La Nación
‘Elefantes blancos’ ¿Quién responde fiscalmente? 6 25 enero, 2021
Informe

‘Elefantes blancos’ ¿Quién responde fiscalmente?

‘Elefantes blancos’ ¿Quién responde fiscalmente? 12 25 enero, 2021
El Eje Lúdico
¿Alguien va a devolver la plata que se perdió en las obras que hoy no están al servicio de la comunidad neivana? La pregunta sale a flote al observar varias de las obras de construcción en la ciudad que quedaron inconclusas y abandonadas, hoy solo al servicio del polvo y el moho. Se transformaron en verdaderos elefantes blancos, y nadie hasta ahora ha respondido fiscalmente por ellas.

Por nombrar las más sobresalientes, están el Eje Lúdico de la carrera 16, el estadio  del fútbol ‘Guillermo Plazas Alcid’, el Parque Isla y el Caimi de la Comuna 9.

Por esta razón, fue que la Contraloría General de la República, CGR, aperturó las correspondientes investigaciones a estos contratos inconclusos, en consideración a que la totalidad de los dineros invertidos en esas obras son recursos del orden nacional. Así lo hizo saber el contralor del Municipio de Neiva, Hildebrán Perdomo, quien explicó que la Contraloría Municipal ni Departamental tienen competencia para tramitar estas investigaciones.

“Cuando los recursos que se ejecutan en las obras son del orden nacional la competencia recae en la Contraloría General de la República. Es importante entonces que la gente tenga la claridad y certeza de a quién deben pedirle cuentas y quién debe adelantar las investigaciones. La competencia de las contralorías municipales se restringe, se limita y se circunscribe a hacer vigilancia, seguimiento y control a los recursos del orden municipal. Somos solo intermediarios entre la comunidad y los medios de comunicación que plantean sus inquietudes y expresan su preocupación por esas obras inconclusas y por eso vamos a continuar como Contraloría Municipal haciéndole seguimiento a estos procesos que realiza la Contraloría General para estas informando de los avances”, refirió Perdomo.

Asimismo, el contralor evidenció un informe de la CGR sobre el estado de los procesos de responsabilidad fiscal que adelanta actualmente.
 
El Eje Lúdico

Este sonado contrato de obra pública lo suscribió el municipio de Neiva en el año 2011 con la Unión Temporal Eje Lúdico Carrera 16, cuyo objetivo era la construcción de la primera fase del eje lúdico, cultural y deportivo de la Carrera 16 entre Calles 27 y 41 de la ciudad de Neiva. La obra fue suspendida y abandonada desde el 19 de abril de 2012, se entregó en anticipo la suma de $544.667.341 pesos, y tuvo un avance de solo el 22% para una inversión de $398.533.329 pesos. El dinero restante del anticipo no fue invertido en obra.

Según la CGR, lo anterior determina que por esta obra inconclusa y abandonada se establece un presunto detrimento al patrimonio público.

La Contraloría adelanta el respectivo proceso de responsabilidad fiscal por el procedimiento verbal, aperturado e imputado, el 3 de septiembre de 2015 por la cuantía de $544.667.341, a la fecha se encuentra en audiencia de descargos.

Parque Isla

‘Elefantes blancos’ ¿Quién responde fiscalmente? 13 25 enero, 2021

La obra Parque Isla demostró una falta de planeación en la etapa precontractual. El contrato contempla la construcción de equipos fluviales, conformado por dos muelles flotantes ubicados en dos puntos estratégicos de comunicación entre la ciudad de Neiva y el Parque Isla Aventura sobre el río Magdalena y una barcaza. De la visita realizada por la Contraloría Municipal al sitio de obra, se pudo constatar que el muelle flotante ubicado en el Parque Isla Aventura no se encuentra en su sitio, la barcaza y el muelle flotante ubicado en el punto del Caracolí permanece en su lugar sin operarlo, por lo tanto todo el sistema montado no está prestando el servicio social para lo cual fue construido, cuya función es transportar desde la ciudad de Neiva al Parque Isla Aventura y viceversa a la población y el recorrido sobre el río Magdalena.

‘Elefantes blancos’ ¿Quién responde fiscalmente? 14 25 enero, 2021

Lo anterior, conlleva a no cumplir con los fines esenciales del Estado y prestar el servicio social. Por lo tanto la CGR determina un presunto detrimento patrimonial por $914.447.523. Cuantía por cual la Contraloría General de la República adelanta un proceso de responsabilidad fiscal por vía ordinaria, aperturado el  26 de noviembre de 2015. A la Fecha el ente de control está practicando las pruebas correspondientes.

CAIMI

Se trata del Contrato de construcción a todo costo de la primera fase del Centro de Salud Integral Materno Infantil CAIMI de la ESE Carmen Emilia Ospina del Municipio de Neiva. Según lo evidenciado por la Contraloría en la revisión de los documentos y capítulos de la obra que se constataron en la visita técnica al sitio de la obra, se concluyó que por una deficiente planeación en la fase precontractual se desconocieron algunas especificaciones técnicas definidas en la Resolución No 4445 de 1996, relacionadas con la altura útil de la sala de cirugía y al acceso al segundo piso.

‘Elefantes blancos’ ¿Quién responde fiscalmente? 15 25 enero, 2021

Además, no se tuvieron en cuenta las disponibilidades de servicios públicos de acueducto y alcantarillado en la formulación del proyecto, por lo que no se previó la capacidad de la red de alcantarillado sanitario del sector y la disponibilidad del alcantarillado de aguas lluvias para la operatividad y el funcionamiento del edificio, conllevando a que una vez construido, en las condiciones actuales sea imposible efectuar la conexión al sistema de alcantarillado de aguas lluvias de la ciudad, así mismo respecto a la red de alcantarillado sanitario por ser ésta insuficiente para recibir la cantidad de aguas residuales producidas por el centro de salud.

Igualmente se omitió el análisis de algunas determinantes físicas del lote tales como la topografía y el componente ambiental que ocasionaron la no inclusión en el presupuesto del contrato de ítems de obra que luego, en el desarrollo contractual fue necesario crear, tales como excavación de la explanación, relleno con material de explanación y recebo seleccionado, mejoramiento del suelo, desagües e instalaciones subterráneas, concreto impermeabilizado para muros, cuya ejecución y pago colmaron el valor de inicial del contrato y no permitieron la ejecución total de los capítulos de cavado de la obra para su plena terminación.

‘Elefantes blancos’ ¿Quién responde fiscalmente? 16 25 enero, 2021

En estas condiciones, la obra se siguió ejecutando hasta completar en cantidades de obra el valor inicial del contrato, quedando sin terminar el bloque de ayudas diagnósticas y hospitalización. El 4 de abril de 2014 la obra fue recibida en las condiciones ya descritas según consta en el acta de recibo final suscrita por el contratista y el interventor. Desde esa fecha la obra se encuentra sin ninguna actividad de construcción y mucho menos en funcionamiento.

En la visita practicada el 15 de septiembre de 2015, la Contraloría detectó fallas en la obra tales como fisuras en la placa de piso y en la placa de entrepiso del segundo nivel, se observó además en la obra asentamientos diferenciales manifestados en la placa de piso interno del primer nivel y en las placas de acceso al edificio, así como fallas en los acabados  de pisos, muros, cielo rasos y pintura de fachadas.

Las características descritas actuales de la obra y el hecho de encontrarse en estado de abandono conllevan a que la parte que alcanzó a construirse continúe su deterioro progresivo por el no uso.

En la obra están comprometidos $4.458.768.495, que corresponde a las sumas pagadas a título de cuatro actas de recibo parcial y el valor sin amortizar del anticipo. El hallazgo administrativo con presunta incidencia disciplinaria y fiscal, apertura su indagación preliminar el 20 de marzo de 2017, a la fecha se encuentra abierta y en estado de recaudo de material probatorio.

Estadio de fútbol
‘Elefantes blancos’ ¿Quién responde fiscalmente? 17 25 enero, 2021
El año pasado la Contraloría Municipal realizó una auditoria de aspecto técnico y jurídico porque hay destinado a ese proyecto $5 mil millones pesos, de los $29 mil que cuesta en su totalidad. La CGR abordó entonces la investigación a partir de una denuncia que presentó el Contralor del Municipio de Neiva, Hildebrán Perdomo en el primer trimestre del 2016, cuando se avizoraba posibles irregularidades en ese contrato. El proceso ha dado sus avances pero a pasos muy lentos.