La Nación
¿Cuál es la fórmula para tener niños saludables? 1 24 octubre, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

¿Cuál es la fórmula para tener niños saludables?

María Carmenza Cuenca A.

 

Hoy quiero responder a una pregunta que con frecuencia me realizan en consulta… ¿cuál es la fórmula para tener niños saludables? Y realmente más que una fórmula, la salud de los niños se basa en 3 pilares que son alimentación saludable los 1000 primeros días, nacimiento y crianza respetuosa, vacunación.

Empecemos hablando de la alimentación durante los 1000 primeros días, estos días corresponden a los 270 días del embarazo, 365 días del primer año y 365 días del segundo año de vida. Lo que quiere decir que la salud de nuestros hijos empieza con la calidad de alimentación que tenemos nosotras como madres durante nuestro embarazo. La alimentación es uno de esos factores que se consideran dentro de la epigenética como determinantes en la expresión de los genes. Es decir que desde el vientre materno la alimentación que recibimos nosotras como madres va a influir la salud de nuestros hijos programándolos metabólicamente para su vida adulta. Así que, desde el embarazo, debe ser prioritario una buena nutrición, tanto en micro como en macronutrientes. Pero el impacto de la alimentación no termina ahí…la alimentación durante los 2 primeros años de vida es crucial para la salud a corto y largo plazo y además en la adquisición de buenos hábitos de vida.

Los primeros 6 meses de vida la recomendación es clara y es lactancia materna recordando no solo las ventajas a nivel nutricional, sino también ventajas a nivel inmunológico, metabólico, infeccioso y esto solo hablando del niño. A partir de los 6 meses y hasta el año de edad  la leche debe continuar siendo el alimento principal y se inicia la alimentación complementaria, teniendo en cuenta que en la alimentación complementaria se deben iniciar tempranamente los 4 grupos de alimentos (frutas, verduras, proteínas, cereales) y se debe comprender que una alimentación saludable para esta edad no radica solamente en la calidad nutricional de los alimentos, sino en un ambiente adecuado y agradable a la hora de las comidas y en cuidadores receptivos (alimentación perceptiva).

A partir del año y hasta los 2 años de edad, la alimentación con sólidos debe ser lo principal, teniendo en cuenta que se considera saludable una alimentación completa y variada, una alimentación en la que se transmita además de los factores nutricionales, conductas apropiadas para la edad, donde se involucre la familia entera en las comidas y se haga de la comida familiar momentos cotidianos de aprendizaje de valores.

Lo segundo es un nacimiento y crianza respetuosa y sobre este tema no me voy a extender el día de hoy, quiero simplemente resaltar que tanto en el nacimiento como en la crianza se deben respetar los propios tiempos y vivir los procesos conscientemente, se debe respetar y valorar la individualidad…se debe valorar lo simple, lo natural y el amor por encima de la inmediatez, la prisa y lo plástico. Se debe aprender a cometer errores y a reparar. Se debe aprender de empatía y solidaridad. Y no olvidar nuestra gran responsabilidad como padres y cuidadores y es estar presentes y ser responsivos…es decir, no solo estar ahí, sino responder e interactuar con nuestros hijos.

Por último, vacunación y en este punto se debe ser radical… no hay conducta médica que haya impactado tanto la historia de la salud como las vacunas…así que los invito a que revisen el carnet de vacunación de sus hijos y si hay vacunas faltando deben completarlas. Vacunas completas es decirle SI a la buena salud de tus hijos.

 

Maria Carmenza Cuenca A.

Pediatra-Neonatóloga y Doula

dramcuenca@gmail.com