La Nación
“Colombia con 21 millones de pobres es inviable” 1 29 noviembre, 2021
Entrevista

“Colombia con 21 millones de pobres es inviable”

El senador y candidato presidencial del Partido Conservador, David Barguil, habla con LA NACIÓN y plantea una política de crédito barato y masivo para reducir la pobreza en el país. Dice que la carrera presidencial apenas comienza y frente a Gustavo Petro, advierte que sus propuestas son las mismas que tienen a Venezuela en la miseria.

 

 

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

 

Para el senador y candidato presidencial del Partido Conservador, David Barguil, reducir la pobreza en que quedaron millones de colombianos por cuenta de la pandemia debe ser el objetivo del próximo mandatario de los colombianos. Sin embargo, tiene claro que la solución no está en las “propuestas de la izquierda radical”.

En entrevista con LA NACIÓN, Barguil, quien acaba de decidir hacer parte de la Coalición Equipo por Colombia junto con Federico Gutiérrez, Enrique Peñalosa, Juan Carlos Echeverry y Dilian Francisca Toro, dice además que la carrera presidencial “apenas comienza” y que “nadie tiene los votos para llegar solo a la Casa de Nariño”.

 

¿Por qué quiere ser Presidente de Colombia?

Hoy, hay una razón que nos debería unir a todos en un propósito común: esta pandemia, similar a una guerra en la que ha estado más de año y medio el aparato productivo paralizado y se destruyeron millones de empleos y negocios, nos ha dejado con un saldo de más de 21 millones de colombianos en la pobreza, el 42,5% de la población del país. Y hemos dicho desde el partido Conservador que tenemos que liderar un propósito mayor que nos vincule a todos y es el de luchar para sacar a esos colombianos de la pobreza. Ese va a hacer el objetivo y por eso, le hemos metido a esta candidatura alma, vida y corazón. Entristece el alma del país que tantos colombianos estén en la pobreza y vamos a dar esa lucha.

¿Quién es David Barguil?

Yo vengo de Cereté, un pequeño municipio del Caribe colombiano, es decir, soy un hombre de la provincia del país. Tengo una historia de vida que a mí me llena de mucho orgullo: soy un hijo de una maestra, madre cabeza de hogar. De muy niño, mi madre me decía que la educación es la clave, capaz de transformar la vida, y yo me metí eso en la cabeza. Y fui el mejor estudiante del colegio, estuve becado, fui el mejor Icfes de la promoción, me vine a Bogotá con un crédito del Icetex a estudiar. Eso me cambió la vida y hoy estoy aquí como candidato a la Presidencia de la República de Colombia. Y uno de los objetivos tiene que ser que millones de colombianos cumplan también sus sueños y salgan adelante. Desde que he tenido la oportunidad de estar en la vida pública, trabajo a punta de resultados. La gente está mamada de las promesas de los políticos y lo que espera son resultados. Nuestro paso por el Congreso nos deja con un saldo de 15 leyes de importancia para las leyes. Nos hemos atrevido a dar luchas contra sectores poderosos que han abusado de la gente. Por ejemplo, hemos sacado una ley que permite que 10 millones de colombianos salgan del reporte de Datacrédito. También hemos sacado 8 leyes en contra de los abusos de los bancos como retirar los $10 mil pesos del cajero que antes les retenían, que no haya multas por pre-pagar los créditos, que haya productos y servicios gratuitos por el pago de la cuota de manejo, que nos paguen intereses sin importar el saldo que tengamos. Todas estas han sido iniciativas nuestras.

Senador Barguil, una de las mayores preocupaciones de los colombianos tiene que ver con la inseguridad, ¿Qué está proponiendo en este tema?

La inseguridad tiene que abordarse desde dos frentes. El primero, es la política de seguridad antes de la ocurrencia del delito. Debemos hacer unos mapas de calor y frío en todo el país para identificar las zonas más propensas al delito e ir de la mano de alcaldes y gobernadores para que llegue la oferta del Estado a esos territorios como el emprendimiento, el crédito barato, la inversión en infraestructura y los proyectos deportivos. Frente a la ocurrencia del delito, hay que erradicar la droga con todos los mecanismos al alcance, incluida la fumigación. La droga es hoy el combustible de las problemáticas en materia de orden público y seguridad del país. En materia de seguridad ciudadana, hay que hacer un esfuerzo inmenso en inteligencia. Muchos de esos grupos que se dedican al microtráfico son estructuras organizadas y si no tenemos el componente de inteligencia, no las vamos a poder desarticular. También hay que adelantar una política carcelaria porque las cárceles son el epicentro de la criminalidad; ya no son centros de resocialización. Hay que hacer más cárceles. En materia de justicia, se debe castigar a los delincuentes reincidentes.

La corrupción es otro de los grandes males que afecta al país, ¿Qué medidas eficaces se necesitan?

La corrupción está en la inversión pública y hay que acabar con los anticipos. Las obras públicas deben ser sin anticipos y se pagarán dependiendo del avance de obra o sobre avance de la ejecución del proyecto. Debemos ampliar a todas las entidades del Estado los ‘pliegos tipo’ para impedir que haya pliegos hechos al acomodo de un funcionario o los intereses de un contratista. Eso permitiría pluralidad y competencia y que queden en buenas manos. Hay que castigar de por vida no sólo al funcionario público sino a la empresa que caiga en un hecho de corrupción. No puede ser que se le quite el contrato y al año siguiente, esa empresa tenga más contratos con el Estado. Lamentablemente, la corrupción es de doble vía, tanto el funcionario público como el empresario inescrupuloso. Hay que perseguir los dineros fruto de la corrupción.

Usted ha hablado de sacar a muchos colombianos de la pobreza, ¿Cómo hacerlo?

Nosotros tenemos que darle un mayor protagonismo a las regiones. Este modelo centralista que nos receta fórmulas desde el centro del país fracasó, no funciona. Hay que empoderar a las regiones de Colombia. Yo quiero adelantar una política de crédito barato y masivo en el país. Necesitamos dar financiación. A la gente hay que impulsarle su idea, su negocio, su capacidad. En Estados Unidos, le prestan para el carro, la casa, el negocio, la educación, pero barato. Aquí en Colombia a la gente no le prestan y si le prestan, es caro. Hay que fortalecer el Banco Agrario y Finagro, pero esto no se logra solo con banca pública. Yo lo que propongo es que tengamos más bancos, entre bancos tradicionales y digitales, y para eso, se debe quitar la alta restricción, la cual se la han inventado para que no le llegue competencia a los dueños de este país. Más financiación y más crédito barato es lo que necesitamos. También es importante en el país adelantar una política para entregar títulos a los más pobres. Vamos a facultar a los alcaldes para que reemplacen a los notarios y en un plazo máximo de seis meses, expidan los títulos de propiedad de sus predios a los más pobres. Este tipo de políticas van a empujar a los colombianos. El colombiano tiene mucho talento, pero necesita es un empujoncito.

Le pregunto ahora por la carrera presidencial. A 6 meses de las elecciones, ¿Qué radiografía tiene?

El mensaje es que hay que juntarse. Esto no se lo gana nadie solo. Nadie tiene los votos para llegar solo a la Casa de Nariño. Y hay que juntarse, pero esas alianzas se deben dar en virtud de unos propósitos. Cada candidato tiene sus ideas, pero tiene que haber propósitos comunes para ver cómo hacemos para sacar a los colombianos que están en la pobreza. Este debe ser un mantra en nuestras cabezas porque un país con 21 millones de pobres se vuelve inviable. Acabar con la pobreza tiene que ser un objetivo central de cualquier acuerdo que se haga.

¿Al interior del Partido Conservador sí están con usted?

Estamos haciendo la tarea. Yo estoy muy contento porque nunca había visto tanta unidad en el Partido. En el pasado, cuando el conservatismo ha tenido candidatura la gente ha estado dividida. Alrededor de nuestro nombre, ha habido unidad. La bancada parlamentaria está conmigo, las nuevas generaciones y la base conservadora se han pronunciado. Yo tuve la inmensa oportunidad de ser presidente del Partido con 32 años de edad y hoy el objetivo es recorrer el país, hacer la tarea, levantando la cabeza. El Partido Conservador ha sido apéndice de los gobiernos de turno, hemos sido el vagón de cola del tren. ¡Ya no más! Le estamos diciendo ahora el país que el Partido Conservador renueva su vocación de poder. Siento al Partido hoy levantándonos y con ganas. Nuestros principios están más vigentes que nunca: creer en Dios no está pasado de moda, creer en defender la familia no está pasado de moda, creer en el orden y la seguridad como un pilar del Estado no está pasado de moda, defender la democracia no está pasado de moda, defender la propiedad privada no está pasado de moda, defender la libertad sin privilegios no está pasado de moda. Vamos a levantar esos valores conservadores.

¿Por qué algunos como el exministro Mauricio Cárdenas Santamaría, quien estuvo hace poco en Neiva, dicen que su nombre no representa experiencia?

Si es la experiencia de defender a los banqueros de este país, claro que no. Si es la experiencia de defender a unos poderosos, claro que no. Esa experiencia no la quiero ni nos gusta porque esa experiencia es la que tiene a este país en los peores lugares de desigualdad en el mundo. Eso lo han generado quienes han estado al frente de la política económica. Tengo no sólo la formación académica sino experiencia territorial. Yo he liderado un equipo que ha transformado ciudades intermedias como Montería. Cuando llegamos a Montería, los indicadores eran los peores en materia de educación, salud, seguridad y desarrollo urbano y hoy es ejemplo de ciudades por el buen manejo de los recursos públicos con las distintas alcaldías que nosotros hemos liderado.

El exgobernador de Antioquia y también aspirante presidencial Sergio Fajardo ha dicho que usted es del Partido Conservador, “que ha estado en el poder, que está asociado a este Gobierno”, ¿Qué responde?

Él dijo eso en Montería y yo le dije: dese una vueltica por Montería para que vea lo que es buen gobierno. Fajardo prometió la Antioquia más educada cuando fue gobernador, pero retrocedió en este indicador. También le digo que se dé una vueltica por la gente que lo está rodeando porque hay mucho político tradicional también. A los políticos tradicionales que están con él, a Fajardo si les gusta, pero los que están en otros sectores, sí son sujetos de críticas. Esa doble moral nos tiene jodidos.

Senador Barguil, ¿Qué piensa que Petro esté hoy liderando las encuestas?

Esa foto ya la hemos visto. Hace cuatro años la vimos. Esto apenas comienza. Nuestra candidatura surgió hace poco. En 1999, en Venezuela, la pobreza era del 42,8%; hoy la pandemia en Colombia nos deja el 42,5%. La misma pobreza de que cuando llegó Chávez al poder. Y esto genera un clima de desesperanza por parte de la gente y el peligro es que allá en Venezuela esa desesperanza le abrió la puerta a propuestas populistas como regular precios, gastarse el ahorro pensional. Aquí se han atrevido más, han dicho que van a acabar con la industria del petróleo y la minería, que genera $23 billones. Ni Chávez se atrevió a decir eso. Entonces, propuestas como esas generaron que hoy el 96% de Venezuela viva en la pobreza; destruyeron el aparato productivo. La solución no son esas propuestas de la izquierda radical, pero tampoco mantener un statu quo y defender las políticas de siempre que han enriquecido a los poderosos de este país. Eso hay que cambiarlo.

Petro ha propuesto, entre otras cosas, bajar el precio de los arriendos, ¿Es posible?

Eso fue lo de Venezuela, igualito, regular precios a través de un decreto del Estado. Si usted se mete a regular los precios de la economía, destruye el aparato productivo, no habrá inversión desde el sector privado para los sectores económicos. El Estado solo no puede; está probado. Y en donde lo han intentado hacer, han fracasado. En Cuba, solo hay miseria. En Venezuela, que era uno de los países más ricos de Latinoamérica y con las mayores reservas de petróleo del mundo, hay miseria.

¿Cuándo viene al Huila?

Esperamos ir muy pronto. Estamos coordinando con la senadora Esperanza Andrade, con el representante Jaime Felipe Lozada y con los directorios departamental y municipales. Vamos a hacer la tarea de recorrer el Huila. Yo he estado en varias oportunidades, es una tierra que quiero mucho, es una tierra llena de potencialidades.