unido 189 países y del cual se retiró Estados Unidos. Las propuestas fundamentales de este acuerdo, consistían en: Mantener las temperaturas mundiales muy por debajo de los 2 °C (3,6 ºF) más con respecto a la época preindustrial, tratando de buscar medios para limitar la subida a 1,5 °C. Examinar la contribución de los países a la reducción de las emisiones cada cinco años. Ayudar a las naciones más pobres proporcionando financiación climática para la adaptación al cambio climático y el cambio a la energía renovable.

Estados Unidos se retiró, en el gobierno Trump, siendo el segundo mayor contaminante con emisiones de CO2, aportando el 14.5%, con 4.964 millones de toneladas, seguido por China, que aporta el 28.8% con 9.825 millones de toneladas (BP Statistical Review of World Energy 2020).  Colombia aporta el 0.46% según Min Ambiente

El reintegro de Estados Unidos, es un espaldarazo al acuerdo y una esperanza para el mundo, especialmente para los países en desarrollo, porque este incluye aportes económicos ; la decisión de la COP21 afirma que los países desarrollados deben movilizar 100.000 millones de dólares anuales desde 2020, para financiar acciones climáticas a nivel global e incluye la conservación de bosques, considerándolos esenciales para la mitigación del calentamiento global, pues el 11 % de las emisiones globales vienen de la deforestación(Min Ambiente). Por eso, Noruega, el Reino Unido y Alemania se comprometieron a aportar cinco mil millones de dólares entre 2015 y 2020 para financiar proyectos que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por la deforestación y la degradación de los bosques; de esta cifra, 300 millones de dólares serán destinados a Colombia en el marco de varios acuerdos; uno de ellos, apoya la implementación de la Visión Amazonía que busca, entre otras, alcanzar la meta de cero deforestaciones netas en esta región en 2020. (Min Ambiente)

Esperemos que los países en desarrollo también cumplan su parte y protejan los bosques y páramos, el caso de Santurban, no permitiendo la explotación minera, así como la maderera en el Chocó y la Amazonia. En al año 2019 se deforestó 158.894 hectáreas (El Espectador). Por sectores productivos, el forestal y otros usos del suelo aporta el 39% de las emisiones, la ganadería el 19% y el transporte el 10% e industrias de la energía el 9%(Min Ambiente). De igual forma se debe empezar por casa con el reciclaje, bajar la contaminación de electrodomésticos como las neveras, el no uso de aerosoles, entre otros. Ojalá los gobernantes tomen conciencia para que esos aportes internacionales se vean en realidad y no terminen desperdiciados con obras que se convierten en elefantes blancos y focos de corrupción, pues el problema es bien grave.