La Nación
Banda de microtráfico de droga será condenada 1 19 enero, 2021
JUDICIAL

Banda de microtráfico de droga será condenada

Siete miembros de una banda de jíbaros en Garzón están a punto de ser condenados. Todos acordaron la pena con la Fiscalía. Los implicados devolvieron el dinero obtenido por la comercialización, para que el preacuerdo fuera legalizado por el juez.

 

Rafael Rodríguez C.

rafael@lanacion.com.co

 

Con el reembolso del dinero con el cual incrementaron el patrimonio, los siete miembros de una banda de microtráfico en los municipios de Gigante y Garzón, lograron que la ‘negociación’ de la pena que hicieron con la Fiscalía, fuera aprobada.

El anuncio de la legalización del preacuerdo fue hecho por el Juzgado Tercero Penal Especializado de Neiva con Funciones de Conocimiento, luego de que el Fiscal Segundo Especializado confirmara que el dinero fue consignado y reposando en el proceso copia de las consignaciones.

Ahora, Luis Fener Belazco Ramírez, Luz Marina Chavarro Escobar, Henry Sánchez Revolledo, Jhon Henry Ávila López, Erika Natalia López Rodríguez, Mónica Julieth Samboní Alarcón, y William Sebastián Sánchez Ciceri, se encuentran a la espera de conocer la pena de prisión a la que serán condenados.

Los siete procesados aceptaron el delito de concierto para delinquir agravado. Además de que Belazco, Luz Marina, Ávila, Erika Natalia y Mónica Juliet, reconocieron el cargo de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Belazco y Luz Marina también aceptaron el delito de uso de menores de edad para la comisión de delitos.

La defensa de los procesados solicitó al juez que le otorgue la prisión domiciliaria para Érika Natalia y Mónica Julieth, por ser “madres cabeza de familia” y a Luis Fener y Luz Marina porque “no presentan antecedentes judiciales”. También pidió detención domiciliaria para a Henry Sánchez y Jhon Henry Ávila.

La solicitud de la defensa será resuelta en la audiencia de lectura de fallo el próximo 17 de febrero de 2021.

Mientras que los siete procesados decidieron llegar a un preacuerdo con el fiscal del caso, su presunto compañero de andanzas, Jean Carlos Sánchez Benavides, continuo adelante con el proceso y decidió afrontar el juicio oral para demostrar su inocencia.

 

Las capturas

Siete meses de investigaciones y seguimiento, permitieron a los efectivos de la Sijin de la Policía dejar al descubierto como delinquía la banda de microtráfico en los municipios de Gigante y Garzón.

Según las pesquisas, la ‘empresa criminal’ expendía estupefacientes en puntos fijos de las dos poblaciones.

Los uniformados de la Seccional de Investigación Criminal lograron la intervención de nueve puntos fijos en los barrios El Sosimo Suárez de la Capital Cacaotera y La Libertad y la invasión San Felipe de Garzón.

En las diligencias realizadas fueron incautadas 720 dosis de marihuana y base de coca listas para su distribución, elementos para empacado y dosificación, dinero en efectivo al parecer producto de la venta y 2 computadores portátiles.

“Como datos de relevancia tenemos que indicar que esta estructura criminal en un 50% está conformada por una misma familia, los cuales se distribuyen los roles para ejercer la actividad criminal, siendo estos los mayores comercializadores de alcaloide en Garzón, Gigante y con un alcance a la capital del Departamento”, dijo un portavoz de la Policía.

Agregó que Erika López, tenía una medida restrictiva de la libertad (detención domiciliaria) por el delito de tráfico de estupefacientes al momento de su captura.

Sánchez Revolledo y Luz Marina, fueron capturados cuando se movilizaban en una motocicleta por la avenida circunvalaren la Capital Diocesana del Huila. Los sorprendieron llevando 50 dosis de marihuana con un peso 134 gramos.