La Nación
EDITORIAL

El poder de la naturaleza

El poder de la naturaleza 1 12 agosto, 2020

En cuestión de horas, se volvieron virales en redes sociales las imágenes publicadas esta semana por el Diario LA NACIÓN sobre el ‘nuevo’ desierto de La Tatacoa.

Las fotografías son increíblemente exuberantes de un destino turístico que ha cobrado relevancia durante los últimos años en el departamento del Huila: un desierto reverdecido por completo, un desierto al que evidentemente le ha caído muy bien la parálisis por el coronavirus. Sin visitantes maltratando sus laberintos o turistas contaminándolo con sus basuras, el desierto ha cobrado vida. Está mucho más verde, sus colores son más vivos y los animales han regresado.

“Lo que vemos a partir de esta pandemia y la no afectación por parte del ser humano sobre los ecosistemas, ha permitido no sólo en La Tatacoa sino en todas las regiones secas, lograr una recuperación teniendo en cuenta que al no ser pisoteada y mal manejada, se produce una resiliencia ecosistémica. Las plantas colonizadoras que nacen para proteger los suelos han tenido la oportunidad de crecer, su función es ponerle un sombrero, de tal manera que el sol ni los vientos  le hagan tanto daño”, explicó Carlos Gómez, experto consultor en temas medioambientales, al ver las impactantes fotografías tomadas por LA NACIÓN.

El reverdecer de La Tatacoa tiene un valor enorme. Los bosques secos tropicales son ecosistemas más vulnerables que los húmedos. Además hay que señalar que el desierto viene siendo afectado por un lento pero incisivo proceso de desertificación.

Los villaviejunos no pueden taparse los ojos y negarse a ver el poder de la naturaleza en esta pandemia. Hoy más que nunca, como anfitriones de La Tatacoa, deben comprometerse a conservar y darle un manejo sostenible al ecosistema del desierto. No todo puede ser explotación turística.

 

“Los villaviejunos no pueden taparse los ojos y negarse a ver el poder de la naturaleza en esta pandemia. Deben comprometerse a conservar y darle un manejo sostenible al ecosistema del desierto”