La Nación
INVESTIGACIÓN

Fiscalía imputará cargos por crimen de Celia Escobar

Fiscalía imputará cargos por crimen de Celia Escobar 1 12 agosto, 2020

El empresario Germán Garrido fue vinculado formalmente a la investigación por el crimen de la ex auditora de la Dian, Celia Escobar, ocurrido en mayo de 2013.  Otras personas, aparentemente comprometidas serán imputadas en el mismo proceso.

 

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

Por el crimen de Celia Escobar Flórez, antigua jefe de auditoría de la Dirección de Impuestos y Aduanas del Huila, la Fiscalía General de la Nación imputará hoy cargos al empresario Germán Garrido Osorio, como presunto instigador.

Por este mismo caso serán vinculadas otras tres personas, presumiblemente relacionadas con el homicidio, anticipó una fuente judicial. Los nombres no han sido revelados pero serán presentados durante la diligencia judicial programada para este jueves.

La imputación quedó lista. La formulación se hará hoy en audiencia virtual, siete años y dos meses después del homicidio perpetrado el 10 de mayo de 2013 por dos sicarios trasladados desde Cúcuta, en la frontera colombo-venezolana.

Los cargos serán sustentados por el fiscal Delegado ante jueces Penales del Circuito Farid Eduardo Plata Ramírez, con información propia realizada por investigadores de la entidad, pero además con la evidencia recaudada en los procesos adelantados contra

A la audiencia de imputación también fueron citados el procurador judicial Gerson Avilés Rodríguez, en representación del Ministerio Público y los delegados de las víctimas Fernando Escobar Roa y Damián Sogamoso Arias.

 

Primeras pruebas

Durante la imputación, el fiscal del caso anunciará los elementos materiales probatorios, la evidencia física y la información legalmente obtenida sobre las circunstancias y concurrencia de posibles implicados en el espantoso crimen.

El funcionario judicial presentará los hechos jurídicamente relevantes que le permitirá inferir razonablemente que el empresario, es probable autor o partícipe del execrable crimen que deja ya dos condenados. Igualmente soportará la vinculación de otras personas, que habrían ayudado, o pudieron participar en la comisión del delito.

Dentro de la misma diligencia, el fiscal podrá solicitar ante el juez de control de garantías la imposición de la medida de aseguramiento que corresponda.

 

Recientemente la Juez Tercero Penal del Circuito de Neiva, compulsó copias a la Fiscalía para que investigue a Garrido por su presumible participación en el homicidio.

 

El delator

Garrido fue señalado directamente por César Augusto Badillo Galvis, uno de los sicarios contratados para perpetrar el crimen. El hombre, quien manejó la moto usada para el atentado, lo implicó como el principal instigador del atetado.

Es más, en todas sus declaraciones, implicó a Garrido como el hombre que financió la empresa criminal.

Los testimonios están consignados en un escrito de su puño y letra, y luego ratificados en las diferentes fases del juicio oral que terminó el 8 de mayo de 2020  con la condena de Jesús Ignacio Losada, quien organizó el complot.

Las primeras investigaciones las adelantó la Fiscalía Sexta Especializada de Bogotá. Desde esa época, el nombre de Garrido, se ventiló nacionalmente. No obstante, nunca se develaron los supuestos móviles que habría tenido para ‘sacarla del camino’.

Fiscalía imputará cargos por crimen de Celia Escobar 2 12 agosto, 2020
El confeso César Badillo Galvis, condenado a 17 años, implicó a Garrido.

La otra cara

El negociante, dueño Huiláfrica Salvaje y otros emprendimientos turísticos siempre negó cualquier vínculo. Ante las versiones que circularon desde esa época, Garrido se presentó a la Fiscalía pero nunca le notificaron investigación alguna. Ni siquiera, una investigación por lavado de activos que permanece quieta.

En su poder, reposan varias certificaciones en ese sentido y otros documentos que revelan que la occisa, no adelantaba ninguna investigación fiscal contra el empresario.

Garrido fuera de contexto, luego de la solicitud de la juez para que lo investigarán por el homicidio, comenzó a lanzar injuriosas calificaciones y ataques sin ningún soporte, incluso contra los periodistas que cubrieron el proceso judicial. Sin embargo, nunca desmintió ni respondió las acusaciones de los dos implicados, ya condenados.

Soportada en las confesiones de uno de los sicarios, ya condenado, la Juez Tercera Penal del Circuito de Neiva, compulsó copias a la Fiscalía para que lo investigaran por su participación. Esa decisión desató la ira del empresario, quien respondió con ataques. En cambio, nunca desmintió a los coautores, ya sentenciados, que develaron todo el plan.

Esa misma semana la Fiscalía anunció que le imputaría cargos. La diligencia quedó programada para hoy, a partir de las 8:00 a.m.

 

Crimen por encargo

Según la evidencia probatoria, evaluada en dos procesos penales contra los coautores, el homicidio comenzó a prepararse el 16 de abril de ese año, en Cúcuta (Norte de Santander) donde vivían los autores materiales.

Según las confesiones que reposan en los expedientes, Garrido buscó a Jesús Ignacio Lozada Zabala (‘Nacho’) y éste contactó en abril de 2013 a Leonardo Favio Rivera  y a  César Badillo Galvis para cometer el homicidio de la funcionaria.

La ‘vuelta’ se cuadró por 40 millones de pesos, en dos contados. Los primeros para ‘sellar’ el negocio y el resto después de haberse consumado el plan.

Losada Zabala recibió ocho millones de pesos. El resto, 32 millones de pesos, los recibieron Leonardo Favio Rivera, el pistolero que le disparó se quedó con 20 millones y Badillo Galvis, quien conducía la moto, los otros 12 millones.

La confesión de Badillo hace parte del extenso expediente y representa parte de la evidencia que se retomará en el nuevo proceso judicial que comienza hoy con la imputación.

“Nosotros, Fabio Rivera y yo viajamos desde Cúcuta desde el 22 de abril, hicimos una escala en Bogotá, solo para el transbordo y agarramos el bus que iba para Neiva. El 23 de abril llegamos a Neiva”, relató Badillo en su primera confesión. Se hospedaron en un clásico hostal en el centro de Neiva y ese día, Losada Zabala, les puso una cita en una cancha de futbol del barrio Manzanares. En ese lugar recibieron los primeros 20 millones de pesos, según aparece en el expediente que sirvió de soporte para condenar a Nacho y Badillo.

Fiscalía imputará cargos por crimen de Celia Escobar 3 12 agosto, 2020
Jesús Ignacio Lozada Zabala, (‘Nacho’), condenado a 585 meses de prisión.

A sangre fría

La funcionaria fue acribillada a tiros, frente a su residencia en el barrio Los Cámbulos de Neiva, segundos después de haber descendido de su automóvil un Corsa coupé con placas CJB 716.

Los dos sicarios, apostados cerca del lugar, se le aproximaron en una motocicleta y le dispararon a sangre fría cuando la víctima se disponía a abrir el garaje. Luego el pistolero la  puso de rodillas y le propinó varios impactos. Incluso volvió a dispararle después de haber caído en el andén de su casa.

Según el fiscal que logró las dos primeras condenas, la funcionaria “llegaba a su residencia procedente de su lugar de trabajo, siendo reducida por su agresor desde los primeros disparos, para luego ponerla de rodillas y propinarle por su espalda los proyectiles finales”.

La jefe de auditoría de la Dian, fue impactada en seis oportunidades. El Instituto de Medicina Legal confirmó que presentaba una herida en la cara, dos en el tórax, una en el abdomen, otra lumbar y otra en el brazo izquierdo.

 

Dos condenas

Jesús Ignacio Losada Zabala, el hombre que organizó el crimen fue condenado en calidad de coautor a 48 años y siete meses de prisión en calidad de coautor.

‘Nacho’ se encontraba purgando otra condena por el crimen de Leonardo Caicedo, repartidor de domicilios, el 15 de enero de 2013 en asentamiento Los Andesitos en el suroriente de Neiva.

César Augusto Badillo Galvis, el conductor de la moto,  fue condenado en sentencia anticipada en septiembre de 2014 a la pena principal de 17 años de prisión, por los cargos de homicidio agravado y porte ilegal de armas agravado.

Leonardo Favio Rivera, quien disparó contra la funcionaria de la Dian, fue supuestamente asesinado en un sector popular de Cúcuta el pasado 2 de junio de 2013.

Rivera, de 24 años de edad, aparentemente fue acribillado en plena vía pública por desconocidos. Las autoridades no confirmaron si su muerte estaba relacionada con este o con otros hechos delictivos.