La Nación
Falsos positivos en el Huila, la sombra del general Pinto 1 20 septiembre, 2021
ACTUALIDAD

Falsos positivos en el Huila, la sombra del general Pinto

El mayor general Marcos Evangelista Pinto Lizarazo, quien fue comandante del Batallón Magdalena en Pitalito, entre diciembre de 2007 y septiembre de 2009, pidió la baja luego de un mes del atentado a la Brigada la Brigada 30 en Cúcuta. Tras el ataque el oficial fue asignado en la Jefatura de Educación y Doctrina del Ejército.

Los ‘falsos positivos’ ocurridos en el sur del Huila, cuando fungía como Comandante del Batallón Magdalena, no fueron una ‘piedra en el zapato’ en la carrera militar para el entonces teniente coronel Marcos Evangelista Pinto Lizarazo, quien decidió ponerle fin luego de un mes del atentado en la Brigada 30 en Cúcuta y el ataque al helicóptero en el que se transportaba en presidente de la República, Iván Duque Márquez.

El mayor general Pinto Lizarazo, quien se desempeñaba como comandante de la Segunda División del Ejército y tras los atentados perpetrados por las disidencias de las Farc, hace unas semanas fue  trasladado a Bogotá para que se hiciera cargo de la Jefatura de Educación y Doctrina del Ejército, solicitó la baja.

El alto oficial el pasado 12 de abril había sido citado, junto con el también mayor general Edgar Alberto Rodríguez Sánchez, por la Sala de Reconocimiento de la Jurisdicción Especial para la Paz, a dar su versión voluntaria sobre casos falsos positivos registrados en el Huila entre 2006 y 2009.

Falso positivo

Pinto Lizarazo, quien fue comandante del Batallón Magdalena en el municipio de Pitalito y adscrito a la Novena Brigada del Ejército, entre diciembre de 2007 y septiembre de 2009, es investigado por 18 ejecuciones extrajudiciales, al parecer, cometidas por soldados de la unidad militar en el 2008.

Entre los falsos positivos se encuentra, el asesinato del campesino Ever Urquina Rojas, cometido en zona rural del municipio de San Agustín, el 18 de enero de 2008.

Por el crimen del labriego fueron judicializados por la Fiscalía Especializada de Neiva, el sargento William Andrés Vargas Capera, quien terminó confesó y fue condenado a 20 años de prisión. Human Rights Watch, señaló que Pinto Lizarazo certificó un pago de 1.500.000 pesos  a un informante que, supuestamente, proporcionó la información que posibilitó la operación en la cual fue asesinado Urquina Rojas. “No obstante, los fiscales concluyeron que el presunto informante no ofreció ninguna información con relación al occiso”.

El Observatorio Surcolombiano de Derechos Humanos (Obsurdh) indicó que ha documentado 32 presuntas víctimas de ejecuciones extrajudiciales, bajo la comandancia del entonces teniente coronel Pinto Lizarazo. La información fue entregada a la JEP en octubre de 2020.

El alto oficial Pinto Lizarazo, antes de llegar al Huila, fue nombrado comandante de la Décimo Tercera Brigada, que opera en Bogotá.

Según la Ong Human Rights Watch, entre octubre de 2006 y abril de 2007, el general fue comandante del Batallón Anastasio Girardot, de la Cuarta Brigada y la Fiscalía inició investigaciones sobre 23 presuntos asesinatos perpetrados por soldados de la unidad militar en 2006 y 22 en 2007.

Agregó que en 2011, un juzgado condenó a cuatro soldados del Batallón Anastasio Girardot por el homicidio, en diciembre de 2006, de dos civiles que fueron reportados como milicianos de las Farc.

Falsos positivos en el Huila, la sombra del general Pinto 7 20 septiembre, 2021
El sector donde ocurrió el ataque al helicóptero en el que iba el presidente Iván Duque, es jurisdicción de la división del Ejército que estaba al mando del general Pinto.