La Nación
“El avance de la tecnología es uno de los puentes de mi carrera” 2 21 septiembre, 2021
ECONOMÍA

“El avance de la tecnología es uno de los puentes de mi carrera”

El Otorrinolaringólogo Edward Polanía Jacome es bogotano, nació en el año de 1985 y es egresado de la Universidad Militar Nueva Granada. Hoy es el mejor profesional en Otorrinolaringología que tiene el departamento del Huila y el sur del país. Es una persona interesada en ayudar a la gente.

“El avance de la tecnología es uno de los puentes de mi carrera” 8 21 septiembre, 2021

¿Quién es Edward Polania?

Edward Alberto Polanía es un médico joven, Otorrinolaringólogo, al servicio del departamento del Huila y del sur del país. Nací en Bogotá en 1985, estudié en el colegio Santo Tomas de Aquino. Posteriormente me trasladé a Neiva donde terminé mis estudios académicos en el Salesiano. Muy agradecido con esta institución que me permitió ser el mejor ICFES en el departamento del Huila y el quinto a nivel nacional. Ser condecorado en su momento por el Presidente Uribe y haber recibido becas para realizar mi pregrado en la Universidad Militar Nueva Granada para Medicina. Posterior a ello, continúe mi posgrado en Otorrinolaringología, también teniendo la oportunidad de hacer Urología en la Universidad Nacional de Colombia.

Finalmente decidí por Otorrino porque manejaba clínicas, aparatos diagnósticos, cirugías y el aspecto estético me llamaba la atención. Hoy soy un servidor más de todos los huilenses y colombianos que deseen realizar cualquier tipo de manejo de Otorrinolaringología.

¿Cuánto tiempo lleva en la profesión de Otorrino?

De otorrino me gradué en el año 2015, estoy completando ya los cuatro años. Muy agradecido, una aceptación maravillosa de los pacientes, muy contento con la respuesta. Considero que he tenido una buena trayectoria, siempre de la mano de Dios, del humanismo, de lo que me motivó a estudiar medicina y de mi familia que siempre ha estado conmigo.

¿Cuáles son los principales problemas o situaciones que le presentan sus pacientes?

Los principales problemas dependen mucho de la región. Por ejemplo en el sur del país lo que más vemos es alergias, la presencia de tumores es frecuente, los traumas que de pronto se facilitan las fiestas y la accidentalidad, los problemas de oído son frecuentes, la pérdida de audición, sinusitis, dolor de oído, ronquidos.

¿Cuál es el aporte al desarrollo económico de la región?

Hay varias situaciones que podemos citar. Por ejemplo la oportunidad de trabajo aprovechando gracias a Dios la expansión, las oportunidades en la salud. Cerca de 13 personas conforman mi equipo de trabajo de manera directa e indirecta.

Considero más mi aporte económico en el sentido de que algunas instituciones que antes estaban un poco enfrascadas dentro de su oferta clínica por circunstancias financieras, administrativas, entre otras, citando la Policía, han evolucionado en su atención a los pacientes. En la Clínica Uros la oferta se ha ampliado, en el hospital de Garzón se ha hecho un excelente trabajo que ha facilitado mayor oferta humana. En instituciones como Colmedica hemos tenido un balance satisfactorio de nuestros pacientes.

Si favorecemos la salud, favorecemos pacientes con un mejor bienestar, que haya comercio y otro tipo de situaciones. Soy una de las personas que no tiene el signo pesos en la cabeza. A pesar de que la parte monetaria es importante y los precios que manejamos son accesibles  a los usuarios  sin desmejorar la calidad  de atención, no hay que dejar el espíritu solidario a un lado, y más aún en la medicina.

En la profesión que usted maneja, ¿Cómo ha sido el avance en materia de tecnología?

El avance de la tecnología es uno de los puentes de mi carrera y que me dio como más la atracción hacia esta disciplina. Evolucionamos con instrumental endoscópico, técnicas que antes se hacían muy poco en la ciudad de Neiva. Hemos hecho implantes cocleares en la clínica Belohorizonte. En la clínica Emcosalud hicimos un plante de Transmisión Osea con la satisfacción de los pacientes con la oportunidad de mejorarles su calidad de vida, dándoles una oportunidad de desarrollo laboral cotidiano, social, personal que antes tenían con dificultades. Gracias a Dios en las cirugías he tenido un buen resorte social.

La mano y el talento no se deben improvisar, no es reco­mendable comprar elementos adicionales para mi rinoplas­tia, en las cuales he optado por utilizar técnicas inteligentes conservadoras sin reque­rir elementos que impli­quen costos y riesgos adicionales a mis pa­cientes. La escuela tradicional no debe perderse sin dejar a un lado el avance de la tecnología.

Aparte de Neiva, ¿En qué ciudades ofrece sus servicios?

Hemos tenido la oportunidad de estar en el municipio de Garzón, La Plata, Florencia, Pitalito. Pacientes de Bogotá son frecuentes, Cali, gente internacional, tenemos pacientes desde Rumania, una gran cantidad de Estados Unidos. Hemos hecho una dupla con el doctor Edgar Cortés Osorio, con unos resultados favorables. En estos puntos de acción siempre intentamos llevar nuestra tecnología para ofrecer al paciente lo mejor posible dentro de la humildad del proceso de aprendizaje.

¿Sus proyecciones para 2020?

Mis proyecciones para 2020 serían básicamente seguir creciendo, tener un equipo de trabajo más grande, continuar con tecnologías, hay muchas cirugías que en el Huila, sur del país no se están haciendo, descentralizar todos los servicios avanzados de rehabilitación auditivita. Seguir ofreciendo unas rinoplastias, cirugías de estética facial de mayores coberturas, casos más complejos.

Sin embargo, no puedo olvidar que estos cuatro años han sido un camino bastante iluminado por la región frente a mi disciplina. Básicamente nos vemos como un servicio desinteresado, humano y bastante sólido en conjunto con los colegas y buenas instituciones que nos han brindado la oportunidad de facilitar nuestros médicos especializados.