La Nación
Clamamos un acuerdo nacional pronto: Alcalde de Pitalito 1 22 junio, 2021
ALDETALLE

Clamamos un acuerdo nacional pronto: Alcalde de Pitalito

El alcalde de Pitalito, Edgar Muñoz Torres, entregó un balance del panorama que enfrenta el ‘Valle de Laboyos’ por cuenta de los bloqueos viales que ya completan dos semanas; destacó que hay expectativas por el corredor humanitario anunciado para hoy y pidió al Gobierno un pronto acuerdo para conjurar el paro y no afectar más la “fracturada economía”.

Lucía Sánchez

Temadeldía@lanación.com.co

Los bloqueos viales que se registran desde hace dos semanas en las principales vías de Colombia y el Huila en el marco del paro nacional, cada día agudizan más el desabastecimiento de alimentos y combustibles en el sur del país y del departamento, advirtió el alcalde de Pitalito, Edgar Muñoz Torres.

En diálogo con LA NACIÓN el mandatario entregó un balance del panorama que enfrenta el ‘Valle de Laboyos’ por cuenta de los cierres viales; destacó que hay expectativas por el corredor humanitario anunciado para hoy, el cual permitirá “dar un respiro” a los municipios con el abastecimiento de bienes y servicios básicos. Además, pidió al Gobierno Nacional dialogar empáticamente con los manifestantes para encontrar soluciones que permitan conjurar el paro pronto, y no afectar más la ya “fracturada economía” que ha ‘sufrido’ los impactos de la pandemia.

Alcalde, ¿cuál es el panorama de Pitalito al cumplirse dos semanas del paro nacional?

En el municipio se han mantenido las actividades artísticas y culturales como mecanismo de expresión pacífica, del sentir de los laboyanos por el modelo de país que todos queremos, lo que ha significado que las movilizaciones no hayan generado ninguna alteración del orden público, privilegiando la vida y la salud. Ha primado una comunicación cordial entre los líderes de la movilización con la institucionalidad y la fuerza pública para blindar estas marchas de afectaciones a la ciudadanía en general, y en especial, los bienes públicos y privados.

A la par de estas marchas están los bloqueos viales, ¿cuál es la situación actual de Pitalito?

Actualmente Pitalito está completamente bloqueado por varios cierres. Hay uno en la vía hacia Acevedo, igualmente en la vía a San Agustín e Isnos, así como en el ingreso al municipio por la vía nacional, incluyendo además unos bloqueos en rutas alternas de vías tercerías. Ante este panorama se agrava cada vez más el desarrollo cotidiano y el ejercicio del trabajo especialmente de los campesinos.

Los diferentes bloqueos han afectado gravemente no solo a Pitalito sino a la región y a los departamentos del Cauca y Putumayo con los cuales compartimos la ruta 45, especialmente por el desabastecimiento de alimentos, hidrocarburos y combustibles, así como por la transitabilidad para el ejercicio cotidiano de quienes usamos las vías en nuestras actividades laborales.

Estas han sido las mayores afectaciones por las cuales aspiramos, clamamos y reclamamos que haya un acuerdo nacional pronto, con un acercamiento entre el presidente Iván Duque y los campesinos, educadores, jóvenes, gremios y los diferentes sectores que participan de esta movilización, para así regresar a la normalidad e impedir que se siga afectando la ya fracturada economía a causa de la COVID-19.

¿Precisamente cuál es el impacto de los bloqueos en la economía del municipio?

La economía del municipio está bloqueada dentro de sus procesos de comercialización y abastecimiento de materias primas. El consumo hoy está liderado por la canasta de abastecimiento que articulamos en la ciudad, para que a través de los mercados campesinos podamos surtir a toda la población de los alimentos básicos y así garantizar la seguridad alimentaria.

Debo destacar que desde el inicio de los bloqueos ha existido un respeto por la misión médica, para el abastecimiento de insumos médico-quirúrgicos y el transporte del oxígeno hospitalario, pero lo que presenta dificultades es la prestación del servicio de combustible. Esperamos que el corredor humanitario establecido para hoy pueda cumplir con el acuerdo del abastecimiento a todos los municipios.

Usted ha hablado con los manifestantes, ¿cuál es el sentir de ellos en los puntos de bloqueo?

Los diferentes sectores protagonistas del paro manifiestan la necesidad de decisiones, algunas son de orden local y por lo cual en el caso de Pitalito ya se han formalizado acuerdos, los manifestantes también reclaman otros aspectos que son de orden departamental en donde han encontrado un gran eco del Gobierno Departamental. Sin embargo, lo estructural de esta movilización solamente se resuelve desde el Gobierno Nacional y es precisamente allí donde deben darse diálogos y concertar acuerdos que permitan normalizar el territorio.

¿Cómo ha sido la articulación con los alcaldes del sur para hacerle frente a esta crisis?

Desde la hora cero y entendiendo la responsabilidad que tiene Pitalito con la región, se convocó a los alcaldes especialmente de los 9 municipios de la región sur, con ellos trazamos unos puntos concretos para abordar desde nuestras competencias esta situación, entendiendo que este paro es contra el Gobierno Nacional.

Además, hemos realizado encuentros con el señor gobernador Luis Enrique Dussán y los alcaldes más cercanos de Caquetá con quienes compartimos vías, para buscar soluciones conjuntas al desabastecimiento básico, pero, además, para que de esta manera podamos desde el nivel regional establecer un mecanismo que les facilite a los líderes de la movilización elevar su mensaje al Gobierno Nacional, es decir, que los gobernadores y alcaldes seamos voceros.

De manera muy especial los alcaldes de la zona sur elaboramos un documento de lo que consideramos deben ser los mínimos requerimientos de un corredor humanitario para evitar el desabastecimiento, y de manera especial, la especulación de precios que normalmente se da en circunstancias de crisis.

Alcalde, sin acuerdos empezaron los diálogos entre el Gobierno y el Comité Nacional del Paro, ¿cuál es el llamado?

A nivel local ha existido una empatía y un diálogo cordial y permanente con los manifestantes, además hemos brindando garantías para el derecho a la movilización social. Esto mismo lo viene replicando el señor Gobernador en el departamento, por lo tanto, queda como expectativa que el Gobierno Nacional haga lo propio, que se acerque a los líderes de los diferentes gremios y sectores en un diálogo sincero y directo el cual permita, en un reconocimiento de las posibilidades que tenemos, una resolución pronta a través de una negociación.