La Nación
INVESTIGACIÓN

Gasolina también en cuarentena

Gasolina también en cuarentena 1 30 marzo, 2020

Los bajos inventarios de gasolina y acpm en las 360  estaciones de servicio ponen en riesgo el abastecimiento en Huila y Caquetá. Los pequeños distribuidores, el eslabón más débil de la cadena, compraron a precios altos y tuvieron que vender a precios bajos.

 

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

 

La intempestiva reducción de los precios de los combustibles líquidos, adoptadas por el gobierno para aliviar en parte los efectos económicos desatados por el coronavirus global, no solo puso en aprietos a los distribuidores minoritarios, sino que puso en riesgo el normal abastecimiento del combustible, en los angustiosos tiempos del coronavirus.

La inédita disminución del precio de la gasolina y el acpm, ocasionada por el desplome de los precios internacionales del crudo, terminó impactando directamente a los más débiles de la cadena.

La medida impactó directamente a 360 estaciones que operan en Huila y Caquetá.

Las estaciones de servicio llevaron la peor parte. Los pequeños distribuidores compraron caro y tuvieron que vender barato por una apresurada reducción de los precios por galón anunciada la semana pasada por el Gobierno Nacional.

La directora regional de Fendipetróleos, Luz Mila Moyano, estimó que esta medida apresurada generó una inesperada desestabilización en los precios y en la demanda del combustible. Y por lo tanto, el futuro abastecimiento en esta cuarentena total que se intensifica a partir de este martes.

Las reducciones de 1.200 y 800 pesos en el precio de la gasolina beneficiaron en principio a la estatal Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol) y a las plantas mayoristas que siguieron vendiendo con precios altos, como lo determinó el Ministerio de Minas y Energía.

“El plazo que teníamos era cuatro días para acabar con los inventarios. Pero las plantas mayoristas no lo bajaron en ese tiempo. Solo lo hicieron a partir del sábado. Solo tuvimos la oportunidad de disminuir un poco pero hoy las pérdidas son cuantiosas”, explicó Moyano.

 

La reducción

De persistir el derrumbe internacional del crudo los precios de la gasolina seguirán bajando.

El petróleo estadounidense WTI cayó un 10,7% al cierre de la semana y registró su mayor descenso semanal desde la Guerra del Golfo Pérsico de 1991. El crudo Brent se desplomó un 20%.  Ayer cerró en 22.63 barril.

“La caída en el precio internacional fue mucho más grande que el aumento del dólar y esto posibilita que el precio caiga. Esto alivia levemente los efectos de la crisis del Covid-19, disminuyendo los costos de transporte que hacen parte de la estructura de costos de todos los productos de consumo masivo”.

“Las pérdidas para los distribuidores minoristas fueron gigantescas porque compraron grandes cantidades de gasolina a precios altos y ahora, de un día para otro, baja $1.200. Eso conlleva a pérdidas imposibles de compensar”, explicó el especialista Julio César Alonso, director del Científico de la Universidad Icesi.

Inventarios

La reducción del precio anunciada por el Gobierno Nacional tomó por sorpresa a la red minorista.

“Las estaciones de servicio cuentan con inventarios bastante bajos de gasolina. Las actuales reservas son las que tenían las estaciones desde la semana pasada. Esa es la verdad. Desde hace ocho días las estaciones estaban full creyendo que en estos tiempos de crisis la gente necesita el combustible. Apenas están agotando los inventarios adquiridos la semana pasada”, acotó.

Durante el fin de semana, todas las estaciones tenían inventarios de la semana pasada, o sea, desde el lunes de la semana pasada, cuando se produjo el anuncio,  las estaciones compraron combustible a precios altos.

Desde ese momento no han comprado más combustible porque están tratando de gastar los inventarios que traían.

“En ese momento el gobierno ordenó la reducción de los precios no solo en 13 ciudades como equivocadamente se comunicó, porque la medida rige para todo el país”, explicó la dirigente gremial.

“Desde entonces no volvieron a comprar. Solo hasta el sábado al medio día las plantas mayoristas disminuyeron el precio que ordenó el Gobierno. Ellos sí acogieron a la orden del Gobierno pero no a los minoristas no le dieron tiempo para poder agotar sus inventarios, acordes con el precio que compraron”

“Por esa razón, los distribuidores minoristas no íbamos a comprar combustible caro para venderlo 1.200 pesos más barato.  Aquí estamos trabajando a pérdidas”, precisó.

 

Incertidumbre

Según los reportes las ventas no alcanzan el 20% de lo que vendían anteriormente.

La cartera con las plantas mayoristas vence este martes y lo más probable es que no habrá más despachos. Los sobregiros no alcanzan y menos en estos momentos de crisis.

“Ahora, de aquí en adelante, ¿qué pasará? Faltan 20 días de confinamiento total, ¿en este tiempo qué tanto combustible se podrá vender?”, preguntó. Sin respuestas.

Según la dirigente gremial, las reservas de gasolina pueden durar tres días más, hasta agotar las existencias que traían. El problema es de aquí en adelante por las bajas ventas.

El sábado, por ejemplo, una estación que vende en promedio mil galones diarios, solo había vendido diez. Un solo carro que pasó y tanqueó. Nada más.

LA NACIÓN recorrió ayer varias estaciones y el panorama era similar. “Muy poco ha sido el movimiento. El tanqueo ha disminuido considerablemente”, reveló uno de los operadores en la estación de Terpel en el barrio Chicalá en el norte de Neiva.

“Otra estación con un cupo autorizado de 30 mil galones tenía un inventario de diez mil galones y con la reducción perdió de entrada siete millones de pesos porque compró caro, sin la rebaja y tuvo que vender barato, sin ninguna consideración”, explicó otro distribuidor.  Esa es la incertidumbre.

Gasolina también en cuarentena 2 30 marzo, 2020
Las ventas han caído dramáticamente.

Comprar o no comprar

Aunque la distribución de combustible es un servicio esencial, la compra para venta minorista está en duda. En opinión de los propietarios de las estaciones, el bajo volumen de ventas por la circulación restringida está poniendo en duda la compra del combustible, cuando aún no han logrado pagar los actuales inventarios.

La situación es la misma en las 260 estaciones de servicio que operan en el Huila y 98 en Caquetá.

En las medidas anunciadas ayer por el gobierno se garantiza el abastecimiento en zonas de frontera, en donde se regularon los cupos, pero no en otras regiones.

 

Sin razón

A partir del martes pasado cuando se anunció la reducción, el ingreso al productor en la estructura de precios a la gasolina motor corriente se fijó en 4.000 pesos y para el acpm en 4.736 pesos, sin ninguna fórmula lógica para hacerlo. Las cifras no cuadran.

“No hay una razón técnica para la reducción del precio en esa proporción y los más afectadas fueron las estaciones de servicio”, aseguró Fendipetroleo.

“Es más, la sobretasa a la gasolina, los impuestos, el IVA, el impuesto al carbón ya están pagos. Los ingresos del Estado no se afectaron porque ya estaban pagos. El golpe fue para los pequeños distribuidores que compraron caro y tuvieron que vender barato, sin ninguna compensación”, afirmó ña vocera de Fendipetróleo.

La reducción implicaba también la disminución  del precio pagado al productor, los impuestos y las tarifas de transporte. Pero no se hizo. Solo estos tres aspectos representan el 88,4 por ciento del precio pagado por el consumidor. Y lo que más pesa en la fórmula son los impuestos y la sobretasa. Algo parecido sucede con el acpm, con porcentaje de mezcla del 8 por ciento de biodiesel.

El impuesto nacional, según los cambios en la estructura de precios para la gasolina corriente es de 546,26 pesos por galón; 155 pesos por impuesto al carbón y 1.269,69 pesos por sobretasa a la gasolina. Un porcentaje similar se mantiene para el acpm.

 

Gasolina hoy

La reducción del precio comenzó a regir a partir del sábado en todo el país y no solo para 13 ciudades como equivocadamente se registró en el comunicado oficial.

El precio mínimo de referencia para Neiva y su zona de influencia estaba en 9.598 pesos galón de gasolina corriente y 9.406 el acpm.

A partir del sábado pasado quedó 8.309 pesos y 8.461 pesos el acpm. En algunas estaciones de Terpel, por ejemplo, el precio de gasolina corriente estaba en 9.279 pesos, la gasolina extra 11.199 y 8.429 el acpm.

Gasolina también en cuarentena 3 30 marzo, 2020 Gasolina también en cuarentena 4 30 marzo, 2020

2 Comentarios

Jose rojas 24 marzo, 2020 at 2:18 pm

Bueno y que sucede cuando compran a un precio y luego viene el alza…sera q tambien esperan para agotar la gasolina q compraron barata y hay q venderla mas cara

Respuesta
JAVIER VALENCIA 24 marzo, 2020 at 5:00 pm

Exactamente lo que comentó el señor Rojas era lo que tenía pensado mencionar. Es solo una vez que les va a tocar aportar, pero en la infinidad de ocasiones que ha aumentado el precio cada mes, no le dicen al cliente que unos días estará al precio del mes anterior mientras agotan las existencias. ENTONCES NO HAY QUE ENGAÑAR LA GENTE. Bueno cuando es a favor de las gasolineras y malo cuando es a favor del cliente. ASI NO ES, HAY QUE SER JUSTO.

Respuesta

Comenta!