La Nación
Disfrazado de presidente 1 6 diciembre, 2021
OPINIÓN COLUMNISTAS

Disfrazado de presidente

Francisco José García Lara

“Iván el cínico” actúa contradictoriamente, principalmente cuando se disfraza de presidente para aparentar que gobierna.

Salió vociferante, con cara de bravo, rechazando la apología al nazismo que hicieron en una escuela de la policía, y considerando que era un acto indigno, ordenó destituir al director.

Pero al desfachatado que supuestamente preside este país no le pareció deplorable que integrantes de la policía dispararan y asesinaran a 10 manifestantes en los hechos de septiembre de 2020. Tampoco rechazó la actitud pasiva de otros miembros de la misma institución que permitieron a civiles disparar en las protestas con ocasión del paro nacional.

Al contrario, en la primera ocasión se vistió con chaqueta de la policía y visitó algunos CAI para respaldar la institución, y en la segunda, ordenó que se investigaran los hechos desestimando la gravedad de los mismos afirmando que eran armas traumáticas.

Lo complicado es que además del elogio al nazismo en la escuela de la policía, que debe ser rechazado de manera contundente, hace un tiempo quien actualmente ejerce como embajador ante un organismo multilateral, aseguró que el holocausto nazi no existió. De la misma manera, una de las candidatas del centro democrático afirmó que los crímenes de esa ideología alemana habían sido un invento para atacar a la derecha, es decir, que en el partido de gobierno existen tendencias que consideran que la barbarie que se cometió contra los judíos es una entelequia de la historia.

Algunos columnistas interpretaron que los continuos viajes al exterior del remedo de presidente que tenemos, se debían a que por fuera del país se sentía y lo respetaban como tal, situación que no se daba en Colombia donde la percepción general, sin duda acertada, es que se trata de un badulaque que fue impuesto por el “gran colombiano” para gobernar en cuerpo ajeno.

El verdadero peligro es que de vez en cuando el desvergonzado fulano se siente presidente y entonces asume actitudes contradictorias, manda mensajes erróneos, toma decisiones absurdas, y cuando no lo hace en carne propia, son sus subalternos quienes públicamente meten las de caminar, por ejemplo, declarando enemigas a naciones con las que tenemos relaciones diplomáticas.

Lo mejor de este gobierno es que le faltan nueve meses de periodo constitucional, ojalá sea el fin del engendro que nos ha gobernado en los últimos 20 años, que como resultado nos ha dejado a un sujeto disfrazado de presidente, que le hace menos daño a Colombia y a la democracia, quedándose callado o permaneciendo fuera del país hasta el próximo 7 de agosto.

garcia.francisco@javeriana.edu.co