La Nación
Colombia: época de definiciones económicas, políticas e institucionales 1 2 diciembre, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Colombia: época de definiciones económicas, políticas e institucionales

La humanidad está sometida, en términos generales,  a los resultados y efectos del desarrollo y globalización del conocimiento, en general y al pasmoso y vertiginoso  desarrollo científico y tecnológico y desaciertos y mediocridad de gobernantes. Estas circunstancias y hechos indiscutibles e innegables del devenir internacional, facilitaron y permitieron la consolidación del modelo económico-político capitalista, llevado a niveles de dominación económica, política  y militar, hasta final del siglo XX, como se advierte.

Dicha concentración de riqueza y poder, fue logrado por  unas pocas naciones, convertidas en polos de desarrollo, con la consecuente concentración de la riqueza y poder geopolítico-económico y militar, exclusivos.

La concentración de la riqueza en pocas manos y en pocas naciones, siempre conlleva la acentuación y concentración de la pobreza en las mayorías nacionales. Lo ha demostrado el transcurso del tiempo. Igual situación ocurre y experimenta  cada nación, con cualquier nivel de desarrollo que alcance, en todo el planeta.  Es un hecho concreto, innegable.

 Los dos modelos económicos-políticos más promocionados y expandidos en el tiempo, con sus soportes ideológicos-políticos, comunismo y capitalismo, ya demostraron ampliamente su incapacidad de lograr desarrollo socioeconómico equitativo, aceptable y coherente con básicas condiciones de vida digna y racional distribución del ingreso.

Los acontecimientos políticos y económicos, que surgen y se dinamizan desde finales del  siglo XX, tal como se evidencian en todo el planeta, estimula el surgimiento de nuevos centros de poder político, económico y comercial.

En Latinoamérica se activa una gran ebullición política, con el ascenso al poder de nuevos gobernantes, decididos a restablecer soberanía, impulsar desarrollo nacional independiente y construir y solidificar verdaderas democracias e inclusión social.

La concentración de la riqueza, en unas pocas naciones, tiene antecedentes y causas específicas que la explican, pero para el propósito del presente escrito, es preferible detenernos en considerar sus efectos, aunque sea a groso modo y plantear urgente decisiones, que debe tomar, con carácter de Políticas de Estado, el nuevo gobierno, en cabeza del presidente Petro.

Algunos países, en determinadas áreas del planeta, mediante políticas de estado, institucionalizadas para lograr desarrollo nacional integral, esto quiere decir, desarrollo económico, intelectual, científico y cultural, lo más equitativamente  posible, después de años han logrado niveles y calidad de vida, aceptables para las mayorías nacionales. Y además, menor concentración del ingreso y la riqueza en pocas manos, aunque se mantiene la concentración de la riqueza, en todas las naciones.

Hay consenso, en que siempre,  en las  naciones en que  ha sido posible, al menos en proporción  mínimamente  aceptable, distribución del patrimonio y del ingreso, lo han logrado a través de la participación accionaria, en empresas productivas y de ingresos que permiten  generación de fuentes de trabajo rentable y producción con racionales  niveles de productividad y rentabilidad.

Con fundamento en las consideraciones anteriores,  debemos ser conscientes de que Colombia desde su independencia, ha permanecido en  polo opuesto. Llevamos más de doscientos años de precario desarrollo nacional, intelectual, científico y social. Ahí está el quid del problema.

Colombia lleva más de doscientos años, padeciendo los efectos y resultados de la torpeza, la mediocridad y perversidad de gobiernos representantes de élites, soportadas en la riqueza, representada en la propiedad de las mejores tierras y en el usufructo del poder, la politiquería, el clientelismo y la corrupción.

Pero Colombia, en el presente año, mediante un viraje político de 180 grados, comienza a experimentar un nuevo enfoque, estilo y conciencia del ejercicio del poder público, con visión económica, política y social, que permite esperar cambios de fondo, en las políticas de estado, sobre el manejo y desarrollo económico, sobre la seguridad ciudadana,  los derechos sociales y la redistribución del ingreso.

En los presentes días, desarrollan a nivel nacional, eventos destinados al análisis de la problemática socioeconómica nacional y planteamiento de soluciones concretas y sustentables económica y socialmente, que se definen en el Plan de Desarrollo Nacional.

Los enemigos del cambio, que consideran  que los cambios los afectan, en sus mezquinos interese, ya están recurriendo hasta ha manifestaciones públicas, contra el nuevo gobierno,  con el propósito de defender sus riquezas y retomar el poder y refundar organizaciones criminales, como  las autodefensas, patrimonio criminal de la derecha y ultraderecha.

Con  la nueva estructura de poder y modelo político administrativo, del nuevo gobierno, deben Institucionalizarse Políticas de Estado, consonantes con respuestas a los nuevos desafíos, sociales, políticos, económicos y de soberanía nacional,  para proteger y conservar el Medio Ambiente y lograr desarrollo nacional integral. Sin desarrollo integral equitativo y redistribución del ingreso no es posible construir desarrollo socioeconómico general e integral. En consecuencia:

1.-El gobierno del Presidente Petro, debe analizar y buscar las condiciones de institucionalizar  la participación accionaria de los trabajadores de las empresas y en lo posible, la participación porcentual, de particulares.  Es medida especial para la democratización  accionaria y redistribución del ingreso.

2.-En conservación del Medio Ambiente y la vida: Definir y Ordenar la conservación la de todas  las Rondas de todas las fuentes superficiales de manera que la mínima, sean  de 30 metros a cada lado, para caudales medios, inferiores  a 10 metros cúbicos   y  de ese volumen en adelante, el ancho de la reserva lateral a la fuente, debe ser igual al caudal medio de la correspondiente fuente superficial.

3.-Declarar  zonas de reserva las cuencas y sub-cuencas de alta pendiente, consideradas como tales, las superiores al 45%, sobre el horizonte, de esas mismas fuentes superficiales. Debe hacerse efectivo, y articularse con un Ordenamiento del Uso de la Tierra a Nivel Nacional, estrictamente técnico-ambiental y debe  complementarse  con una Reforma Agraria Integral y los ordenamientos territoriales, Regionales y locales.

4.-Ordenar  control oficial a los desarrollos agropecuarios,   para agricultura y ganadería, de manera que, únicamente puedan destinarse u usarse  suelos de superficie horizontal, ondulados y con pendientes que no superen los 45sobre la horizontal.

5.-Las Corporaciones  Autónomas Regionales, deben ser reestructuradas y deben redefinirles funciones y controles precisos, en todos los casos con sanciones por incumplimiento de funciones.

6-Debe, el actual gobierno,  Ordenar desarrollar en todos los municipios, EL PLAN DE GESTIÓN INTEGRAL DE RESIDUOS SOLIDOS. El manejo de las basuras en Colombia es un negocio  dominado por el cáncer de la corrupción, el clientelismo y la politiquería.

7-Fijar término, para que cada municipio, disponga  de Tratamiento de las Aguas Residuales, ordenando que siempre tienen que localizarse o ubicarse, la infraestructura de tratamiento, de las AR,  fuera del perímetro urbano y sub-urbano y debe disponer de espacio para ampliaciones futuras, son, entre otros, componentes del desarrollo requerido, en la reconstrucción y desarrollo integral de la nación, con la que debemos solidarizarnos todos los colombianos. 01-10-2022