Fuerte sequía ‘prende’ las alarmas en el Huila 1 16 febrero, 2020
ECONOMÍA

Fuerte sequía ‘prende’ las alarmas en el Huila

La primera temporada seca del año para varias regiones de Colombia, tiene en alerta al sector agropecuario del departamento. Resta un mes para que inicie la transición hacia la temporada de lluvias.

Caterin Manchola

huila@lanacion.com.co

La escasez hídrica durante los dos primeros meses del año deja ya afectaciones para las familias agropecuarias del Huila, y ha encendido las alarmas tempranas, pues, resta aproximadamente un mes más para que comience a darse la transición hacia la temporada de lluvias.

En el departamento, cinco municipios permanecen con alerta roja, uno con alerta naranja y 16 más figuran en alerta amarilla por disminución de precipitaciones  y amenaza  de incendios forestales, según informe emitido por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

El fenómeno natural aqueja mayormente al norte del Huila, sin embargo, es tal la problemática que en Pitalito dos veredas también emitieron alarmas por desabastecimiento del líquido. Betania, en el corregimiento de Palmarito, está siendo atendida con agua potable por medio de carrotanques del Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo. Y en la vereda Los Cristales, donde estaba pendiente por confirmar el suceso al momento de cierre de esta edición, los afluentes también se secaron.

De acuerdo con Marcela Albornoz Bonilla, vocera de la entidad, una hectárea de café en la vereda Paraíso fue consumida por las conflagraciones. Y en total los incendios han arrasado con más de 40 hectáreas de cobertura vegetal.

Las emergencias son un reflejo de lo que viene afrontando el Huila y demás regiones que atraviesan por la primera temporada seca del año. El temor por parte de los agricultores radica en que este es el sector que más demanda agua en el país, para sus diferentes actividades.

Menos siembra

Tal es el caso de los arroceros que, para evitar mayores pérdidas, han determinado frenar o disminuir parcialmente el número de hectáreas de siembra. De acuerdo con Martín Vargas, representante de Dignidad Arrocera en el Huila, “hay plantas  pequeñas que no se pueden mojar porque el agua no alcanza; ha sido bastante complicado el tema de sequías que tenemos este año”.

Martín Vargas reside en Campoalegre, el municipio más productor del cereal a nivel departamental. “Aquí las 7.000 hectáreas semestre que sembramos las regamos con el Río Neiva, que actualmente presenta menor nivel, por eso no podemos mojar seguido las plantas, dos veces por semana, sino cada ocho días; eso perjudica el desarrollo, el tema de rendimiento y producción, lo que es muy perjudicial para la economía del agricultor arrocero”, explicó.

También señaló que todos los demás municipios arroceros del departamento “pasan por la misma situación, en todos los distritos ha habido que acabar siembras, toca esperar al tiempo de invierno porque si seguimos así perdemos plata”, reiteró. En Huila se siembran semestralmente 15.000 hectáreas de este cereal.

Cabe anotar que, según el Ideam, Campoalegre está bajo alerta amarilla por disminución de precipitaciones.

Con suministro

Entre tanto en Aipe, uno de los municipios que el Ideam categorizó bajo alerta roja, personal del Cuerpo de Bomberos ha venido disponiendo de carrotanques para calmar las necesidades del sector ganadero. En veredas como San Antonio Bajo, desde diciembre los carrotanques suministran el líquido dependiendo de la cantidad de reses en cada finca, informó el Comité Municipal para la Gestión del Riesgo.

A pesar de las ayudas, la producción de leche se ha reducido en un 20%, los ejemplares han perdido masa muscular y según la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), 20 animales han muerto debido a la temporada seca en Huila.

“Ya vemos afectación en las pasturas de las fincas ganaderas de los municipios del norte; Villavieja, Baraya, zona plana de Neiva, que es donde más fuerte sienten los rayos solares en los potreros”, dijo Luceny Muñoz, directora ejecutiva del Comité de Ganaderos del Huila.

En dichas localidades las temperaturas oscilan entre los 38º y 39º. “Eso perjudica nuestro forraje, las praderas, están en este momento muy deteriorados y, entre otras, porque entre noviembre y diciembre del 2019 hubo muy pocas lluvias, no alcanzamos a recuperar todas las pasturas”, explicó la representante gremial.

En Huila, se cumplió con una campaña de siembra de alimentos para mitigar épocas críticas como la actual, “eso es lo que en este momento está terminando de utilizarse”, dijo.

Para hacerle frente al fenómeno también se han realizado movilizaciones de los ejemplares hacia otros municipios del centro y sur, o incluso departamentos como el Caquetá.

Tensa calma

Por su parte el sector cafetero por estos días sí requiere de este tipo de radicación, y que posteriormente haya lluvias para completar su proceso de floración, indicó el director ejecutivo del Comité de  Cafeteros del  Huila, Jorge Enrique Montenegro Polanía.

“Esperamos que no nos lleve a una situación que pueda perjudicar la cosecha. El verano es importante toda vez que conduce a la floración y posterior formación del grano, estas condiciones hasta el momento han sido buenas, no obstante de seguir tanto en tiempo como en intensidad es posible que sí haya afectación”, sostuvo.

Añadió que las enfermedades, especialmente la broca, podrían presentarse, por lo que la Federación ya ha tomado medidas para hacerle frente a estas y otras amenazas.

Las cosechas se darían para el mes de abril, cuando se estaría presentando la primera temporada de lluvias del año.

En rojo

En Huila todos los afluentes hídricos han disminuido sus niveles de caudal, según señaló la Secretaría de Gobierno Departamental.

De acuerdo con el Ideam, Aipe, Baraya, Neiva, Tello y Villavieja, permanecen con alerta roja, por la escasez de lluvias. Acevedo, Algeciras, Campoalegre, Altamira, Colombia, Elías, Oporapa, Palermo, Pitalito, Rivera, Saladoblanco, Suaza, Tarqui, Timaná y Yaguará en alerta amarilla. Y Nátaga figura bajo alerta naranja.

Precisa además la entidad que todos los embalses del país registran un volumen útil menor al 80%, siendo Betania, con el 79,46% el de más alto nivel. Por su parte El Quimbo registra un 46,94%.

A nivel nacional, 55 municipios habían reportado desabastecimiento de agua, según el último comunicado del tema entregado por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio.

Comenta!

Suscribase a nuestro Newsletter

Manténgase actualizado con las últimas noticias, eventos y mucho ms.
Suscribase
Suscribirse Ahora
close-link