La Nación
¡Gracias Quino por presentarnos a Mafalda! 1 24 octubre, 2020
La Nación +

¡Gracias Quino por presentarnos a Mafalda!

Quino deja un gran legado, la niña sabia y respondona, reconocida por no gustarle la sopa y que nació en 1962. Gracias a él, el mundo conoció y se dejó atrapar por las aventuras de Mafalda.

 

 

Ha fallecido el humorista gráfico más internacional y más traducido del idioma español; y quizás también el más entrañable: Joaquín Salvador Lavado, Quino. Había nacido el 17 de julio de 1932 en Mendoza (Argentina), y tenía por tanto 88 años. En esa misma ciudad residía ahora, atendido por sus sobrinos desde que se trasladó allí en noviembre de 2017 tras morir su esposa, Alicia Colombo. El nombre de Quino estará ligado para siempre al más famoso de sus personajes: Mafalda; la niña sabia y respondona. Según informa el periódico argentino Clarín la causa de la muerte es un accidente cerebrovascular.

Nacimiento de Mafalda

Un trabajo inicial como dibujante publicitario le condujo a crear a Mafalda en 1962 gracias a unas lavadoras y unos frigoríficos. A Quino le encargaron una publicidad que consistía en elaborar tiras cómicas para los diarios en las que se mostrara en dibujos la vida de una familia que utilizaba los electrodomésticos Mansfield. Y de esa secuencia fonética surgió el nombre de Mafalda.

Los periódicos rechazaron aquella publicidad, porque se confundía con los contenidos propios, y los personajes ideados por Quino para el encargo se quedaron en la recámara. Sin embargo, los recuperó en 1964, ya sin propósito comercial, y así surgió en el periódico porteño Primera plana la tira de más éxito de la historia en lengua española, que después se publicaría en diarios de todo el mundo. Más tarde, los libros que recogían aquellas escenas venderían millones de ejemplares y serían traducidos al francés, al inglés, al japonés, al chino…, a más de 30 idiomas.

Mafalda pasó también al cine, con un largometraje de dibujos animados hecho en Argentina, de 75 minutos, en el cual los personajes reproducían en lenguaje sonoro los escritos que su creador les había dado. Pero a Quino no le dio satisfacción porque al salir del estreno oyó que algunos decían: “¡Pero ésa no es la voz de Mafalda!”. Así que la traspasó al cine mudo. Las siguientes experiencias, a cargo del gran Juan Padrón, especialista cubano en animación, ya no tuvieron diálogos. Eran chistes nuevos basados en las escenas mismas. De ese modo, Mafalda ofreció a los espectadores la voz que cada cual le hubiera imaginado. De aquella pandilla (Manolito, Susanita, Libertad, Guille…), Quino siempre tuvo su hijo predilecto en el ingenuo idealista Felipe, durante toda su vida.

En 1973, nueve años y 1.928 tiras después de su creación, Quino decidió que ya no dibujaría más a Mafalda, agotado por el propio personaje y por la tiranía de la entrega diaria al periódico. Y empezó entonces una creación más ambiciosa aún, con dibujos minuciosos, detallistas, igualmente brillantes, que mostraban a menudo la opresión de los poderosos y la mirada inteligente del pisoteado.

 

 

10 frases de Mafalda

  1. Al final, ¿cómo es el asunto? ¿uno va llevando su vida adelante o la vida se lo lleva por delante a uno?
  2. Debiera haber un día en la semana en el que los informativos nos engañaran un poco dando buenas noticias.
  3. Indudablemente, la primavera es lo más publicitario que tiene la vida.
  4. Tenemos hombres de principios, lástima que nunca los dejen pasar del principio.
  5. Como siempre: lo urgente no deja tiempo para lo importante.
  6. Hoy quiero vivir sin darme cuenta.
  7. Mamá, cuando conociste a papá, ¿sentiste que te devoraban las llamas de la pasión o apenas algo se te tostaba?
  8. Bueno, pero y el espíritu ¿a qué edad empieza a necesitar maquillarse?
  9. ¿Qué habrán hecho algunos pobres sures para merecer ciertos nortes?
  10. ¿Y Dios habrá patentado esta idea del manicomio redondo?

 

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia