La Nación
Edelmira Cedeño, la paicoleña que trabaja por la comunidad africana 2 16 mayo, 2022
La Nación +

Edelmira Cedeño, la paicoleña que trabaja por la comunidad africana

Hace más de 20 años que la misionera Edelmira Cedeño, oriunda del municipio de Paicol, Huila, viene desempeñando una labor social en África. Actualmente labora con más de 250 personas, entre niños, adolescentes y hombres y mujeres que viven con VIH y la lepra.

Jhoan Sebastián Salazar

En principio, el viaje a África iba a ser por algunos meses, pero terminaron siendo años de trabajo comunitario y social. Así es la historia de Edelmira Cedeño, una hermana misionera oriunda del municipio de Paicol, Huila. Por más de 20 años viene siendo un apoyo incondicional para niños, adolescentes y población en general.

En charla con LA NACIÓN, la paicoleña cuenta su historia y el por qué de su viaje a suelo africano, el cual se dio el 12 de marzo de 1997.

“Edelmira Cedeño es una hija de la caridad, comúnmente llamada hermana ‘Vicentina’. Soy paicoleña, hija de una familia tradicional, de ellos aprendí los valores de la caridad y la responsabilidad. Por su parte, de los profesores de varias instituciones en las que estuve aprendí a reconocer en los más necesitados el amor de Dios y la solidaridad humana. Actualmente soy una misionera y desde el 12 de marzo de 1997 estoy en África Central, entre Rwanda, Burundi y la República Centroafricana”, dijo.

Edelmira Cedeño, la paicoleña que trabaja por la comunidad africana 8 16 mayo, 2022
La paicoleña trabaja con niños y adolescentes en África.

Sobre el viaje a África, la paicoleña argumentó que “en el año de 1994, hubo un gran genocidio entre las razas Tutsi y Hutu en la República de Rwanda, que dejó una miseria en todo el sentido de la palabra. En ese momento yo estaba prestando mis servicios en el barrio Los Olivos de Barranquilla. Allá lo llamábamos África chiquito porque se veían todas las miserias estando en Colombia”.

Luego de ese genocidio, hecho que dejó entre 500.000 y 1.000.000 millón de muertos, la congregación de Edelmira recibió un llamado para manifestar el carisma del servicio a Jerusalén y África. Tras enviar una petición por escrito, el mismo fue aceptado y fue en dicho momento cuando la paicoleña emprende este largo proceso que actualmente continúa.

“Me mandaron a Francia a aprender francés como mínimo, con el fin de poder comunicarme con las hermanas porque una de las lenguas oficiales de la congregación. Luego de ir allá, me mandaron para Rwanda y posteriormente me enviaron a Burundi por un mes, y ese mes se convirtieron en más de 20 años. Actualmente me encuentro en la República Centroafricana”, complementó.

Edelmira Cedeño, la paicoleña que trabaja por la comunidad africana 9 16 mayo, 2022
Edelmira Cedeño lleva laborando más de 20 años en suelo africano.

Labor

Sobre el trabajo que viene desempeñando en África, la huilense destacó que trabaja con todo tipo de población, pero para ella, lo más importante es aprender a respetar, aportar y aprender de las diferentes culturas que se ven en la población con la que labora.

“La primera labor es aprender a respetar y a aportar, porque se hace un trabajo social, humano y evangelizador. Ayudamos a las personas a cultivar mejor, a producir mejor y con eso tratamos de contrarrestar la mala nutrición”, manifestó.

“En segundo lugar, desafortunadamente en los tres países en donde he estado, los derechos de la mujer son muy poco reconocidos, sobre todo a las niñas en la posibilidad de trabajar. Yo enseño la costura, el bordado del tejido, también hago el servicio de chofer o conductora, el carro que manejo viene siendo como una ambulancia en el sector rural. Y tercero, también laboro en la formación de líderes en la construcción, para poder formar los albañiles y los maestros de obra”, complementó

Diversidad de culturas

Uno de los grandes retos que tuvo Edelmira fue enfrentarse a culturas totalmente diferentes, pues a lo largo del tiempo en suelo africano, ha laborado con paganos, musulmanes, cristianos, católicos, etc. Sin embargo, ella asegura que lo más importante es la labor comunitaria que todos hacen por lo que más la necesitan.

“Unos tenemos fe en Dios y otros no. Unos van o creen que es por un protagonismo personal o una aventura y otros no. Entonces lo que nos ha ayudado es mirar lo esencial y lo común. Todos los que vamos a África es por una razón y es la comunitaria. Lo crucial es cuando todos empezamos a mirar que tenemos una misma causa por diferentes medios, eso es muy importante”, exclamó.

Actualmente, Edelmira trabaja en una escuela que queda por una carretera destapada, por lo que se podría considerar como una población rural y urbana. Según ella, en la rural labora con 89 estudiantes adolescentes en un colegio. Además, también hay 102 niños menores de 8 años que están en la escuela maternal.

Por otro lado, también labora con una población de 289 personas que viven con el VIH y la lepra.

Edelmira Cedeño, la paicoleña que trabaja por la comunidad africana 10 16 mayo, 2022

“Aún falta mucho por hacer”

Ya con más de dos décadas laborando por una comunidad que lo necesita, la huilense dice que aún falta mucho por trabajar, ya que han sido ellos los que le han cumplido a ella porque la aceptaron como uno de ellos, pese a ser colombiana.

“Creo que me falta mucho porque más bien ellos son los que me han cumplido. Primero que todo ellos me han acogido como extranjera y yo he aprendido a vivir en su cultura. Yo pienso que he crecido en el respeto interreligioso porque he trabajado con paganos, musulmanes, animistas, brujos, cristianos, católicos y protestantes y hasta ahora no hemos tenido conflictos por alguna situación” dijo.

“Además, en todo este tiempo hemos dignificado el papel de la mujer en el trabajo, cuando yo llegué todas las labores las hacían los hombres y hoy yo puedo decir que muchas de esas muchachas valen. De igual forma, yo pienso que hemos luchado contra el matrimonio precoz, ayudando a que ellas mismas decidan con quién viven”, agregó.

Edelmira Cedeño, la paicoleña que trabaja por la comunidad africana 11 16 mayo, 2022
Edelmira Cedeño junto a su familia.