La Nación
Cinco décadas 1 30 junio, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Cinco décadas

Javier Cabrera

 

Hace aproximadamente 50 años, es decir 599 meses, y 18 mil días, que Colombia no tiene en Palacio de Nariño, al frente del timón del estado a un hijo del Huila. Es decir, han pasado por lo menos cuatro generaciones de huilenses viendo como las obras prometidas desde haca más de cinco décadas siguen en lo mismo, avanzando a paso de tortuga, generando frustración, y limitando a nuestras posibilidades de desarrollo. Cuatro generaciones de huilenses y solo hasta ahora, mañana específicamente, tendremos la oportunidad de que uno nos represente, actúe, gobierne y trabaje en uno de los cargos más importantes del país, en pro de nuestro departamento.

Si votamos por Fico y Lara, podemos elegir vicepresidente, a un hombre que representa esta gran región, la región del Tolima Grande. Un hombre austero, honesto, transparente, sincero; un líder comprometido, formado desde abajo, como la gran mayoría de nuestra gente, gracias al tesón, fortaleza y disciplina de su madre; un huilense que estudio en colegio y universidad pública.

Mañana usted que lee esta columna, podrá elegir vicepresidente a un hombre humilde, sencillo y comprometido con lo que hace y siente, que piensa en su familia, y soporta su vida en los principio y valores inculcados por su madre, fortalecidos por una vida de esfuerzo y templanza. Con su voto, podrá decirles a las generaciones que vienen, a nuestros hijos, en el Huila, el Tolima e incluso en el Caquetá, que tuvimos la grandeza de elegir nuevamente a alguien que nos representó y cambio el pasado, presente y futuro ausente de poder y oportunidades de nuestra región, podemos decirles que, sin importar odios y rencillas políticas o intereses personales, fuimos capaces de elegir a uno de los nuestros, a un colombiano igual a todos nosotros en la vicepresidencia.

Pero, es más, mañana los departamentos que representan las regiones más olvidadas de Colombia, como Putumayo, Vichada, Guaviare, Guainía, Nariño, Sucre, La Guajira, Choco, Sucre y Cauca entre otros, así como todas aquellas afectadas por el centralismo exagerado, generado desde hace más de 10 años en Colombia, podrán elegir votando por Fico, a un vicepresidente que piensa, cree y trabajara por las regiones y para las regiones.

Mañana Colombia tiene una oportunidad histórica, ya que votando por Fico votan por Lara, y votando por Lara votan por el Huila, y por el desarrollo de todas las regiones de Colombia. Ese si es un verdadero cambio.