La Nación
Familias del asentamiento José Eustasio Rivera claman por ser reubicados 4 25 julio, 2021
NEIVA

Familias del asentamiento José Eustasio Rivera claman por ser reubicados

Carolina Argüello Cruz/LN

comunidad@lanacion.com.co

En medio de la incertidumbre viven  familias del asentamiento José Eustasio Rivera, de la Comuna Tres de Neiva. Alegan que le temen al desalojo por la continuidad del Parque Ronda rio Las Ceibas, el derrumbe de los árboles y las constantes inundaciones a causa de las lluvias y el desbordamiento del afluente hídrico.

Según la presidenta de la Junta de Acción Comunal, Alba Marcela Quintero, en un ejercicio que realizaron los lideres censaron 125 casas y dentro de estas 215 familias, niños, jóvenes, adultos mayores y población en discapacidad.

“De estas, 80 familias están en el alto riesgo, porque son los que viven en inmediaciones de la orilla  y los materiales también son precarios. Sabemos que han reubicado algunas familias y vienen otros por necesidad y empiezan a construir. Se nos acumula más gente, entonces queremos hacer un llamado para poderles dar una vivienda digna”, contaron.

Abuelo desamparado

Una de las historias más conmovedoras es la del abuelo Jesús Antonio Gaitán, tiene más de 80 años, se quedó sin casa por las obras  del Parque Ronda rio Las Ceibas, hace un año.

“Yo tenía mi casa y estaba pagando impuesto, allí viví durante 18 años, hasta que me desalojaron, que yo no podía hacerme ahí, que es la rivera de Las Ceibas”, contó el anciano.

Familias del asentamiento José Eustasio Rivera claman por ser reubicados 10 25 julio, 2021

Según los vecinos en la zona habían cuatro casas en concreto, entre esas la de Jesús, pero él fue el único que desalojo por su voluntad para dar ejemplo.  Luego  a través de una tutela un sobrino del anciano consiguió que le dieran 200 mil pesos de subsidio para pagar una pieza.

“Lo más injusto es que a las otras tres familias que se opusieron les dieron 30 millones, además mi tío no puede acceder a una reubicación porque no cumple con uno de los requisitos mínimos que es cumplir con nucleó familiar. Lo peor es que cuando estaban negociando no pasaban de seis millones”, dijo un sobrino.

En busca de soluciones

Los líderes alegaron que han tocado puertas  a nivel nacional, sin embargo los enviaron para las autoridades locales.

“Hemos enviado cartas al Ministerio de Vivienda a, una compañera fue hasta Bogotá, de allá nos dijeron que eso lo resolvía la Alcaldía, el municipio nos contestó que no había presupuesto, pero si había planes de vivienda pero para nadie extraño que alguien que no tenga vida crediticia no le es fácil tener casa”, argumentaron.

Unas de las propuestas de la comunidad es que les asignen un terrenos que ellos con actividades solidarias levantarías sus casas.

Las autoridades

Gustavo Silva, secretario de Vivienda de Neiva manifestó que, “bajo la política pública de asentamientos lo que hacemos es crear unos mecanismos de ayudas. Pero como esas personas van hacer intervenidas, por la construcción del muro, en el momento que empiecen hacer la recuperación de espacio público deberá hacerse como se hizo en otros sectores, la compra de las mejoras y que ellos después se postulen a los subsidios de vivienda de nosotros”, dijo.

Añadió que hay muchas personas que por cruce de datos registran que han recibido otro tipo de subsidio, y no pueden recibir más ayudas.

LA NACIÓN oye la gente

Ana Ofelia Reinoso:

“Los riesgos que tenemos acá son varios, los arboles inmensos amenazan con caerse encima de las casas, el rio es un peligro latente, pedimos que nos colaboren con la reubicación o un lotecito que nosotros construimos”.

María Perdomo:

“Nosotros vivimos en una casa en precarias condiciones, somos desplazadas de la vereda San Luis, cuando llueve no podemos ni dormir, por acá todo se inunda”.

Deyanira Ramírez:

“Que cuando piensen reubicar la gente tengan en cuenta la Junta de Acción Comunal, nosotros tenemos el censo sabemos quién vive y no, y empezar a desalojar los puntos. Hay casas donde viven dos o tres familias, pero si una se va las otras quedan”.

Marta Cecilia Aldana:

“Yo no tenía un empleo fijo para seguir pagando arriendo, laboraba en casas de familia, ya la edad  y los bajos ingresos no me permitían pagar, porque no tendría para la comida, yo toda la viga he vivido con una nieta. Levante la casa con tablitas. Ahora estoy desempleada porque estoy recién operada”.

 

Familias del asentamiento José Eustasio Rivera claman por ser reubicados 11 25 julio, 2021  

Las personas son humildes y mantienen sus viviendas impecables.

Familias del asentamiento José Eustasio Rivera claman por ser reubicados 12 25 julio, 2021

Gran población de niños viven en la zona de riesgo. Inmensos árboles  son un peligro para los débiles ranchos.

Fotos Sergio Reyes