La Nación
Educación huilense en manos de tres maestras de Rivera 1 10 agosto, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Educación huilense en manos de tres maestras de Rivera

Eduardo Gutiérrez Arias

Tres maestras riverenses, Nidia Guzmán, rectora de la USCO, Milena Oliveros, Secretaria de Educación departamental y Martha Cecilia Losada, secretaria de educación de Neiva, deberán coordinar con el nuevo gobierno del Pacto Histórico, dirigido por el electo presidente Gustavo Petro, los programas que hagan posible el derecho a la educación de todos los huilenses en preescolar, primaria, secundaria y universidad, dando acceso a una sociedad del conocimiento en la región y superando las grandes limitaciones que en este campo tiene el departamento. Hoy el analfabetismo en el Huila es del 9.3%, sólo el 30% de los infantes entre 3 y 5 años, cursan su preescolar de tres años, tan importante para el desarrollo de sus capacidades psicomotoras, afectivas e intelectivas. Terminan su primaria el 65% de los niños, el bachillerato completo lo alcanza el 45% de los jóvenes y un título profesional lo logra el 20% de la población. En el propósito de conseguir una educación universal y de calidad para los Colombianos, Gustavo Petro le dirigió un mensaje a todos los gobernadores y alcaldes, pidiéndoles que provean desde ya lotes con títulos saneados, que deberán ser destinados a las instituciones educativas en los diferentes niveles para ampliar la cobertura y lograr que el 100% de la juventud colombina tenga acceso a una educación integral.

Esta meta es más difícil de lograr en el sector rural. Pero el departamento tiene 19 Colegios Agropecuarios, que en convenio con el Sena, la UNAD, la USCO y otras universidades públicas, pueden montar programas de profesionalización de sus estudiantes, para que mediante el sistema de los ciclos propedéuticos obtengan finalmente grados de técnicos, tecnólogos y profesionales, especialmente en carreras afines con el desarrollo rural. La Universidad Surcolombiana nació como una universidad regional tal como lo estableció la misma ley que la creó. Hoy tiene una oportunidad de oro para alcanzar su expansión a toda la región y mejorar todos sus procesos académicos y científicos, para hacer del Sur Colombiano la región líder para la seguridad alimentaria del país, el tránsito hacia las energías limpias y el turismo.

Las tres funcionarias aludidas al comienzo del artículo, siempre han tenido una gran vocación por esa noble profesión del magisterio, nunca han dejado de formarse académicamente y entienden las grandes responsabilidades del servicio público. Hoy la vida les da la oportunidad de brillar en su desempeño y estoy convencido que lo harán muy bien.