La Nación
El matrimonio: semillero de vida 1 1 febrero, 2023
ACTUALIDAD

El matrimonio: semillero de vida

Indudablemente sociedad más fructífera y ventajosa para la realización del hombre, la mujer, y la formación de los hijos; difícil de encontrar fuera del matrimonio. “El primer vinculo de la sociedad es el matrimonio”: Cicerón. Indudablemente sociedad más fructífera y ventajosa para la realización del hombre, la mujer, y la formación de los hijos; difícil de encontrar fuera del matrimonio. “El primer vinculo de la sociedad es el matrimonio”: Cicerón. LUIS HUMBERTO SALAZAR MORENO Especial LA NACION El matrimonio: semillero de vida 7 1 febrero, 2023 Fue el mismo Creador como lo relatan las sacras escrituras en el Génesis I.18 quien como inteligencia suprema guía de la humanidad y en aras de la procreación y perpetuación de la especie, instituyó el matrimonio”…, después el señor Dios dispuso: “no es bueno que el hombre esté solo; voy a proporcionarle una ayuda adecuada”; que no encontró en las demás especies de la creación; por la cual “…hizo caer al hombre en un profundo sueño y mientras dormía le sacó una costilla que había sacado al hombre, el señor Dios formó una mujer y se la presentó al hombre. Entonces este exclamó: ahora si, esta es hueso de mis huesos y carne de mi carne; por eso se llamará “mujer” porque ha sido sacada del varón “por esa razón deja el hombre a su padre y su madre y se une a su mujer, y los dos hacen uno solo”. Ese pensamiento que el Supremo plasmó en la primera unión de que se tenga conocimiento no ha sido comprendido por el hombre y la mujer, pues en vez de servirse de ayuda adecuada, de entregarse mutuamente, de apoyarse en las buenas y en las malas, de aprovechar los dones y virtudes con que cuenta cada uno  para aportarlos a la pareja y superarse recíprocamente, de aceptarse con sus cualidades y defectos; hemos convertido las uniones en una lucha de contrarios en donde los disgustos se presentan a todo momento y son más las parejas que optan por separase o divorciarse que las que buscan el sendero matrimonial. Y ¡oh! Paradoja “…aparecen las parejas gay llamando a la puerta, pues si, luchando denodadamente para formar parte de una tradición que será muy beneficiosa para la sociedad en general….” como lo comenta Elizabeth Gilberth en su obra “comprometida” primera edición 2010 pág. 83; refiriéndose a la lucha que se está dando a nivel mundial dentro de la sociedad gay en procura de que se les reconozca el derecho de casarse y formar una sociedad familiar, patrimonial y con hijos adoptivos incluidos. Como muchos actos de la vida los cuales decidimos precipitadamente, guiados únicamente por los impulsos del corazón, excluyendo el pensamiento, sin meditarlos, estudiarlos y repensarlos; sucede con el matrimonio que siendo una decisión tan transcendente  en la vida; el pensarlo ha pasado a un papel secundario y parejas empezándose a conocer, conocidos inclusive por correo o por internet optan por comprometerse. Causas de los fracasos El matrimonio: semillero de vida 8 1 febrero, 2023 Uniones matrimoniales han fracasado por falta de análisis, preparación, estudio y meditación sobre el paso transcendental que van a dar en sus vidas, por ignorancia e inmadurez no logran conocerse a si mismo y menos a la pareja con quien van a compartir el resto de sus vidas. Cuando dos personas se conocen y piensan en formalizar algo definitivo; hay que pensar que son dos troncos de familias diferentes con costumbres y hábitos heredados buenos o malos positivos o negativos, en donde el cambio y la tolerancia serán los únicos elementos para lograr la comprensión. ¿Cómo no detenerse a analizar  al futuro esposo o esposa en cuanto a su comportamiento, gustos, hábitos, valores, virtudes, dependencias, carácter y personalidad, estudio, cultura, compatibilidades e incompatibilidades? Como no analizar y estudiar a sus padres y su familia, su ascendencia la cual a propósito ha estudiado el psiquiatra Mauro Torres, en su obra ‘Las grandes compulsiones’, edición 2007, pág. 14, quien después de haber estudiado el factor herencial y genético de múltiples troncos familiares; concluye que muchos de los aspectos genéticos y de comportamiento se los heredamos de nuestros padres; positivos o negativos;  y por ejemplo el que descendamos de padre o madre o abuelos alcohólicos o con cualquier otra dependencia negativa, nos hacemos acreedores, con muchísimas posibilidades de heredar este tipo de dependencia alcohólica y del daño que causa el alcoholismo de nuestros progenitores; como así mismo dependen otros trastornos compulsivos,  como la corrupción, la prostitución, el proxenetismo, mitomanía, obesidad, tabaquismo, juego, vagancia, crimen, hurto, incesto, pedofilia, violación, violencia, incendiario, adulterio y hasta el homosexualismo. Como ignorar factores tan importantes procedentes del alcoholismo que han incidido en las desviaciones y perturbaciones matrimoniales y de toda índole, en las sociedades de toda la humanidad y que debieran ser conocidos en el hogar y en los centros de educción;  pues el alcohol muta, cambia, o daña las células del ADN y por supuesto las posibilidades de heredar en los genes el alcoholismo son altísimas. Conductas matrimoniales El matrimonio: semillero de vida 9 1 febrero, 2023 Existen conductas y comportamientos dentro de la unión matrimonial que son tolerables; pero otros que como lo comenta Elizabeth Gilbert en la misma obra señalada anteriormente pág. 83, “…el abuso, el abandono, la falta de respeto, el alcoholismo, la infidelidad y el desprecio, como tampoco creo que las parejas cuyos matrimonios son fétidas tumbas de dolor tengan por que soportarlo….”factores negativos muy difíciles de tolerar; por no decir que imposible so pena de sacrificar nuestra existencia por mantener viva una unión. Seguimos pensando con nuestros padres y abuelos que “de tal palo tal astilla” y de que “la oveja por la lana y la hija por la mamá”. Creemos, así mismo, que muchos matrimonios han fracasado cuando se presentan los primeros problemas, a veces disgustos poco significativos; incluso comprendiéndose en otros aspectos fundamentales como el sexual, pero que por falta de tolerancia, aceptación,  diálogo y madurez, no soportan los primeros embates de la unión, rompen una relación, habiendo podido llegar a comprensión para toda la vida. La experiencia nos enseña que para una sociedad es determinante la unión matrimonial constituyéndose ésta en semilleros de vida, con el nacimiento de los hijos y la crianza de los mismos en un hogar donde se propaguen los valores, virtudes, mutuo respeto, aceptación, justicia, moderación y en donde los problemas se ventilen dialogando. Concluimos  que en ninguna otra sociedad patrimonial de familia o empresa, que no sea dentro del matrimonio se pueden obtener las mejores ganancias en todo sentido; estabilidad emocional, aceptación, realización personal, compromiso social, formación de los hijos y la familia, constituyéndose éste en un emporio de vida; siempre que estemos orientados por el Supremo e iluminados por el Santo Espíritu, como quiera que en un hogar en donde practica la oración permanecerá la unión. DESTACADAS La experiencia nos enseña que para una sociedad es determinante la unión matrimonial constituyéndose ésta en semilleros de vida. Destacadas En ninguna otra sociedad patrimonial de familia o empresa, que no sea dentro del matrimonio se pueden obtener las mejores ganancias en todo sentido; estabilidad emocional, aceptación, realización personal, compromiso social, formación de los hijos y la familia. Destacadas ¿Cómo no detenerse a analizar  al futuro esposo o esposa en cuanto a su comportamiento, gustos, hábitos, valores, virtudes, dependencias, carácter y personalidad, estudio, cultura, compatibilidades e incompatibilidades?