La Nación
Entrevista

“El pico exponencial de la pandemia no ha llegado”

“El pico exponencial de la pandemia no ha llegado” 1 27 mayo, 2020

 La presidenta de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, Lina Triana, habla con LA NACIÓN. Advierte que la cuarentena es probable que se prolongue, si el pico de la pandemia se da en los próximos días.

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

 

Si el pico de la pandemia, es decir el nivel máximo de contagios, se da en los siguientes días, es “probable” que al presidente de la República, Iván Duque, no le quede otra alternativa que prolongarla.

Así lo advierte categóricamente la presidenta de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, la afamada cirujana plástica Lina Triana, en diálogo exclusivo con LA NACIÓN.

La profesional de la salud habla además del ‘tire y afloje’ que han tenido con el Gobierno Nacional en materia de garantías laborales y de elementos de bioseguridad para médicos y enfermeras del país.

Habla también del ‘posvirus’ y de los hábitos que de ahora en adelante tienen que asumir los colombianos: “Debemos tener conciencia además de que me tengo que lavar las manos bien, al menos durante 20 segundos. Si usted va a su trabajo, limpie muy bien el lugar en el que va a estar”.

 

¿Qué radiografía tiene sobre el avance del coronavirus en el país?

Esta pandemia llegó y el mundo no estaba preparado. En países mucho más ricos que nosotros, los picos de contagios han superado la demanda de atención hospitalaria. Sería no correcto decir que aquí en Colombia va a ser diferente. Como médico, quisiera que no lo fuera. Hay cosas importantes que el Gobierno Nacional ha hecho, como por ejemplo, imponer una cuarentena temprana. Si comparamos con el resto del mundo, Colombia ha sido uno de los países en donde más rápido se instaló la cuarentena. No era una decisión fácil de tomar para un Presidente porque la cuarentena le produce un daño a nuestra economía, que es lo que estamos viviendo hoy en día. Es una medida que ha funcionado en lo que hemos visto hasta ahora porque no hemos tenido un ascenso vertical, exponencial e importante. Eso no quiere decir que no vaya a llegar. En otros países, el comienzo de la curva de ascenso vertical se da entre la semana cuatro y la semana ocho al diagnóstico del primer paciente. En Colombia esto sucedió el seis de marzo, lo que quiere decir que estamos entre la semana cuatro y la semana ocho, esperando cuándo sería ese pico exponencial vertical.

 

¿Y cuándo sería ese pico máximo de contagios?

En estos momentos es difícil tener certeza de lo que va a pasar exactamente porque no tenemos suficientes pruebas en nuestro país. Esa es una preocupación. Desafortunadamente, así quisiéramos comprarlas, no las venden porque hay una escasez mundial de estas pruebas a nivel mundial. Tenemos claro que si pudiéramos hacer más test, sería fácil tener más certeza. Estoy hablando de pruebas diagnósticas difícil no sólo de conseguirlas sino de conseguir los reactivos para procesarlas. Al principio, estábamos teniendo problemas porque no había suficientes centros autorizados en el país para el procesamiento de las pruebas. Y eso era, obviamente, un problema. Eso ha ido mejorando y por ejemplo, en el Valle, hay cuatro centros. El problema ahora es que no hay suficientes pruebas. Estamos esperando la llegada al país de las pruebas rápidas. Ya llegó un buen número y se supone que en los próximos días llegue un millón, algo que hay que decir sería insuficiente porque nosotros hemos solicitado al Gobierno que las pruebas se hagan en todo el personal de la salud. Nosotros estamos expuestos a la enfermedad. Es importante que los médicos no se enfermen, ni contagien a los demás.

 

¿Cuenta el personal de salud con los elementos de bioseguridad para enfrentar la pandemia?

Frente a los temas de bioseguridad para el personal de salud, el Gobierno Nacional ha tomado medidas, pero no es suficiente. El Gobierno adjudicó un dinero, pero ha tardado tiempo. Primero, se dio la responsabilidad íntegra a la ARL, pero ahora la ha compartido entre el empleador, que son los hospitales y las clínicas, y las aseguradoras. Respecto a los hospitales, tenemos un problema serio relacionado con el flujo de caja. Queríamos tener hospitales y clínicas vacíos para recibir la emergencia, pero no advertimos algo importante: para que un hospital pueda tener flujo de caja, la EPS desembolsa dinero, sólo si el centro asistencial factura y para que eso se dé, el hospital debe tener pacientes hospitalizados y hacer procedimientos. Y como ahora estamos en cuarentena y establecimos que no debía haber ningún procedimiento ambulatorio para no gastar los insumos, dejamos a los hospitales parcialmente vacíos pero sin plata porque no pueden facturar. Creamos otro problema porque necesitamos flujo de caja para que los hospitales puedan comprar los insumos de bioseguridad.

 

Laboralmente, ¿Cómo están los médicos hoy?

Los médicos en este país tenemos cuatro modelos de contratación. Uno de ellos es la contratación laboral formal, en el que está el 25% de los médicos del país. El resto son contratados por prestación de servicios, contratación tercerizada y pago por evento. Nosotros solicitamos al Gobierno que nos dé una contratación laboral formal para esta pandemia, al menos, para quienes están en la primera línea. De esto aún no hemos tenido respuesta.

 

Frente a la cuarentena que va hasta el próximo 26 de abril, ¿Es probable que deba el presidente Iván Duque alargarla una vez más?

Nosotros como profesionales de la salud queremos siempre dar lo mejor a nuestros profesionales y nunca hacer daño. Si uno piensa sólo en esa premisa, no debemos levantar la cuarentena. Obviamente, esa medida hace un daño gigante a la economía. Entendemos que en nuestro país hay mucha gente que vive del día a día, que está pasando hambre. Los modelos que hablan de entrar y salir de cuarentena, lograrían activar un poco la economía pero siempre vamos a estar muy golpeados. Si la abrimos 100%, sería echar a la basura todo este tiempo en que hemos estado en cuarentena. Tiene que haber una cuarentena inteligente como dice el Gobierno, o parcial. Hay proyecciones matemáticas que muestran que toda esta emergencia puede durar hasta finales del año 2021. No es fácil. Todo lo que estoy hablando es en supuestos porque nadie lo sabe, ni siquiera el Gobierno. Para tener certeza, necesitamos más datos.

 

Desde el punto de vista médico, ¿Podría servir una cuarentena por regiones?

Lo que se ha visto en otros países, la cuarentena sola es una medida que tampoco sirve. La cuarentena debe estar acompañada de varias cosas como las medidas personales como el lavado frecuente de manos, no tocarse la cara y ponerse el tapabocas. Es importante que aprendamos a vivir de una manera ‘poscovid’, siendo responsable de su espacio, limpiar su lugar de trabajo, lavarse las manos y no estar en aglomeraciones. Es concientizarnos que debemos evitar contagiarnos nosotros y evitar contagiar a los demás. Otra medida necesaria para que funcione la cuarentena: las pruebas rápidas y diagnósticas para hacer tamizaje a la población. Con las pruebas, sabemos quién está contagiado y se le hace un trazado epidemiológico, que es una investigación privada para saber con qué otras personas ha estado en los últimos días. Estas son las únicas formas para contener la enfermedad.

 

Le insisto por el tema de la cuarentena, ¿Cabe la posibilidad que deba ir más allá del 26 de abril?

Tenemos que esperar cuándo nos llega el ascenso en la curva epidemiológica. Si nos coge esa curva ascendente importante antes de que termine la cuarentena, es muy posible que la prolonguen. Si nos coge justo en el momento crítico, la van a tener que prolongar. Si no nos coge en el momento crítico, quitan la cuarentena y debemos entrar nuevamente. Nadie puede decir con certeza esto, lo que sí sabemos es que de ahora en adelante, cuando salgamos de cuarentena, tendremos un nuevo estilo de vida ‘poscovid’, que quiere decir que yo soy responsable de mí y responsable de que otros no se contagien. Eso es lo que ahora debemos tener en la mente todos los días. Así como los médicos antes de ver un paciente, automáticamente, se lavan las manos. Así debe pasar con nosotros, debemos tener conciencia además de que me tengo que lavar las manos bien, al menos durante 20 segundos. Si usted va a su trabajo, limpie muy bien el lugar en el que va a estar. Si viene de la calle y llega a su casa, proteja a su familia, quitándose la ropa y tomando un baño, incluyendo el cabello. Ese debe ser nuestro modus operandi ahora en adelante.

 

El presidente Duque ya ha dicho que no habrá bares, discotecas, conciertos durante por lo menos, los próximos 18 meses, ¿Irnos preparando en decirle adiós a la vida social?

Es una situación difícil, difícil para esta industria. Pero eso, tendrá que sopesarse a nivel de riesgo-beneficio. Como están las cosas en las que no está controlada la infección, no debemos tener aglomeraciones porque son los lugares en donde hay más riesgo de contagiarse. El problema es que durante el partido de fútbol estamos contentos y nos emocionamos, pero qué va a pasar a los 15 días de ese juego: iremos todos enfermos al hospital y no habrá cómo atenderlos. Eso es lo que hay que poner en la balanza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1 comentario

Comenta!