La Nación
El Timanco… 1 12 agosto, 2022
COLUMNISTAS

El Timanco…

Por: Francisco Argüello

Lo siento por quienes piensan distinto, pero los negocios ayer, hoy y siempre se miden por las ganancias y la plata que generen.

El Hotel Timanco de Pitalito- confirmé después de pedir las cifras oficiales – genera un desgaste financiero al bolsillo de Comfamiliar del Huila que lo sostiene desde 2007.

En los últimos diez años, El Timanco, conocido por lo típico, amplio y tradicional complejo laboyano, generó pérdidas para Comfamiliar por 2.173 millones de pesos. Y si el negocio sigue después del 31 de diciembre (fecha de vencimiento del contrato entre la Caja e Inturhuila), el desgaste financiero sería desastroso.

Pitalito- me reportan desde la Cámara de Comercio- tiene 70 hoteles, cifra catalogada como sobreoferta en el municipio por Comfamiliar del Huila.

El Timanco- por ser el más tradicional- cobra a particulares 183 mil pesos (subsidia 65 mil a afiliados) por una noche de hospedaje en una habitación sencilla sin impuesto. Obvio, mucho más que el Andino Plaza, el Metropol, Guaitipán y otros tantos. Y no pueden cobrar menos- me explican- porque la operación y el sostenimiento son excesivamente costosos. Desde el 2007- se lee en las cifras- el hotel ha dejado pérdidas. El año que más pasivos arrojó fue 2005, época de Armando Ariza: 734 millones de pesos.

En 2008 (226 millones), 2010 (18 millones), 2011 (103 millones) ,2012 (14 millones), 2013 (80 millones), 2014 (314 millones) y 2016 (346 millones de pesos).  Para mitigar la crisis de El Timanco, la Caja le transfirió en 2015 y 2016  más de 273 millones de pesos. Y la cobertura hotelera se desplomó en 2014 cuando el complejo pasó de recibir 17.958 huéspedes en 2013 a 4883 clientes al año siguiente. Hasta julio de este año se quedaron en el Timanco 3.773 personas.

Comfamiliar del Huila plantea la transformación del hotel en una unidad especializada de servicios de salud para Pitalito. Sin embargo, está dispuesto a entregarlo a Inturhuila sin ninguna resistencia este 31 de diciembre para que la junta lo destine a quien más le oferte porque la estructura admirada durante el bicentenario de Pitalito se convirtió en un chicharrón sin grasa y bastante pelo.

Nota uno: En la Contraloría Departamental del Huila se escandalizan divulgando más de diez elefantes blancos que no son nuevos para la opinión pública. Los muestran como un gran logro, pero fueron financiados- en su mayoría- con dineros de regalías petroleras, es decir, no les compete investigarlos. ¿La Contraloría Departamental pretende pisarle la manguera a la Contraloría General de la República que siempre ha guardado silencio frente a las inversiones ‘sembradas’ a medias en el departamento? Más bien, por qué no le preguntan a la contralora Departamental Adriana Escobar, ¿qué decisiones fiscales ha proferido contra exalcaldes que construyeron esas obras? Y, ¿cómo avanzan esas investigaciones fiscales (si están en su despacho)? Cuando la rueda de prensa sea para hablar de las investigaciones yo iré encantado. De lo contrario, ni me inviten.

Nota dos: el exalcalde Pedro Suárez anda de paseo, después de su salida de la cárcel la semana anterior. La Picaleña- dicen sus amigos- lo dejó estresado.