La Nación
El PIB, interpretación oficial tendenciosa 1 16 mayo, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

El PIB, interpretación oficial tendenciosa

Rodolfo Valderrama Díaz

 

Juan Carlos Echeverry, habitual comentarista de Caracol sobre temas económicos, dado su vasto conocimiento por sus estudios y desempeño de altos cargos en organismos   nacionales e internacionales, tiene muchos méritos pero adolece de un problema, su sesgo pro-neoliberalismo; copartícipe de las políticas económicas y sociales aplicadas en Colombia, y en algunos casos manipulador al analizar las cifras estadísticas, recientemente afirmó que nuestro país está “Muy bien”, porque en los últimos 20 años el PIB se duplicó (Valor de todos los bienes producidos en un año o ingresos nacional bruto), es decir aumentó el 100% y que pocos  países en el mundo superaron este porcentaje, es el caso de China donde dicho crecimiento fue del 150%.  El uso del PIB es limitado, sirve para comparar el potencial económico entre países, además da idea del grado de desarrollo mediante el ingreso percápita; el incremento del PIB no es sinónimo de mayor bienestar, motivo por el cual es conveniente recordar que el PIB está conformado por sectores y subsectores de la producción de bienes y servicios, entonces si afirmamos que el PÍB creció 100%, esta cifra es un promedio de unos sectores que crecieron más y otros menos, inclusive algunos disminuyeron.

En los últimos años hemos tenido un crecimiento económico aceptable (Variación porcentual del PIB), que oscila entre 3% y 5%, pero algunos sectores como el financiero o  hidrocarburos asociados con estratos altos aumentaron por encima de dichos porcentajes,  mientras otros sectores  como salarios  y algunos sectores agrícolas asociados a estratos bajos tuvieron crecimientos exiguos; en este caso en que el PIB logra incrementos aceptables no implica mayor bienestar para las mayorías, al contrario debido al crecimiento desigual de los sectores que conforman el PIB implica más concentración de la riqueza o mayor inequidad.  La posición del señor Echeverry se deriva de una máxima de la doctrina neoliberal, “Para que un país aumente el empleo, mejore la equidad, logre el bienestar y salga de la pobreza debe crecer” o sea que el aumento del PIB es la panacea, monumental engaño.

Mediante promedios y cifras los gobiernos esconden muchas realidades que la evidencia delata, como la cifra del DANE sobre inflación en este año; según lo observado todos los bienes y servicios han aumentado 10%, 20% o más, pero oficializan un engañoso 5% de inflación; algo similar ocurre con cifras del desempleo, oficialmente es 10%, la realidad es muy superior, pues a muchos desempleados los esconden en la categoría Ocupados como el rebusque y pordioseros de los semáforos. Entendible el desconocimiento de las mayorías pero reprobable en sectores con buen nivel educativo como algunos periodistas que no hacen análisis crítico y se atragantan con engaños oficiales.