La Nación
“El camino es la escisión de la EPS” 1 5 agosto, 2021
Entrevista

“El camino es la escisión de la EPS”

El director de la Caja de Compensación Familiar del Huila, Luis Miguel Losada, insiste en las “serias afectaciones económicas” que está causando en las finanzas de la entidad su propia EPS. Niega un eventual cierre de la Caja, pero urge por la escisión o separación del programa de salud.

 Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

Su propio programa de salud se ha convertido durante los últimos años en un lastre para las finanzas de la Caja de Compensación Familiar del Huila. El director de la entidad, Luis Miguel Losada, reconoce las “serias afectaciones económicas” que tiene la Caja por cuenta de la operación del programa subsidiado y contributivo de salud, por lo que demanda del Gobierno Nacional la autorización para la escisión o separación de la EPS.

Aquí está el diálogo que Losada Polanco sostuvo con LA NACIÓN.

 A partir de los resultados de la última asamblea general, ¿Cuál es el panorama financiero de la Caja de Compensación Familiar del Huila?

El resultado financiero de la Caja en los últimos años ha sufrido una fuerte afectación patrimonial por los resultados de la EPS, es así, que a diciembre de 2020, la corporación registra un patrimonio de $91.213 millones y solo el de la EPS es de -$248.281 millones. Los pasivos de la EPS representan el 73% del total de pasivos de la Caja al mismo corte, y los activos de solo el 8,5%. Así las cosas, es claro que los indicadores de liquidez, solvencia y endeudamiento de la Caja son reflejo de la difícil situación de la EPS, pero una vez se logre implementar el Plan de Reorganización Institucional, PRI, la Caja retornaría en muy corto plazo a las condiciones óptimas de desempeño económico y sus indicadores financieros estarían dentro de los rangos ideales para su normal funcionamiento y continuidad en el largo plazo. Sin duda, una de las fortalezas financieras de Comfamiliar es el flujo de efectivo, que demuestra la capacidad para el desarrollo del objeto social y atender la ejecución de las operaciones de las unidades estratégicas de negocios. A diciembre 31 de 2020 existía efectivo por $143.503 millones, importante tener en cuenta que $93.147 millones, equivalente al 64.9%, corresponde a recursos con destinación específica de los programas sociales para las familias de los trabajadores afiliados y, corresponde al giro ordinario de las actividades $49.524 millones, representan el 34.5%.

¿Cuál es la radiografía, en cifras, de la EPS o del programa de salud de la Caja?

El programa de salud de Comfamiliar Huila, a diciembre 31 de 2020, obtuvo ingresos muy importantes del orden de $588.542 millones, tuvo la capacidad de soportar costos y gastos por $570.848 millones, arrojando una utilidad de $17.694 millones. Resulta relevante aclarar que el programa subsidiado y contributivo de salud es financiado con recursos provenientes del presupuesto nacional y no con los recursos parafiscales del 4% de los empresarios. Pero, igualmente es necesario hacer énfasis en que este programa de salud no posee patrimonio autónomo e independiente de Comfamiliar, es un centro de costos dentro de la estructura contable de la entidad. La situación financiera crítica de este programa de salud no es exclusiva de Comfamiliar; todas las EPS que administran estos programas de salud, están pasando por enormes dificultades económicas y, la corporación la viene padeciendo desde el año 2012. En este orden de ideas, siempre Comfamiliar, en los estados financieros que presenta a las asambleas de afiliados y, los cuales son remitidos, tanto a la Supersubsidio como a la Superintendencia de Salud, informa de este comportamiento económico.

¿Qué hacer con la EPS de Comfamiliar?

Desde el año 2015, cuando el panorama nacional para las EPS operadoras del régimen subsidiado, ya era visiblemente inviable financieramente debido a los problemas estructurales del sistema de salud, la EPS Comfamiliar ha venido gestionando alternativas que permitan excluir la operación del progama de salud de la Caja. En orden cronológico, se tramitó ante la Superintendencia Nacional de Salud el retiro voluntario, luego, el retiro forzoso; solicitudes que no tuvieron respuesta positiva por parte del ente de inspección, vigilancia y control. Ante este panorama, a través de Asocajas, se gestionó un estudio con una firma consultora, para encontrar alternativas que pemitieran escindir los programas de salud de las Cajas, separándolas patrimonial y jurídicamente. Haciendo uso de este mecanismo contemplado en la ley, denominado Plan de Reorganización Institucional, PRI, la Caja gestionó y radicó dos PRI ante la Superintendencia de Salud en los años 2018 y 2019, planes que fueron negados. En el presente año, se radicó en el mes de febrero un nuevo PRI, con el cual se pretende esta vez lograr la autorización de escisión del programa de salud. El camino es ese.

¿Por qué cree que el Gobierno Nacional le ha dado tantas largas a la escisión que ha propuesto Comfamiliar del Huila? ¿Qué ha faltado? ¿Es responsable Comfamiliar de lo que está pasando?

El Gobierno Nacional es consciente de la grave situación que hoy viven la EPS que operan el régimen subsidiado en Colombia, por causas estructurales, que pasan por el menor  valor de la UPC que reciben las EPS subsidiadas frente a las contributivas –7,60% menos–, y la obligación que tienen las EPS subsidiadas de contratar por lo menos el 60% de los servicios de salud con la red pública. También hay inmerso un trasfondo de tipo económico-social que pone a la población afiliada en condiciones de vulnerabilidad en lo que a salud se refiere; situación que solo puede ser enfrentada con un modelo de atención adecuado; una red de servicios eficiente, y de entrada una fuerte inversión de capital para que las nuevas EPS o aquellas que se creen a partir de una escisión, tengan la oportunidad de operar el programa sin el lastre de pérdidas acumuladas o problemas de liquidez, de manera que estas puedan garantizar su permanencia en el sistema. Entiendo que las entidades que vigilan la operación de la EPS, no han dado luz verde a las solicitudes de escisión porque está pendiente el pronunciamiento de los entes de control del nivel nacional. A través de Asocajas, se está gestionando una gran mesa de trabajo donde confluyan los ministerios de Salud y Trabajo, y las Superintendencias de Salud y del Subisidio Familiar, para buscar salidas prontas y seguras a los programas de salud subsidiados operados por las Cajas que están generando déficit.

Pese a estas dificultades financieras, ¿Cómo están hoy los indicadores de calidad y eficiencia en la prestación de los servicios de salud? ¿Qué dicen los usuarios?

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, de acuerdo al comparativo de la vigencia 2019-2020, se observa una tendencia al mejoramiento de los resultados en los indicadores de calidad para las especialidades y de primer nivel de atención, siendo fundamental la atención al afiliado. Frente a accesibilidad de la atención, respecto del tiempo promedio de espera para la asignación de cita de Medicina General, el resultado para el 2020, en la EPS Comfamiliar Huila, fue 1,6 días, mientras que la media nacional está en 3 días; lo que indica que en promedio todas las EPS del país, asignan una cita de medicina general en 3 días, mientras que en nuestra EPS se asigna en 1,6 días. Frente al tiempo promedio de espera para la atención de paciente en el servicio de urgencias, el resultado para el 2020 fue de 17,1 minutos, cuando la media nacional está en 20,1 minutos. Con relación a la atención a los usuarios de la EPS, es motivo de orgullo poder registrar un crecimiento en la tasa de satisfacción, pasando del 91% en el año 2019 al 94% en el 2020. Podemos concluir de lo anterior, que, a pesar de las dificultades financieras de la EPS, no se han visto impactados negativamente la prestación de los servicios.

 ¿Qué papel ha cumplido la EPS de Comfamiliar en la atención de la pandemia?

A la fecha se han realizado en total por la EPS Comfamiliar: 76.695 pruebas COVID. Con la implementación de la estrategia Prass, cuyo objetivo principal es el monitoreo y búsqueda de casos, se fortaleció el equipo COVID, con la contratación de personal específico para las actividades de rastreo y búsqueda. Frente a la vacunación, se han aplicado para afiliados a la EPS, entre primeras y segundas dosis, 82.506 biológicos. La EPS ha tenido un papel importante y activo con los afiliados para optimizar el diagnóstico temprano de la infección por COVID-19. La EPS no ha desatendido las necesidades de atención de su población afiliada.

¿Es posible que la EPS o el programa de salud terminen llevando a la quiebra o al cierre de la Caja?

La condición indivisible del patrimonio de la Caja y de persona jurídica, hace que sea responsable por las obligaciones que contrae la EPS con terceros, y que consecuentemente las pérdidas del programa, afecten los recursos de la parafiscalidad, la inversión en otros programas sociales, y que se pudiera ver comprometida su continuidad en el corto o mediano plazo. De ahí la necesidad de gestionar la aprobación de un PRI. La ley y el sistema de subsidio familiar tienen previstos mecanismos para blindar el patrimonio de los trabajadores que nace del recaudo y pago del 4% de los aportes parafiscales, es por ello que no podemos hablar literalmente de un cierre de la Caja, pero sí de serias afectaciones financieras, para la continuidad del ente económico, desde luego que podría afectar el ejercicio del gobierno corporativo y en su reputación.

Hablemos de otros temas. Frente a la crisis por la pandemia, ¿Cómo ha participado de manera concreta Comfamiliar en la reactivación económica de la región?

Las Cajas han demostrado ser un actor protagónico para el acompañamiento de la población y más en épocas de crisis como la que estamos viviendo desde el 2020. Por eso hemos realizado diferentes actividades que tienen como propósito apalancar la reactivación económica en la región. Entre ellas podemos destacar que se aunaron esfuerzos con la Alcaldía de Neiva para impactar las necesidades de liquidez de los empresarios y emprendedores afectados por las crisis de la pandemia, por ello se dispuso del fondo de reactivación local, en el que se han destinado más de $400 millones en líneas de crédito, con una tasa de interés del 1% y con un beneficio de 5 meses de periodo de gracia. A la fecha se han otorgado 131 créditos. Acabamos de desarrollar Expofamilia que benefició a empresarios y emprendedores participantes. También hemos pensado en nuestros afiliados y por ello se dispusieron de alivios económicos representados en subsidios en la canasta familiar, subsidio al desempleo, subsidio para pensión, plazos de pago para cuota de crédito, subsidios escolares, entre otros más, que permiten velar por el bienestar de los trabajadores y sus familias.

 ¿Cómo han funcionado los servicios de recreación, deporte y turismo que ofrece la Caja en medio de la pandemia?

Los Servicios recreativos, deportivos y de turismo en medio de esta pandemia,  se han venido reinventado con programas y actividades virtuales que fomentan la interacción con nuestros afiliados, de igual manera, llevando todo un amplio portafolio de actividades recreativas, espacio para pausas saludables y clases virtuales de los gimnasios. En el tema de turismo ofrecemos un portafolio variado e interesante con nuestros centros recreacionales, donde invitamos a los afiliados a disfrutar de un tiempo de descanso y esparcimiento familiar. Nuestra prioridad es brindar felicidad a los afiliados y comunidad en general, pero también garantizar su cuidado y protección de la salud en nuestros centros recreacionales, por ello, contamos con todos los protocolos de bioseguridad que han sido reconocidos por el Icontec con la certificación de operaciones seguras para Playa Juncal y Termales; parque bioseguro ‘Acolpa’ para el Club Los Lagos y sello en bioseguridad para los gimnasios.

En materia de vivienda ¿Cuáles son los planes de Comfamiliar para este segundo semestre de 2021?

Para el segundo semestre del 2021 se dará inicio a dos proyectos muy importantes del sector vivienda como lo son la construcción de las agrupaciones A, B y C del macro-proyecto Bosques de San Luis en Neiva, con un total de 740 viviendas. También daremos inicio a las obras de la primera fase del proyecto de la Felicidad de Comfamiliar del Huila en el que se proyecta la construcción de 998 viviendas. Adicionalmente, con nuestro subsidio de vivienda, otorgamos en el primer semestre un total de 197 cartas de asignación para la zona rural y urbana de la región y para el segundo semestre se abrirán convocatorias desde el 2 al 31 de agosto.