La Nación
Biden Presidente electo: victoria para el mundo 1 1 marzo, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

Biden Presidente electo: victoria para el mundo

“Derecho, política y sociedad”

 

Germán Alfonso López Daza*

La expectativa mundial por la fuerte pugna política en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, finalmente se resolvió a favor de Joe Biden, al lograr los votos necesarios en el estado de Pensilvania, para hacerse a sus 20 delegados y con ello superar los 270 votos electorales que requería para ser el presidente número 46 de la gran potencia.

Esta importante elección es un alivio para el mundo entero, pues la continuidad de Trump suscitaba gran preocupación, debido a su nefasta política internacional y el divisionismo interno, a raíz de sus posiciones radicales y el alto grado de agresividad y conflictividad en sus discursos.

La prensa y los analistas han descrito a Trump como un narcisista ególatra, mentiroso, manipulador, misógino, megalómano, racista, autoritario, arrogante, entre muchos otros rasgos de su particular personalidad, que se reflejaron en un gobierno errático, que promovió la división, las noticias faltas, la imposición a la fuerza de su voluntad y la falta de diálogo para la solución de graves problemas como el racismo y la violencia en la nación norteamericana.

A nivel internacional, muchas de sus propuestas generaron hondo rechazo entre la comunidad de países, como su fallido plan para obligar a México a pagar un muro para contener a los inmigrantes, o la cruel e inhumana separación de los niños de sus padres en los centros de inmigración.

En lo ambiental, se resalta su negativa a creer en el cambio climático, que llevó a que los E.U. se salieran del Acuerdo de París, bajo el argumento que ello ayudaría a la industria del petróleo y del carbón de su país y a la generación de empleos, sin importarle que esta nación contribuye con más del 15% de las emisiones de carbono.

Con la llegada de Biden, se esperan correcciones en estas y otras decisiones erradas que afectan a todo el mundo. Para el caso colombiano, ojalá exista un diálogo fluido con una agenda bilateral “desnarcotizada”, con propuestas para apoyar soluciones a problemáticas comunes y continuar apoyando el Acuerdo de Paz. (*Dir. Grupo Nuevas Visiones del Derecho – USCO).