La Nación
“En la cárcel se tendrá que quedar”, 1 11 agosto, 2022
ACTUALIDAD

“En la cárcel se tendrá que quedar”,

Este fue el mensaje que desde Glasgow, el presidente de la República Iván Duque le envió Luis Alfredo Garavito, responsable de violación y asesinato de más de 200 personas, en su mayoría niños, esto ante la posibilidad de otorgarle libertad condicional.

Redacción Web/LN

El presidente de la República Iván Duque aseguró que se encuentra “profundamente indignado” ante la posibilidad de otorgarle libertad condicional a Luis Alfredo Garavito, responsable del asesinato de más de 200 personas, en su mayoría niños. El mandatario calificó a Garavito como “un bandido, delincuente y rata apestosa”.

“Yo quiero decir que tengo profunda indignación con esa posibilidad que se sugirió de que esa bestia de Garavito saliera de prisión. Ese es un bandido, un delincuente, una rata apestosa”, afirmó Iván Duque en diálogo con periodistas.

Esta posibilidad surgió luego de que en el programa Los Informantes de Caracol Televisión reveló que el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) pidió que se evaluara la libertad condicional de Luis Alfredo Garavito.

En el documento se pide que “se estudie y verifique por parte de su despacho, lo concerniente a la concesión o no del subrogado de libertad condicional en favor del PPL referenciado”, refiriéndose a Luis Alfredo Garavito.

“No ha hecho sino producirle daño a niños en nuestro país y el destino de ese delincuente es seguir en la cárcel. El Gobierno nacional ni auspicia ni respalda eso. Y que le quede muy claro al señor Garavito que en la cárcel se tendrá que quedar”, concluyó Duque cuando le preguntaron por el tema.

Garavito, también conocido como la Bestia fue capturado el 22 de abril de 1999 y cumple su condena de 40 años (reducida a 24) en La Tramacúa de Valledupar. Todos los crímenes los cometió en un lapso de 7 años, por lo que la Fiscalía General de la Nación, que lo describe como el “segundo homicida en serie del mundo”.

Según Garavito, el primer crimen de ese tipo que cometió, fue en 1992, en el municipio de Jamundí, Valle del Cauca, cuando se acercó a un niño, lo acarició y luego lo asesinó. Según su propia confesión, asesinó a más de 200 personas entre niños y adultos durante esos años.