La Nación
“El coronavirus se quedó y va a seguir circulando” 1 11 agosto, 2022
Entrevista

“El coronavirus se quedó y va a seguir circulando”

El secretario de Salud del Huila, César Alberto Polanía, advierte sobre el incremento por estos días de la mortalidad por coronavirus. Dice que el virus “se quedó” y llama a la ciudadanía a reforzar sus esquemas de vacunación. Sobre la viruela del mono, anuncia que el personal médico de la región está en capacidad de detectar los casos sospechosos.

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

Dos años y medio después, el coronavirus “se quedó y va a seguir circulando”, por lo que es necesario que la ciudadanía refuerce sus esquemas de vacunación. Esta es la categórica advertencia del secretario de Salud del Huila, César Alberto Polanía, a propósito del incremento de casos y de fallecimientos por covid durante los últimos días en el departamento.

Aquí está el diálogo del funcionario con LA NACIÓN.

¿Por qué el coronavirus debe preocuparles hoy a los huilenses?

La secretaría de Salud del departamento viene haciendo un vehemente llamado a la comunidad respecto a que si bien se levantó la medida de emergencia sanitaria en torno al coronavirus, se deben mantener las medidas de bioseguridad que permitan la prevención y el control de las infecciones respiratorias agudas, entre ellas el mismo covid. El escenario que hemos tenido en el Huila y en el país es de un crecimiento de las enfermedades respiratorias, incluida el coronavirus. Por eso, el último acto administrativo que ha expedido el Ministerio de Salud, que es la resolución 1238, mantiene medidas como el uso obligatorio del tapabocas en recintos cerrados, inclusive, en aquellos municipios que tienen importantes coberturas de vacunación, así como en instituciones de salud o instituciones que brindan atención al adulto mayor y en los sitios de transporte público masivo. Esas recomendaciones están dadas para mantener el control y prevención del covid y otras enfermedades. Nuestro trabajo es sensibilizar a la comunidad sobre la implementación de estas medidas y de seguir avanzando en las coberturas de vacunación. En el Huila, ampliamos las coberturas, pero vamos muy lentos. Hoy tenemos en todo el departamento un promedio del 81% de la población con al menos una dosis contra el coronavirus, el 66% con esquemas completos y solamente un 30% con refuerzos. Si tenemos población susceptible al coronavirus, vamos a seguir teniendo casos positivos y fallecimientos de adultos mayores y con alguna comorbilidad.

Dr. Polanía, ¿qué le dicen a usted las 13 personas que murieron durante la última semana en el Huila por coronavirus?

Que el virus está circulando, que tenemos población susceptible. Jesús Antonio, esa población susceptible, como le expreso, son en su gran proporción los adultos mayores. Algunos tienen esquema completo de vacunación, pero necesitamos mantener la inmunidad con las dosis de refuerzo. Los adultos mayores ya deben tener por lo menos, una tercera dosis que es el primer refuerzo y un segundo refuerzo con una cuarta dosis; esto mantiene una inmunidad y disminuye los riesgos. Hay que recordar que esta población adulta mayor tiene algunas comorbilidades, como por ejemplo, enfermedades cardiovasculares, cancerígenas y renales, así como enfermedades que llevan a la inmunodepresión, y por eso, hace que sean muy susceptibles.

 Dos años y medio después, ¿el coronavirus representa una amenaza?

Nosotros permanentemente lo decimos: ya pasó la fase de pandemia, pero queda el virus como una endemia, es decir, queda circulando el virus. Y siempre se va a acelerar, con las variantes que circulan, la posibilidad de covid graves y la posibilidad de una mortalidad en aquella población vulnerable o susceptible. Por eso, el coronavirus sigue siendo una amenaza y ese es el mensaje que le damos a la comunidad. Hay que mantener las medidas de bioseguridad y los esquemas de vacunación para seguir controlando un virus que se quedó y que se vuelve endémico, es decir, va a estar en la región.

Dr. Polanía, ¿el hecho de pedirle a la ciudadanía que vuelva a usar tapabocas en ciertos lugares no representa un retroceso en la lucha contra el virus?

No lo consideramos un retroceso. Consideramos que son las medidas que se deben mantener mientras tenemos unas coberturas importantes en vacunación. Hemos aprendido a que no solamente con el covid sino también cuando tengamos alguna infección respiratoria aguda, el uso del tapabocas y el aislamiento en casa, son medidas necesarias para evitar el contagio en el entorno familiar, laboral y comunitario. Si mantenemos esa cultura, vamos a tener, probablemente, mejores resultados en disminuir la morbilidad por infecciones respiratorias agudas.

Frente a la vacunación, ¿Hay algún llamado específico para una región del Huila?

Jesús Antonio, el llamado a todos los municipios y a la comunidad es que hoy los biológicos para el covid como los de Janssen, Pfizer, Moderna y Sinovac, los encuentran en las IPS vacunadoras, que han sido por lo general, las ESE del orden municipal y las ESE complementarias. En los programas de vacunación, van a garantizar la disponibilidad de estas vacunas para que una persona que decida recibir un refuerzo, pueda acudir a los servicios de vacunación de estas IPS y garantizar la aplicación del biológico. Un llamado adicional a los municipios, especialmente a los municipios del sur del Huila, que siguen rezagados en las coberturas de vacunación en esquemas de única dosis, completos y refuerzos. Los casos de mortalidad que hemos visto en las últimas semanas obedecen a adultos mayores y pacientes de regiones que tienen un alto grado de susceptibilidad por bajas coberturas de vacunación. El llamado es a intensificar en esos municipios los esquemas de inmunización.

¿Qué tan efectiva sigue siendo la vacuna para contener el coronavirus?

La vacuna tiene una gran efectividad y por eso, hay que garantizar los refuerzos para mantener una inmunidad. Los estudios científicos han demostrado que la vacuna que se garantizó a través de las diferentes casas farmacéuticas, ofrecen una inmunidad de 6 y máximo 7 meses; por eso, se requieren refuerzos. Así ocurre con otros biológicos: nosotros anualmente garantizamos la aplicación de la vacuna contra la influenza, que es un virus que produce infección respiratoria aguda, y que está orientada a ciertos grupos de población vulnerable como son los menores y los adultos mayores. Con el covid, tenemos que garantizar esos esquemas de refuerzo para mantener la inmunidad garantizada y la protección específica a esa enfermedad.

Dr. Polanía, la otra preocupación que ha surgido por estos días en materia de salud es la viruela símica, ¿cuál es la realidad?

La realidad es que no tenemos en el departamento ningún caso confirmado de viruela símica. El último caso que se determinó como sospechoso o caso probable, se descartó con los resultados de laboratorio procesados en el Instituto Nacional de Salud. Lo cierto es que sí tenemos en el departamento una vigilancia intensificada de esta enfermedad, que fue declarada de interés mundial en la salud pública. Nosotros desde mayo venimos desarrollando toda una estrategia de vigilancia intensificada, que quiere decir que con todos los actores institucionales del sistema de salud hemos estado atentos a conocer la sintomatología y que la comunidad pueda recibir la atención pertinente, con la aplicación de todos los protocolos de diagnóstico para detectar oportunamente la enfermedad. Hay un despliegue en todo el Huila de la red pública para que en el caso de un caso, se tomen las medidas epidemiológicas correspondientes. No hay que generar pánico en la comunidad, pero sí darle la confianza de que estamos desarrollando lo pertinente para controlar inmediatamente cualquier caso o brote que se genere en el departamento.

¿El personal de salud huilense sabe hoy cómo atender un eventual caso de viruela del mono?

Los programas de asistencia técnica, de generación de conocimiento, que hemos desarrollado con el personal médico y paramédico sobre lo que significa el cuadro clínico de la viruela símica, permiten que el personal médico tenga la capacidad de sospechar clínicamente la enfermedad y de que si hay nexo epidemiológico, pueda aún más considerar el caso como probable. Estos aspectos los conoce hoy el profesional de la salud para que clínicamente sospeche y pueda iniciar el protocolo con la toma de muestras de fluidos corporales para el análisis oportuno. Hay unas características clínicas que permiten que se diferencie de una varicela u otro brote viral. La viruela símica viene acompañada de una cefalea, cuadro febril, dolores en todo el cuerpo y una característica importante: la adenopatía o linfadenopatía, que es la inflamación de los ganglios linfáticos, así como un brote en el cuerpo, inicialmente una ronchita y que posteriormente progresa a una vesícula con líquido amarillo y finalmente, termina en una costra. Esas características las conoce el médico. Clínicamente, hemos estado insistiendo en la importancia de sospechar para adelantar todos los protocolos. Entonces, sí estamos preparados para identificar un caso sospecho de viruela símica.

Dr. César Alberto, se avecina un nuevo gobierno, ¿qué expectativas tiene como secretario de Salud y concretamente sobre los anuncios que ha venido haciendo Petro sobre las reformas que le haría al sistema de salud?

Jesús Antonio, hemos estado escuchando los planteamientos de la nueva ministra de Salud en el sentido de los procesos de reforma de fondo a la salud y algunos aspectos son necesarios y compartimos. Yo creo que el sistema merece reformas de fondo con relación a la prestación de los servicios, al fortalecimiento de la red pública, a la política de talento humano en la salud. El tema de aseguramiento es importante analizarlo de una manera profunda. Hemos entendido que muchas de las barreras en la prestación de los servicios de salud obedecen a barreras administrativas que se generan a través de los procesos de autorización o de orientación. Hay algo muy importante que quiero expresar y son las propuestas que ha hecho el nuevo gobierno relacionados con fortalecer el modelo de atención primaria en salud. Y en el Huila hemos venido estructurando ese modelo para implementar un programa que permita una atención intersectorial por la salud. Hemos tenido la oportunidad de intercambiar en una reunión previa con el equipo de empalme del nuevo gobierno y nos llenó de satisfacción que resaltaran los avances importantes de este modelo preventivo. Vamos adelante en ese tema. Hay mucha expectativa, pero también mucho optimismo.

Por último, la nueva ministra de Salud ha anunciado un impuesto a las bebidas azucaradas, ¿qué opina?

Ese es un tema que desde hace rato se viene planteando en el Congreso de la República. Lamentablemente, no ha tenido eco. El exceso de estas bebidas genera riesgos para la población en general y pues parecería que un impuesto elevado sería una forma para disminuir el consumo. Bienvenido si va a fortalecer las rentas propias y las rentas del sistema de salud.