La Nación
Doña Inés 1 11 agosto, 2022
HUILA

Doña Inés

Albeiro Castro Yépez

Doña Inés o Inesita como se le reconoce en el mundo cultural opita a la mujer que dedicó su vida al estudio, conservación y  mejoramiento de las expresiones autóctonas de la danza y la música huilense,  consagración que dio como fruto el diseño de la coreografía del Sanjuanero Huilense, eje y base de la elección de las reinas del bambuco, desde la categoría de preescolar hasta la nacional.

En varias oportunidades tuvimos  la oportunidad de acompañar a doña Inés a las tradicionales rondas municipales, tras cumplir con los saludos institucionales a las autoridades locales, Inesita solicitaba una sesión de trabajo con las candidatas, generalmente hacia una introducción recordando el origen de la fiesta, y luego invitaba a la ejecución del baile, corrigiendo lo que a su juicio consideraba se debía mejorar, pero igualmente, fortalecía aquellos movimientos y pasos que consideraba estaban bien ejecutados, finalmente dejaba en manos de las autoridades locales la responsabilidad de la elección de su representante.

Otra actividad que llamaba la atención era el trabajo que se hacía con los parejos y con los directores e incluso con los grupos de danza, bailarines que con gusto y respeto le mostraban su trabajo y aceptaban sus consejos, una entrega pedagógica que le permitía cualificar las presentaciones que luego tendrían como escenario los eventos que se realizaban en la ciudad de Neiva.

De la vivencia primaria ella sacaba gran provecho, como sucedió en varias oportunidades, entre ellas, las rondas realizadas en el municipio de La Plata, allí, se prestaba atención a los pasos de la escobillada, el paso de la pizca y el arrastradito,  solo hasta ese momento logré entender que algunas escenas de la danza corresponden a ejecuciones cotidianas tanto de las personas como de algunos animales del entorno doméstico, tema que por supuesto dio pie para varias tertulias con estudiosos de la danza como el maestro Guillermo González Otálora y con Tony Arbeláez, quien seguramente estará danzando en el cielo, pero recordamos sus aportes e instrucciones sobre la evolución del baile del Sanjuanero Huilense,  consejos que resultaron de gran utilidad para quienes eran convocados a participar como jurados en los diferentes reinados del bambuco.

Pero, Inesita no solamente trabajó el baile del Sanjuanero Huilense, resulta oportuno recordar su permanente estudio del baile conocido como bambuco tradicional, algunos expertos consideran que, este  ritmo fue el que inspiró a doña Inés al diseño de la coreografía del sanjuanero, y si bien, este lo inmortalizó el reinado, al bambuco tradicional se le reconoce como el responsable del desarrollo de la mayoría de grupos de danza que se conformaron en los albores de la fiesta oficial.

La pedagogía de la danza requiere de los permanentes ensayos, la actitud y constancia de los aprendices, eso lo tenían muy claro tanto Inesita como el Maestro Jorge Villamil, quienes gozaron del permanente acompañamiento de Tony Arbeláez, Sonia Cerquera, el famoso Chepe Falla, pero también de Gloria Elsy Hurtado, Faustino Sandoval, Orlando Polanía, Graciela Méndez entre otros. De admirar su entrega, la mayoría de ellos, desempeñaban sus actividades productivas alternándolas con la vivencia de la danza, pero, cuando llegaba el tiempo de fiestas, la entrega era total, a ellos, se les debe el inicio de la escuela de danzas, conocimiento que se espera subsista a los procesos de globalización del folclor.

Como un homenaje a doña Inés y en reconocimiento a su aporte a la fiesta, se creó en el año 1962 el concurso Nacional de Danza Folclórica, un evento que con el correr de los tiempos se le adicionó el nombre de Inés García de Duran y actualmente ha trascendido las fronteras patrias, denominándose “Encuentro Nacional e Internacional de Danzas Inés García de Duran, uno de los que registra mayor afluencia de espectadores y turistas que acuden a la plazoleta del Centro de Convenciones José Eustasio Rivera.

La vida y obra de doña Inés forma parte del conocimiento básico de la huilensidad, tanto por el diseño coreográfico del Sanjuanero Huilense, como por su aporte a otras danzas, entre ellas el bambuco tradicional, pero también por su injerencia en el adopción institucional del traje para la interpretación del ya mencionado bambuco tradicional; sitial que comparte con Sofía Gaitán como autora de la letra del Sanjuanero y Anselmo Duran quien tuvo la responsabilidad de hacer la composición musical. En la época pos Inesita y la contemporánea se percibe el surgimiento y presencia de varios grupos de danza, tanto folclórica huilense, nacional y por supuesto la que se interpreta en el ámbito internacional.

La fiesta opita entró en modo sanjuanero, así que a bailar que la vida hay que gozar!!!