La Nación
COVID-19: ¿funcionan las vacunas? 1 29 noviembre, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

COVID-19: ¿funcionan las vacunas?

Rodrigo A. Lara Sánchez

Casi un año después de haber iniciado la vacunación contra el COVID-19 seguimos teniendo picos y un alto número de casos. A pesar del progreso en la vacunación en lugares como el Reino Unido, Alemania, los Países Bajos, entre otros, aún se está presentado un elevado número de casos diarios. Entonces, ¿sirve la vacunación contra el COVID?

Indudablemente los resultados respecto a enfermedad grave y hospitalización son ostensiblemente mejores en población vacunada respecto a los no vacunados. Las vacunas protegen de la enfermedad grave y la muerte.

En Colombia, afortunadamente, no hemos observado hasta el momento un nuevo pico. Los casos se incrementan poco sin llegar a desaparecer; a lo mejor no se presentará de forma tan estrepitosa como los anteriores, consecuencia de la inmunidad natural de rebaño y de la vacunación que avanza a buen ritmo pues hoy más del 50% de la población se encuentra vacunada. Existe evidencia suficiente de que haber padecido de la enfermedad protege de una nueva infección por el virus. Sin embargo, todavía no hay certeza sobre la duración en el tiempo de esta protección natural, por lo que la recomendación es vacunarse a pesar de haber estado contagiado.

El otro interrogante es la necesidad de la tercera dosis. Mucho se ha especulado sobre este tema; sin embargo, la recomendación es reforzar la respuesta inmunitaria con una dosis adicional, independiente de la vacuna. No importa el tipo que se aplique en la tercera dosis, seis meses después de haber completado el esquema inicial. Faltan aún resultados a más largo plazo, no obstante, lo que está sucediendo en Europa justifica también la aplicación de una dosis adicional; nuevos casos en personas vacunadas hacen pensar en la necesidad de reforzar la inmunidad contra el virus.

Quizás falte mucho camino por recorrer respecto a la cura del COVID, desarrollar nuevos medicamentos efectivos contra la enfermedad y mejoras en las vacunas que impidan el contagio de la enfermedad y el riesgo de muerte, sin demeritar lo logrado en tiempo récord en este campo. La ciencia continúa trabajando en la respuesta al SARSCOV 2, que dos años después continúa siendo una realidad.