La Nación
NEIVA

El monumento de la discordia

El monumento de la discordia 1 12 agosto, 2020

El ‘Homenaje al Trabajador de la Construcción’ que reposa en el barrio Los Cámbulos será removido. Los vecinos del sector se oponen a que esto ocurra, pues es considerado patrimonio cultural de la comunidad.

 

Carol Medina Soto

neiva@lanacion.com.co

Indignados se encuentran los habitantes del barrio Los Cámbulos en la comuna Dos de Neiva, que rechazan que la obra del maestro Emiro Garzón llamada ‘Homenaje al Trabajador de la Construcción’ sea removida de este sector, pues acompaña a la comunidad desde la fundación del barrio hace más de 30 años.

El monumento inaugurado en mayo de 1978, varias veces lo han tratado de quitar, arrancarlo del lugar, pero la comunidad se ha unido para evitar que esta escultura construida en ferro-concreto, que simboliza la pujanza y nobleza de este oficio, sea levantada.

“Alfonso Carrillo Lozano, fue el encargado de construir la urbanización y en ese momento, el espacio donde se encuentra la obra fue enmarcado en el plano urbanístico para servicios comunales, pero nunca le fue entregado a través de escritura pública al municipio y nos quieren quitar ese lugar que le pertenece a la comunidad. Ahora, la familia Carrillo, se adjudica la propiedad porque ya han transcurrido varias décadas y ellos manifiestan que eso ya prescribió y como propietarios pueden disponer de esta área, y del monumento. Apoyados en eso nos están atropellando, haciendo lo que ellos quieren”, manifestó Rodrigo Andrade.

“Allí se hacían actividades de la comunidad, reuniones de integración, celebraciones y eucaristías, pero luego ellos comenzaron a arrendar para el comercio esa zona y eso se acabó. Los árboles que rodean esa área los sembramos entre todos, es para nosotros un pulmón del barrio y no estamos dispuestos a que nos lo quiten, porque haremos respetar nuestros derechos”, añadió. “Necesitamos que el municipio haga valer el derecho que tiene y reclame esa área como área de cesión. La manzana aparece en el plano y es específicamente para servicios comunales”.

El monumento de la discordia 2 12 agosto, 2020
Hoy los vecinos reclaman que la obra se conserve en su lugar, así como la conservación de los árboles que la acompañan.

Más afectaciones

El pasado miércoles se llevaron la sorpresa que el sector donde funcionan además cuatro locales, estaba siendo encerrado para ser demolido, incluso, sin tener en cuenta a los arrendatarios, para dar paso a lo que sería un parqueadero.

Jorge Trigeros lleva 18 años arrendado en uno de los locales, y teme que el espacio sea demolido, pues es el sustento para él y su familia, además de los empleados.

“No ha habido una socialización y nos quieren sacar de aquí y nosotros hemos pagado puntualmente el arriendo pese a la cuarentena. No nos han dicho nada, solo nos dijeron que iban a tumbar todo esto y ya, si no es porque los vecinos me llaman no me entero, ellos quieren tomarse todo a la brava, de forma arbitraria y pretenden sacarnos de aquí y hemos sido muy puntuales en los pagos y nos están presionando para que nos vayamos porque ya han hecho muchos intentos para sacarnos”, resaltó.

“Soy el arrendatario de uno de los locales y pago cumplidamente, aún en tiempos de pandemia y la demolición obviamente me afecta porque nos sostenemos cinco personas del negocio y llevo 18 años pagando sin falta la mensualidad pactada. A mí ni siquiera me dijeron lo que pensaban hacer, pese a que tenemos derechos como arrendatarios”, afirmó Julio César Vieda.

Amparo Torres, presidenta de la Junta de Acción Comunal añadió que “ellos llegaron de una vez a encerrar la vez pasada y no lo permitimos, porque ya venían con todo pasando por encima de nosotros. El monumento está desde hace mucho tiempo y es patrimonio cultural y ya lo han querido quitar, pero nosotros no lo hemos permitido”.

Pedro Campos también manifestó que “esa zona le pertenece al barrio, y se robaron ese pedazo y ellos van a desbaratar el monumento diciendo que es de ellos y no vamos a permitirlo, deben consultar con la comunidad porque es una parte de nuestro barrio”.

Magdalena Arias vive desde hace 35 años en el barrio y dijo que “hace muchos años instalaron la obra y para nosotros es muy importante y que se la lleven es el colmo, es patrimonio del barrio y no tienen por qué llevársela y estoy dispuesta a hacer lo que sea necesario junto con mis vecinos para no dejar que nos la quiten”, comentó.

“Somos fundadores del barrio y ese espacio, así como el monumento era para la comunidad, eso es de todos. Nos han contado que lo quieren quitar porque lo han vendido y eso no se puede hacer”, agregó Liliana Andrade que vive hace 40 años en Los Cámbulos.