La Nación
El hampa rampante 1 27 octubre, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

El hampa rampante

 

Andrea del Pilar Bautista Perdomo

Los huilenses y neivanos en especial estamos viviendo una fuerte oleada de delincuencia, derivada y agudizada aún más por la situación que se veía venir procedente del confinamiento por la pandemia, presenciada en todos los niveles económicos. Por todos lados se siente una intranquilidad permanente, los atracos y en general el hampa nos ronda, a tal punto de sentirnos totalmente inseguros en nuestra tierra.

El problema no es sencillo ni fácil solucionar, pues todo esto es derivado de falta de oportunidades laborales, sociales, educativas, de tipo legal, judicial, policial entre otros, y que, pese a pequeños o medianos esfuerzos, aun no salen a flote los empleos, ni emprendimientos esperados y por el contrario seguimos viendo continuos cierres en el sector comercio, que principalmente es el que mas oportunidades daba en nuestros coterráneos.

Lamentablemente lo acontecido hace una semana con el cruel asesinato de un comerciante joven, emprendedor, padre de familia, que le arrebataron sus sueños por robarle unos recursos producto del trabajo esforzado, ha hecho que muchas personas clamemos la seguridad para poder trabajar dignamente en nuestro territorio. No hay día o semana que no nos despertemos con noticias de atracos, robos e intranquilidad en la ciudad, sin desconocer que no es un problema de hoy, pero si es un tema que se está agudizando día a día y que hay que ponerle un control ya.

Sería pertinente que a instancias de las múltiples reuniones virtuales y presenciales que se están realizando por contingencia de la Covid-19, también resultara un excelente ejercicio para tratar de combatir la inseguridad y que se tomen medidas drásticas porque al delincuente hay que ponerle todo el peso de la ley sin contemplaciones. Necesitamos que el sistema jurídico se actualice conforme a conductas delictivas sistemáticas, haciendo contrapeso a la tasa de impunidad del sistema judicial.

A su vez, la policía debe contar con métodos modernos de inteligencia e investigación para asegurar a los delincuentes. Paralelo a ello, que el Estado prevea inversión social para población en sectores vulnerables, que, por la falta de oportunidades y la violencia, se ve focalizada la criminalización de la vida juvenil y comunitaria.

No podemos seguir esperando a que el miedo al hampa nos controle la vida, y dejemos al albedrio a los ciudadanos que quieren y desean invertir y emprender actividades productivas. Es muy complejo esperar que crezcamos como comunidad en el comercio y el turismo, si no hay la posibilidad de controlar la inseguridad y la inequidad social.

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia