La Nación
Cifras que orientan respuestas 1 24 octubre, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

Cifras que orientan respuestas

 

Germán Palomo García

 

La Cámara de Comercio del Huila acaba de divulgar los resultados del primer semestre del 2020, “Dinámica Empresarial” que confirma los efectos de la crisis del Covid-19 en la economía local teniendo en cuenta que el primer semestre muestra los dos comportamientos: El que se venía dando hasta la pandemia (primeros tres meses) y lo que el Covid-19 promovió al definirse el confinamiento como estrategia de contención de los contagios con un gran impacto en la actividad productiva. En cuanto a la creación de empresas, si bien en número de unidades cayó 24.3% en capital invertido aumentó 49.8%. Igual, las cancelaciones de empresas bajaron 37.3% en número (más de 1.100 unidades productivas se mantuvieron en el mercado con relación a las canceladas en 2019, primer semestre) y en valor disminuyó 48.5% frente al 1er semestre de 2019 (19.000 millones menos que siguieron en la producción local). Sin embargo, cuando identificamos la naturaleza jurídica de los empresarios se confirma que el número de sociedades (personas jurídicas) cayó de manera preocupante. Las constituciones, en número, cayeron 24.8% y en capital ingresado a la actividad económica, 8.9%. El aumento de capital de las empresas ya activas en la economía local también disminuyó 43.9%.  Así, la inversión neta en sociedades bajó 22.8% frente a la cifra del 2019, primer semestre gracias también a que disminuyeron las sociedades liquidadas 31.1% en valor. Esta reducción frente a los resultados de 2018 implicó menor inversión en los negocios en  12.274 millones un valor muy importante en una economía de por sí estrecha. En otras palabras, la dinámica empresarial ya venía bajando en los últimos dos años (6.711 millones menos en 2019 versus el 2018 y 5.563 millones de pesos en 2020 comparado con 2019). Aunque las cifras de personas naturales muestran mejor resultado pues las matrículas bajaron 24.3% pero aumentaron en valor  llegando a 27.467 millones al tiempo que las cancelaciones de negocios cayeron 57%. No obstante, tenemos que reconocer que este valor proviene de 3.054 empresarios lo que da un promedio por unidad productiva de 9 millones de pesos mientras que las personas jurídicas invirtieron 17.072 millones provenientes de 370 empresas, un promedio por unidad jurídica de 47.8 millones de pesos.

Con lo anterior no se pretende desconocer el aporte de los empresarios naturales a la economía sino insistir en la urgencia de atraer más empresas a la corriente productiva local en el departamento. Hay un campo grande por recorrer y opciones indudables de atraer más personas jurídicas. Tenemos instituciones que pueden desarrollar una estrategia eficaz de atraer inversionistas pero debe tomarse una decisión al respecto porque lo que se observa es la rutinización de tareas con iguales resultados. El siguiente periodo puede arrojar resultados mucho más preocupantes por lo que ¡hay que actuar ya!

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia