La Nación
Dolor y rechazo por asesinato de jóvenes en puesto de control militar 1 1 diciembre, 2020
ALDETALLE

Dolor y rechazo por asesinato de jóvenes en puesto de control militar

Centenares de personas marcharon ayer por las calles de San Agustín para pedir justicia por el asesinato de los menores Joselino Irua Delgado de 14 años y Emerson Alejandro Dussán Puentes de 16 años, a manos de un uniformado del Ejército en hechos ocurridos en la noche del domingo.

Lucía Sánchez

Temadeldía@lanación.com.co

En San Agustín no cesa la consternación e indignación por el asesinato de dos menores en un puesto de control militar ubicado en zona rural de ese municipio en la noche del domingo.

El día de ayer en esa población del sur del Huila se vivió una marcha en rechazo al homicidio de los adolescentes Joselino Irua Delgado de 14 años y Emerson Alejandro Dussán Puentes de 16 años de edad, víctimas del ataque armado perpetrado por un uniformado del Ejército.

Con globos blancos y carteles con mensajes como “nos están matando” y ” paremos a la muerte llenando de vida las calles”, centenares de personas caminaron por las vías de la ‘Capital Arqueológica’ en símbolo de protesta por el asesinato de los menores campesinos.

La joven concejala de ese municipio, Julieth Galidez, expresó que “San Agustín está de luto, indignado, y rechaza totalmente estos actos violentos, hechos que nos frustran y llenan de miedo”.

Manifestó, además, que nada justifica los asesinatos, “no podemos buscar razones o motivos, al contrario, debemos insistir en que se haga justicia por los niños asesinados, por el dolor y la indignación que siente el municipio a causa de este hecho que marca la historia de la localidad y remueve el flagelo de la violencia”.

La cabildante más joven de San Agustín exigió a las autoridades hacer justicia e hizo una invitación a unir esfuerzos para pensar estrategias conjuntas con la comunidad en pro de la garantía del derecho a la vida y la construcción de una verdadera paz.

Familias exigen justicia

Las familias de los jóvenes asesinados reclaman justicia en medio del dolor y el rechazo por la pérdida de sus seres queridos.

En diálogo con LA NACIÓN, Laura Dussán Puentes, hermana del menor de 16 años, refutó la versión presentada por fuentes oficiales, aseguró que “la gente que estuvo ahí (en el retén militar) dice que el Ejército en ningún momento les hizo la señal de pare (a los jóvenes)”, al tiempo que reclamó por el reprochable comportamiento de la Fuerza Pública, “ellos están para ayudarnos no para hacernos daño, queremos que este caso no quede en la impunidad”, dijo.

La joven mujer recuerda a su hermano Emerson Alejandro como un joven alegre, compañerista y estudioso; resalta que la pasión del menor por los deportes, lo llevó a definir desde temprana edad qué profesión le gustaría ejercer.  “Mi hermanito estaba cursando grado séptimo, decía que le gustaría mucho estudiar mecánica automotriz, tal vez porque le gustaban las motos”, comentó.

También lamentó la trágica pérdida del menor de la familia. “Nosotros somos tres hermanos, él era el niño de la casa, es una pérdida que no se puede comparar”.

El drama de la familia Dussán Puentes, dedicada a la producción de panela, es compartido con la familia del menor Joselino Irua Delgado de 14 años, la otra víctima fatal.

En comunicación con LA NACIÓN Cristina Irua Delgado, hermana del adolescente, quien conducía la motocicleta en aquella fatídica noche, repudió el hecho y exigió justicia. “Un joven como mi hermano murió sin hacer nada malo, ellos eran inocentes”, expresó.

La joven además resaltó que su hermano “era un menor de edad que trabajaba en labores del campo para sostenerse, porque nosotros (la familia) fuimos desplazados cuando yo era pequeña, entonces a todos nos ha tocado trabajar”.

Contó que Joselino, amante de los deportes al igual que su amigo Emerson, también fallecido, solo estudió hasta grado quinto de primaria puesto que “no teníamos cómo brindarle las cosas del estudio, luego empezó a trabajar y ayudar para el mercadito. ¡Por qué me le tenían que disparar!”, lamentó.

La personera Municipal, Mónica Moreno Ramos, informó que a las 3 de la tarde de hoy se adelantarán las honras fúnebres de los menores Joselino Irua Delgado de 14 años y Hemerson Alejandro Dussán Puentes de 16 años, en la parroquia de Obando Nuestra Señora de Fátima en San Agustín, posteriormente serán trasladados por la Funeraria María Auxiliadora de este mismo municipio hasta el cementerio El Carmen en Obando.

Medidas anunciadas

En una visita de urgencia a Neiva el día lunes, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo y la cúpula militar adelantaron una reunión de seguridad para tratar el tema. El alto funcionario confirmó que el hecho ocurrió durante el desarrollo de una actividad de apoyo del Ejército a la Policía, para garantizar las medidas de convivencia en el marco de la pandemia.

Holmes Trujillo enfatizó en que “desafortunadamente por la decisión individual de un soldado del Ejército que accionó su arma de dotación, les causó graves heridas a los menores de edad”, quienes inicialmente fueron evacuados por la Policía para ser atendidos en centros médicos donde posteriormente fallecieron.

El ministro de Defensa también informó que el soldado implicado en los hechos fue separado de sus funciones y puesto a disposición de las autoridades. Anunció que se ordenará un reentrenamiento especial en todos los batallones de instrucción del Ejército Nacional para fortalecer las tareas de control territorial, empleo y uso de las armas en el marco de los derechos humanos.

es_COEspañol de Colombia