La Nación
En bombardeo al Eln en Chocó murieron cuatro menores de edad 1 27 octubre, 2021
ACTUALIDAD

En bombardeo al Eln en Chocó murieron cuatro menores de edad

Volvió a ocurrir. Luego de los bombardeos de agosto de 2019 en Caquetá y de marzo de 2021 en Guaviare en los que murieron niños y adolescentes, desatando escándalos y hasta mociones de censura contra los ministros de Defensa, en las últimas semanas se dio una nueva operación militar en la que murieron menores de edad. Esta vez fue en Chocó, en un bombardeo que pretendía dar con el campamento en el que se encontraba el jefe del Frente Occidental del Eln, alias Fabián. El líder guerrillero no falleció ahí, pero en cambio sí murieron ocho personas, entre ellas, cuatro menores de edad.

El Espectador conoció un documento en el que Medicina Legal le confirmó al senador Iván Cepeda haber recibido ocho cuerpos para examinar por hechos ocurridos el 16 de septiembre en el litoral de San Juan, municipio chocoano. Si bien la entidad no da mayores detalles de lo que halló en las necropsias, sí confirmó que entre los muertos hay cuatro menores de edad: un adolescente de 13 años y los otros de 17 años —uno de los cuales era mujer—. El documento asegura que los cuerpos ya fueron entregados a las familias de los menores.

El operativo que se desarrolló desde el 16 de septiembre pasado en el Chocó recibió el nombre de Operación Samuel y fue presentado por Ministerio de Defensa como “una de las operaciones militares más grandes contra el Eln”, pues alias Fabián sería “la cabeza más importante de este grupo que quedaba en Colombia”. El ministro del Interior, Daniel Palacio, dijo que se trató de una “operación quirúrgica” y de “alta precisión”. Sin embargo, el máximo objetivo de esa acción militar no murió ni fue capturado allí mismo.

“Después de 10 días de búsqueda y registro, por tierra y por río, (Fabián) fue ubicado herido, cubierto con arbustos y vegetación en el día de ayer, estaba muy cerca del lugar donde ocurrió la operación la semana pasada”, dijo el ministro de Defensa, Diego Molano, al anunciar que el jefe guerrillero había sido capturado en la mañana del 28 de septiembre en las selvas chocoanas. Lo encontraron malherido, lo capturaron y lo condujeron a un centro médico en Cali, donde finalmente murió el mismo día.

Los ministros Molano y Palacios dijeron que en el operativo también murió alias Carlitos quien, como Fabián, tendría más de 30 años en la guerrilla del Eln. El director de la Policía, el general Jorge Vargas, incluso aseguró que en el lugar fue encontrada la mascota de Fabián, un perro criollo que siempre lo acompañaba. Sin embargo, ninguno de los funcionarios se refirió a los cuatro menores de edad que resultaron muertos en el bombardeo.

Ante este silencio, el senador Iván Cepeda envió una carta al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y al Representante Especial Sobre los Niños en los Conflictos Armados en la que asegura que esta situación ya se volvió un patrón en Colombia: “Utilización del bombardeo por encima de otros métodos pese a tener conocimiento de ser zonas de alto reclutamiento forzado, ocultamiento de la información a la opinión pública y justificación de las conductas”. Así ocurrió, dice la carta, con el bombardeo de marzo de este año en Guaviare, donde al menos dos menores de edad fallecieron.

El senador le aseguró a Naciones Unidas que Colombia ha realizado estas operaciones militares en zonas que sabe que hay altos índices de reclutamiento de niños, niñas y adolescentes. “Es una constante de las Fuerzas Militares realizar el método de mayor impacto y daño a la vida sin distinción: los bombardeos”, añadió en la misiva, en la que recordó que el ministro Molano ha asegurado que los niños reclutados se vuelven “máquinas de guerra”. Además, pidió al organismo internacional que hagan llamados a Colombia para cumplir con sus obligaciones de proteger a los niños y adolescentes vinculados al conflicto.

Con información de El Espectador.com