La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

¿En qué queda el respeto a la vida?

¿En qué queda el respeto a la vida? 1 3 abril, 2020

 

Esperanza Andrade

Coincide este año el inicio de la Cuaresma, ayer Miércoles de Ceniza, importante celebración del mundo católico, con el debate en Colombia sobre la posibilidad que la Corte Constitucional despenalice el aborto hasta la semana 16 del embarazo, como plantea la conocida ponencia del magistrado Alejandro Linares, que, por fortuna, no comparte el país.

En la práctica, llevaría a legalizar el aborto hasta los primeros 4 meses de gestación, acabando la vida del que está por nacer, atentando contra la vida e integridad de la mujer, los derechos de procrear y su mismo aparato reproductivo.

Mi posición ha sido clara, firme y contundente: El Estado debe preservar la vida, que debe ser defendida, respetada y valorada desde el momento de la concepción hasta la muerte natural. La Corte no puede variar la jurisprudencia existente. Ya es cosa juzgada.

Como respuesta, nos hemos pronunciado ante la Corte; participado en plantones; expresado repudio en diferentes medios y canales de comunicación; y alistamos actividades como una gran movilización nacional de rechazo y se privilegie la vida sobre la muerte.

Es por eso que lideraré , con la bancada de congresistas del Partido Conservador, la presentación y trámite de un proyecto de ley que modifique el Artículo 90 del Código Civil, que dice que la vida de una persona inicia con el nacimiento.

Se busca que la Ley reconozca que la existencia legal de una persona principia desde la concepción y es desde este momento que el derecho a la vida debe ser respetado y garantizado de manera incondicional por las personas y disposiciones legales, sin importar la etapa de desarrollo en que se encuentre.

Vamos a legislar que el ser humano que está por nacer sea sujeto de derechos. Redefinir el concepto de existencia legal de una persona, incluso, en el vientre de la madre. Que se reconozca como persona a quien está por nacer, y que existe legalmente desde la concepción. Así, garantizaremos legal y constitucionalmente que su derecho a la vida no sea vulnerado de manera arbitraria.

Con esta modificación al Código Civil se hace evidente la exigencia del pueblo colombiano del interés último de proteger el derecho a la vida de todos los seres humanos, de manera que se reconozca el valor supra normativo e incondicional que debe tener, y que es inherente a todo ser humano, incluso, para aquellas personas que no fueron deseadas, pues deben seguir siendo reconocidas por la sociedad como parte fundamental de ella y nunca como una carga.

Soy una persona provida, hija, madre y abuela, llena de amor y esperanza. Si se permite que mujeres embarazadas que no quieran dar a luz aborten sin incurrir en ningún delito, siempre y cuando estén en los primeros tres meses de gestación, ¿en qué queda el respeto a la vida?

Comenta!