La Nación
Futuro de Comfamiliar Huila está en alto riesgo 3 17 octubre, 2021
INVESTIGACIÓN

Futuro de Comfamiliar Huila está en alto riesgo

El crítico panorama financiero, acentuado por las deudas acumuladas de la EPS, impactó negativamente el patrimonio de la Caja de Compensación Familiar del Huila, colocando incluso en causal de disolución y liquidación algunas de las unidades de negocio.

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanacion.com.co

Confirmado. Las pérdidas recurrentes de los últimos nueve años impactaron negativamente el patrimonio corporativo afectando la salud financiera de la Caja de Compensación Familiar del Huila Comfamiliar.

La entidad, considerada como un patrimonio empresarial de los trabajadores, está en serios aprietos y su viabilidad está en serio peligro. Muy grave.

Las pérdidas acumuladas, estimadas en 276.742 millones de pesos, absorbieron las utilidades y excedentes de los demás negocios y programas, colocando en riesgo la estabilidad financiera y sostenibilidad de Comfamiliar Huila en el corto plazo, según los dramáticos resultados presentados durante la última asamblea general.

Adicionalmente, los indicadores financieros confirman un alto endeudamiento, lo que implica un riesgo asociado a sus operaciones y baja flexibilidad financiera de Comfamiliar que  cerró el año con 10.501 empresas adscritas y un total de 103.908 trabajadores afiliados.

Con pasivos totales por 393.996 millones de pesos y críticos indicadores de solvencia, el programa de salud, no logra salir de la asfixia presupuestal que hoy mantiene en duda la adecuada prestación de los servicios a 554.527 afiliados en Huila y Boyacá, la mayoría del régimen subsidiado (526.229 usuarios). Solamente en el Huila la entidad cuenta con 433.539 afiliados.

Crítico panorama

Comfamiliar  del Huila al cierre del año 2020, presentó algunos aspectos críticos relevantes, que de no realizarse las gestiones necesarias para intervenirlos de inmediato, comprometerán la sostenibilidad, continuidad y viabilidad financiera, económica y social, de la corporación, colocando incluso en causal de disolución y liquidación a algunos de las unidades de negocio, afectando seriamente la ejecución de los programas sociales de los trabajadores afiliados y el bienestar de sus familias”, advirtió el contador general Richard Castro Rayo.

“La situación más crítica corresponde a las pérdidas acumuladas derivadas de ejercicios anteriores que ascienden a  276.742 millones de pesos, menos los remanentes del año corriente de 29.904 millones, reflejan una pérdida neta de 246.837 millones, quedando un patrimonio neto de 91.214 millones, equivalente al 26.98%, confirmó el director de la entidad Luis Miguel Losada, al presentar los estados financieros en la última asamblea general de afiliados.

El principio de negocio en marcha en un futuro previsible, está afectado por las pérdidas acumuladas del Programa de Salud Régimen Subsidiado y Contributivo.  Estas pérdidas recurrentes impactaron negativamente el patrimonio corporativo afectando la salud financiera de Comfamiliar.

“Entre el 2012 y 2019, los resultados corporativos se han visto impactados por las pérdidas generadas en el programa de Salud EPS, las que han absorbido las utilidades o excedentes de los demás negocios y programas, colocando en riesgo la estabilidad financiera y sostenibilidad de Comfamiliar Huila en el corto plazo”, precisó el contador general de la entidad.

“Este comportamiento de los resultados económicos del programa de salud, obedece a la problemática estructural del sistema de salud en el país, fenómeno del cual no escapa Comfamiliar Huila y que ha obligado al retiro o liquidación de otras EPS, o a recurrir a figuras como la absorción, la fusión, la venta o escisión”, explicó Castro Rayo.

En alto riesgo

A diciembre 31 de 2020, las pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores ascendieron a $276.742 millones y, los remanentes de ese año alcanzaron una cifra de $29.904 millones, por lo tanto las pérdidas netas ascienden a $246.837 millones, el 73.02% del patrimonio corporativo.”, confirmó el revisor fiscal, Yesid Perdomo Guerrero.

Esta situación representa una disminución en el patrimonio social de $91.214 millones, equivalente al 26.98%.

“El patrimonio social corporativo, refleja por el efecto de las pérdidas acumuladas  una disminución, quedando un patrimonio neto de $91.213 millones, suscitando la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la hipótesis de la continuidad del ente económico en un futuro previsible”, advirtió Perdomo Guerrero.

En otras palabras, la capacidad de Comfamiliar se encuentra comprometida para continuar como negocio en marcha, según lo reportan los Estados Financieros a diciembre 31 de 2020.​

“Los resultados obtenidos por la entidad en la política de condiciones financieras no muestran una disminución de la brecha del defecto de los indicadores de capital mínimo, patrimonio adecuado y régimen de inversiones”, reportó la Superintendencia Nacional de Salud.

La EPS, el principal dolor de cabeza, tampoco ha cumplido con el requerimiento del régimen de inversiones que respalda las reservas técnicas desde el año 2015.

En marzo pasado, la Supersalud extendió por seis meses la medida de vigilancia especial.

Intentos fallidos

Ante los críticos resultados, la Caja ha insistido en un proceso de reorganización que ha resultado infructuoso para enfrentar las graves amenazas.

En el 2016, la Superintendencia de Salud autorizó el uso de la escisión con el fin de preservar la seguridad y sostenibilidad financiera de las cajas de compensación familiar. Losada asumió el cargo con esa bandera.

El proceso de escisión implicaría que Comfamiliar Huila como entidad escindente, transferiría los activos y pasivos inherentes al programa de la EPS a otra entidad o entidades ya constituidas, o para su constitución. Esta nueva entidad, como un ente totalmente independiente, tomaría entonces el manejo de la actividad de aseguramiento, y asumiría en adelante todos los riesgos económicos, legales y administrativos del negocio.

La propuesta fue objetada en dos oportunidades y está prácticamente en el limbo. La caja la mantiene como opción pero ahora, pensando en la vinculación de inversionistas privados.

Desde el año 2015, Comfamiliar Huila ha gestionado su retiro del programa de la EPS, dado que las condiciones de inviabilidad financiera no dependen de sí misma sino de la estructura del sistema de Salud en el país; situación que además amenaza la continuidad de los demás programas sociales desarrollados por la Caja, toda vez que los resultados del programa de Salud han absorbido los resultados generados por aquellos.

“Pensando en el menor perjuicio que se le pueda causar a los 500 mil afiliados, la Caja insistirá en la escisión como primera opción”, aseguró el director de la entidad, Luis Miguel Losada.

“Esta alternativa de solución ya hubiera sido una realidad, de no ser por la falta de voluntad del Gobierno que a través de la Superintendencia Nacional de Salud, no ha dado vía libre al proceso, cuya dilatación ha ocasionado que se agrave la situación financiera de la Caja, avocándola a una posible disolución y liquidación”.

Futuro de Comfamiliar Huila está en alto riesgo 9 17 octubre, 2021

Futuro de Comfamiliar Huila está en alto riesgo 10 17 octubre, 2021

Endeudamiento

El impacto negativo de los resultados de la EPS por las pérdidas recurrentes desde el año 2012 hasta el año 2020 ha significado que la corporación presente un endeudamiento con terceros del 81.2%, y un índice de propiedad tan solo del 18.8%.

Adicionalmente, de acuerdo con el reporte financiero, la entidad se ha visto afectada en varias ocasiones con embargos, comprometiendo incluso los recursos de otros programas y colocando en riesgo las actividades que se ejecutan con los recursos parafiscales del 4%.

Mercadeo de bienes

En el año 2020 y 2019 el programa de mercadeo de bienes generó resultados favorables de $2.767 millones y de $490.9 millones, respectivamente.

Sin embargo, esta recuperación es producto de los resultados de las droguerías $4.262 millones en el 2020 frente a los resultados de los supermercados de -$1.495 millones.

“En el entendido de la importancia que juegan las droguerías en este programa existe un riesgo alto de las misma porque el 98% de sus ventas provienen del cliente interno EPS Comfamiliar Huila lo que conlleva que en el panorama futuro pueda desaparecer ya sea porque este pierda su población y sea trasladada o fusionada a otra EPS”, precisó el estudio financiero.

Al cierre del periodo contable de 2020, dos de los negocios de naturaleza autosostenibles (Infraestructura e Innovación Social) generaron resultados negativos que en su conjunto suman $1.009 millones (Infraestructura -659.572.655 y en Innovación Social -349.547.594).

Cuentas por pagar

Al finalizar el año, la entidad reportaba cuentas por pagar por 172.246 millones de pesos ($16.672 millones menos que las registradas un año antes que ascendieron a $188.918 millones).

Las más significativas se adeudan al sector de la salud con 152.494 millones de pesos, incluyen cuentas pendientes a la red prestadora de servicios y profesionales médicos de la EPS e IPS respectivamente.

Le sigue deudas por 15.290 millones de pesos por gastos causados pendientes de pago concerniente a todos los programas y unidades de negocio.

Otros indicadores

Al cierre del ejercicio de 2020, Comfamiliar tenía como consecuencia de embargos, un efectivo restringido ´por la suma de $42.172 millones, de los cuales $42.079 millones corresponden a procesos contra la EPS. Estos recursos se encuentran retenidos por el Banco Agrario, Colpatria, Banco de Occidente, Davivienda y Bancolombia.

El deterioro de las cuentas por cobrar alcanza un cubrimiento del 42%, descontando de la cartera bruta los créditos generados internamente entre las unidades de negocio, y para la EPS la cartera que ha sido garantizada mediante certificación de la Secretaría de Salud,

Al terminar el año la existencia cuentas por cobrar no recuperables ascienden a $1.312 millones, equivalentes a 1,91% de la cartera bruta.

La cartera calificada como “no recuperable” en el Fondo de Crédito y al cierre del ejercicio contable asciendía a $494.214.277, equivalente  a 140 obligaciones.

La más alta corresponde a mercadeo de bienes por 663,56 millones (81,05%) de créditos calificados como irrecuperables y de los cuales $428.395.148 corresponden al descalabro con la empresa Medisan UT, producto de la Unión Temporal que hiciera Comfamiliar Huila con Macromed y Comfacundi para un contrato de dispensación de medicamentos a las Fuerzas Militares en el año 2012, que resultó un fracaso.

Al cierre del 2020, el mercadeo de bienes arrojó resultados positivos en $3.650 millones; este resultado se debe principalmente al resultado de las droguerías por valor de $5.145 millones.

La viabilidad económica-social, sostenibilidad y continuidad del programa mercadeo de bienes a través del hipermercado en los años siguientes, se encuentra supeditada a una restructuración financiera, administrativa y de mercados, para colocar esta unidad en el punto de equilibrio, posible negociación de venta, concesión o alianzas estratégicas.

El Consejo Directivo de Comfamiliar Huila desde de diciembre de 2017 (Acta No. 880)  dio vía libre a la Dirección para definir la situación del negocio, estudiando la posibilidad de una venta, arrendamiento, concesión o alianzas estratégicas.