La Nación
"Colombia debe seguir exportando más" 1 11 agosto, 2022
Entrevista

“Colombia debe seguir exportando más”

El saliente ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, hace un balance y destaca la recuperación de los empleos perdidos en pandemia. En entrevista con LA NACIÓN, le sugiere al nuevo gobierno que el país debe seguir por la senda de la “generación de empresa, de más inversión y más exportaciones”.

 

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

La recuperación de los empleos perdidos en pandemia es para el saliente ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, uno de los hechos más importantes del gobierno de Iván Duque. Restrepo Abondano habló con LA NACIÓN.

¿Cómo deja el gobierno Duque la economía colombiana?

Se deja con un crecimiento que en el 2021 fue el más alto en la historia del país, el cuarto más alto en los países de la Ocde, y que en el 2022, con el 6,5%, será el número uno en los países de la Ocde; en el primer trimestre tuvo un crecimiento superior al 8% y que ya en el mes de abril, según el índice de seguimiento a la actividad económica, desborda el 12%. Significa esto que es una economía que está creciendo de una manera pujante, fruto de una reactivación que ha sido exitosa. The Economist lo dice recientemente cuando ubica a Colombia en el segundo lugar del mundo de las economías que mejor se reactivaron internacionalmente. Pero, es un crecimiento que tiene un sentido social, que ha tenido corazón. Es un crecimiento y una reactivación que ya recuperó el 100% del empleo que se perdió en la pandemia. 5,7 millones de empleos se recuperaron. Es un crecimiento y una reactivación que ha logrado sacar a 1,4 millones de colombianos de la pobreza extrema y que en materia de equidad, logró llevar el coeficiente de inequidad a los niveles que teníamos antes de pandemia. Quiere decir que ha sido una reactivación exitosa desde el punto de vista social. De la misma manera, este ha sido un crecimiento y una reactivación que logra hoy los aportes en seguridad social más altos en la historia del país, es decir que se ha generado empleo y empleo formal.

¿En qué nivel queda el endeudamiento público?

Estamos dejando una economía que si bien, en medio de la pandemia nos obligó a elevar el déficit fiscal y a elevar los niveles de deuda pública, hizo un ajuste gradual y ordenado de las finanzas públicas más acelerado de lo que teníamos previsto. Solamente entre el 2021 y el 2022, hemos disminuido el déficit fiscal en tres puntos porcentuales y hemos logrado que el nivel de deuda pública llegue al 56,5%, lo que significa que alcanzaremos el nivel ancla de deuda pública, que es el nivel mínimo que la regla fiscal establece para un país como Colombia. Estamos dejando también una economía que tiene ya nuevos instrumentos de financiación como los bonos verdes. Estamos dejando, así mismo, una economía que está generando un récord en materia de recaudo tributario.

¿Qué fue clave para recuperar los empleos perdidos producto de la crisis del coronavirus?

Yo diría que fue una combinación de factores: primero, creciendo y creciendo más de lo previsto. El crecimiento siempre genera empleo. En segundo lugar, protegiendo el empleo. Se diseñó una estrategia contra cíclica en medio de la pandemia que incluyó instrumentos como, por ejemplo, el subsidio a la nómina que protegió 4,5 millones de empleos, y los incentivos para la creación de empleo. Y porque hemos venido acompañando sectores claves para generar empleo, especialmente, empleo femenino; es el caso de los sectores gastronómico y turismo, que tuvieron momentos muy difíciles en la pandemia, pero que fueron arropados con incentivos novedosos durante la pandemia y aún este año. Finalmente, porque ha habido un esfuerzo contra cíclico en inversión en sectores claves para la generación de empleo como la vivienda e infraestructura. Esos dos sectores han sido absolutamente críticos para generar oportunidades laborales.

¿Qué significó para usted haber sido en este gobierno ministro de Comercio y ministro de Hacienda?

Ha sido el honor más grande que he tenido, de poder servirle a los colombianos y al país. Para mí fue gratificante el hecho de poderle contribuir con instrumentos nuevos para el sector empresarial desde el Ministerio de Comercio y el haber participado en la Ley de Inversión Social, que es la plataforma más importante de reactivación económica y de propósito social que se ha construido en Colombia recientemente.

¿A qué atribuye que fuera considerado siempre el ministro estrella del gobierno Duque?

A nada distinto que al liderazgo del presidente Duque y del trabajo de los demás colegas de los otros ministerios.

Como ministro de Hacienda, ¿qué momentos fueron difíciles?

Todos. El ministerio de Hacienda es como una licuadora, usted amanece todos los días en medio de alguna dificultad y en medio de ella, tiene que salir avante al cierre del día. Al inicio de esta gestión, estábamos en un momento muy difícil como país; yo diría que uno de los más difíciles en la historia reciente de Colombia. Ustedes recordarán las circunstancias en las cuales ingreso como ministro de Hacienda y el desafío más complejo fue sin duda alguna, lograr consensos; el sector empresarial tuvo grandeza para sacar adelante esa reforma fiscal que ha sido la más alta en valor absoluto en el país y que ha logrado beneficiar a 29 millones de colombianos con transferencias monetarias y programas sociales como Ingreso Solidario, Familias en Acción, Jóvenes en Acción y Adulto Mayor.

¿Cómo se ha llevado a cabo el proceso de empalme con el gobierno entrante?

Ha sido un proceso armónico e institucional, que ha garantizado que haya continuidad en la prestación del servicio. De la misma forma, hemos hecho un conjunto de actividades que garantizan la transparencia. Eso se logra además con instrumentos como el ‘Datálogo’, que es un plataforma electrónica en donde está la totalidad de los informes sectoriales para que el país los conozca también. Se han realizado 24 comités sectoriales, 10 subcomités transversales y más de 200 reuniones en distintas carteras en temas misionales, se han entregado más de 150 informes y ayudas de memoria.

¿Qué recomendaciones le hace a su sucesor José Antonio Ocampo?

La verdad: no le hago recomendaciones porque me parece irrespetuoso hacerle recomendaciones a un gobierno entrante. Lo importante es que se construya sobre lo construido, que significa que lo que no sirva se cambie; que lo que sirva, ojalá, se potencie, y que lo bueno que haya hecho este Gobierno, sea multiplicado. El futuro de este país necesita un acento especial en construir esperanza y visión de futuro de nación, lo cual significa construir un país que sea más sostenible desde lo social, en donde haya más oportunidades para todos, más capacidad de generación de empresa, más emprendimiento; un país en donde haya sostenibilidad fiscal, es decir, que continúe en la senda del ajuste gradual y ordenado de las finanzas públicas, del crecimiento económico, con más inversión, más exportaciones. Ojalá, se construya desde el éxito de tener hoy en día las exportaciones no mineras más altas de la historia del país, con una demostración de que hay una diversificación de la canasta exportadora; que se continúe también en la senda de un país más sostenible en lo ambiental, más consciente del medio ambiente, en el cumplimiento de los objetivos de largo plazo como lo es reducir el 51% de los gases efecto invernadero para el 2030 y ser carbono neutral en el 2050; y que se construya desde los esfuerzos de la revolución energética que llevaron a que Colombia transitara desde los 40 megavatios a más de 2.500 megavatios en este año, es decir, el 14% de la producción energética limpia de Colombia.

¿Qué cree que debe hacer el nuevo gobierno ante la coyuntura actual relacionada con la subida del dólar?

El aumento en el precio del dólar responde a situaciones, en primer lugar, de carácter internacional. Estamos enfrentando lo mismo que están enfrentando otros países del mundo, como por ejemplo, los países de la Unión Europea con el euro; el euro se ha devaluado significativamente mientras que el dólar se ha fortalecido. Eso responde a las preocupaciones que existen a nivel global sobre una eventual recesión en los Estados Unidos o sobre el fenómeno inflacionario en Estados Unidos y en el mundo. Eso lleva normalmente a demandar moneda refugio y en este caso, el dólar se convierte en una moneda refugio. Responde también a la caída de los commodities internacionales por esa eventual recesión que ha llevado a que países como el nuestro que son naciones productoras de petróleo, vean una disminución en sus precios. Y responde igualmente a las decisiones de la Reserva Federal de los Estados Unidos. Creo que desde la perspectiva local, es importante enviar mensajes de certidumbre, que consistes en dar claridad sobre la visión de futuro en materia económica para que la moneda tienda de nuevo un proceso de estabilización y evite estos momentos de volatilidad.

Como economista, ¿por qué a los colombianos debe preocuparles lo que pase en Estados Unidos en materia económica?

Para el mundo preocuparía un escenario de recesión en los Estados Unidos. Colombia es un país que tiene como un gran socio comercial a los Estados Unidos. Es un hecho que a pesar de eso, el Fondo Monetario Internacional ubicó a Colombia como uno de los países a los que más le aumentó el pronóstico de crecimiento; el Banco Mundial lo ubicó en más del doble de crecimiento en América latina para este año; y en el caso de la Ocde, lo ubica en el primer lugar en crecimiento. Eso quiere decir que ven a Colombia en una perspectiva importante en materia de crecimiento y de allí, la necesidad de enviar mensajes contundentes y claros para el sector empresarial, que es el que finalmente genera vigor en la dinámica económica del país.

¿Qué le augura a la reforma tributaria que ya está planteando el gobierno de Gustavo Petro?

Es una iniciativa que está en proceso de construcción y Colombia no conoce todavía todos los detalles. Lo que sí espero es que sea un instrumento en donde tengamos absoluta claridad sobre cuáles son las fuentes y cuáles son los montos y cómo este se va a convertir en un instrumento a través del cual se puede jalonar el crecimiento a largo plazo. Cuando nosotros hicimos el marco fiscal de mediano plazo, dejamos allí, que dado el crecimiento, el recaudo tributario y la austeridad en el gasto público y lucha contra la evasión, un escenario en el que a corto plazo no se necesitan recursos adicionales. Obvio, también dijimos, que si el próximo Gobierno quiere tener más gasto, más inversión pública, nuevos apetitos en materia de destinación de recursos, debe buscar fuentes alternativas de financiación. Me imagino que eso es lo que están buscando. Creo que estamos en el preludio de tener absoluta claridad y certeza sobre los montos y las fuentes de una eventual reforma fiscal.

¿Qué mensaje les envía a los colombianos que están bajo una gran incertidumbre y piensan abandonar el país?

Este no es un momento para irse de Colombia. Esta es una nación que tiene en lo estructural activos muy poderosos, arrancando por su talento humano, continuando con su biodiversidad, siguiendo con su cultura y su diversidad étnica. Es un país que en lo esencial es una tierra de oportunidades. El mensaje es a que sigamos aquí, haciendo todos los esfuerzos por seguir trabajando y con resiliencia.

¿Qué significó el Huila para el gobierno de Iván Duque?

El Huila ha sido una de mis tierras favoritas. En mi condición de ministro de Comercio, recorrí el Huila y contribuí al crecimiento de la dinámica del sector turístico. En medio de la pandemia, tuve siempre en mis acciones al departamento del Huila para motivar la dinámica productiva, especialmente, en los sectores agroindustriales y de turismo. Hice un gran esfuerzo por contribuir a que el Huila exportara más. Cómo no destacar el importante papel que juega el Huila en exportación de tilapia a los Estados Unidos. El Huila es un departamento que tiene una pujanza empresarial como pocos, que ha venido además fortaleciendo las industrias de servicios basados en conocimiento. Ojalá, siga en esa misma senda. El Huila tiene un enorme potencial para ser protagonista de un turismo sostenible. Como ministro de Hacienda, vi al Huila como un protagonista en la reactivación económica de nuestro país.

 ¿A qué se va a dedicar una vez deje el Gobierno?

Lo primero es darle de nuevo un abrazo a mi señora y a mis hijos. En estos cargos lo que más sufre es la familia porque se le dedica muy tiempo a ella. Retornaré a lo que me genera más pasión: el ejercicio de la cátedra; espero que alguna universidad en el Huila me pueda recibir para dar clases sobre temas económicos. Ya veremos que nos depara de ahí en adelante la vida.