La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

Cinismo del congreso

Cinismo del congreso 1 30 septiembre, 2020

Rodolfo Valderrama

 

Debido al desprestigio de nuestro órgano legislativo y el repudio de la población,  el aspecto que más influyó para la significativa votación en la Consulta Anticorrupción fue la reducción de salarios a congresistas y altos funcionarios oficiales. Por convocatoria del presidente a representantes de los sectores políticos se realizó un acto mediático y se llegó a un acuerdo “para cumplir” las demandas de dicha Consulta; seguidamente de manera habilidosa se tramaron artimañas para eludir los propósitos de los ingenuos electores, estrategia que dio resultado pues los integrantes de la Comisión Primera de la Cámara (a excepción de dos) se declararon impedidos para votar asuntos relativos a sus intereses.

 

Es decir, el proyecto para reducir salarios no dio el primer paso y naufragó, o al menos se aplazó mientras acuden a nuevas trabas.  Para quienes algo entendemos de los procesos políticos, es claro que dichos impedimentos constituyen engaños y un descarado cinismo,  pues en muchas ocasiones los congresistas abusando del poder, han sido juez y parte y no se han declarado impedidos para votar asuntos que favorecen  sus intereses, valga el caso de la creación de la Caja de Previsión del Congreso, aspecto que dio origen a un trato preferencial al congresista y en varios casos a astronómicas pensiones  por haber estado un corto tiempo  vinculados como parlamentarios.

El exagerado aumento de las dietas del congresista durante muchos años, superior a la inflación, permitió aumentar su ingreso mensual  de 20 salarios mínimos a 40;  pero este no es el único privilegio, puede afirmarse que es un magnífico negocio ocupar una curul aún sin devengar  salarios, ya que el cúmulo de beneficios es superior, y permite adquirir poder y muchos bienes, por la administración de burocracia y recursos públicos, nombramiento de asesores, injerencia en contratos, altos viáticos, pasajes gratis, o disponer de tiempo y recursos para reelegirse.

Los numerosos y duros comentarios contra el Congreso por parte de lectores registrados  en periódicos acreditados de circulación regional y nacional, demuestran que esta institución es la más corrupta, cínica, menospreciadora del electorado e ilegítima como explicó un columnista del  Diario del Huila, por la forma como se mercantilizó el sistema electoral.  Entonces, es ingenuo esperar reformas que impidan favorecimientos a los entes financiadores de las campañas y menos cuando se trata de intereses directos del congresista, por tanto una remota posibilidad de lograr las reformas requeridas sería que otra Instancia defina los cambios que nunca va a realizar el Congreso, asunto que en las actuales condiciones es improbable, dada nuestra apatía por los asuntos trascendentales que condicionan el desarrollo social.

rodovaldi@hotmail.com

 

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia