La Nación
¡Hasta siempre Lina, te extrañaremos! 1 21 enero, 2021
Crónica

¡Hasta siempre Lina, te extrañaremos!

La joven periodista Lina Johana Medina Camacho falleció sorpresivamente el sábado 31 de diciembre de 2011 cuando se recuperaba de una intervención quirúrgica a la que fue sometida. La joven periodista Lina Johana Medina Camacho falleció sorpresivamente el sábado 31 de diciembre de 2011 cuando se recuperaba de una intervención quirúrgica a la que fue sometida. Deja un inmenso vacío entre sus familiares, amigos y colegas. Luto en el periodismo huilense. GINNA TATIANA PIRAGAUTA G. LA NACIÓN, NEIVA Alegre, apasionada, trabajadora, explosiva y leal. Así fue definida por los familiares y amigos Lina Johana Medina Camacho, la joven comunicadora social y periodista de la Universidad Surcolombiana, quien falleció sorpresivamente la mañana del pasado sábado 31 de diciembre. NOTA_LINASu trabajo periodístico se destacó por su sentido humanitario y profesional. En LA NACIÓN, su casa editorial durante un poco más de tres años, escribió decenas de crónicas y reportajes comunitarios, en los que prevaleció el sentido social y el rigor periodístico. Enamorada de la vida irradiaba energía, amor y alegría a su paso. Sus amigos y familiares recuerdan su constante sonrisa y la inmensa energía que imprimió a cada uno de sus proyectos, así como la felicidad que albergaba en este momento de su vida, por la materialización de diversos proyectos profesionales y personales. Problemas de salud Lina Johana Medina tuvo dificultades cardíacas desde sus primeros años y fue intervenida quirúrgicamente cuando era muy joven, para mejorar su calidad de vida. Sin embargo, los problemas de salud persistieron para la periodista de 25 años, quien tuvo que presentar tutelas y engorrosos trámites para ser intervenida nuevamente por deficiencias cardíacas, una delicada cirugía que su EPS Saludcoop se negaba a realizar. El pasado 27 de octubre, cuando por fin iba a efectuarse la operación, estando ya canalizada en la sala de cirugía del Hospital Universitario de Neiva, fue cancelada la intervención a última hora porque la EPS le adeudaba dineros al centro hospitalario. La operación A mediados del mes de diciembre, la comunicadora escribió en su facebook “Bueno parece que hoy sí. Después de una larga batalla jurídica, me programaron de nuevo para hoy la cirugía. Estoy con un poquito de nervios, pero también con todas las energías del mundo, yo sé que esto no me va ganar la batalla ¡Un abrazo para todos!” Lina Medina fue operada el viernes 20 de diciembre. La cirugía fue de alta complejidad, sin embargo salió victoriosa del procedimiento. “No puedo escribir mucho pero les cuento que salir adelante es un milagro. Dos días posterior a mi cirugía sufrí un paro cardiorespiratorio que me dejó muerta por casi seis horas, mi familia estaba muy desesperada, pero Dios es muy grande y me dio una oportunidad de vida de la cuál estaré eternamente en deuda. Los amo y les doy las gracias, estoy aún muy débil, en terapias físicas, respiratorias, pero con todas las ganas del mundo para trabajar. Gracias a todos por su infinito apoyo, estoy en la Clínica Mediláser habitación 334. Miguel te amo mi bebé gracias por tu apoyo”, escribió la periodista. Durante los días posteriores a su intervención médica tuvo la visita de decenas de amigos, familiares y colegas, quienes coincidieron en afirmar que el estado de salud de la joven huilense mejoraba paulatinamente. “Triste porque me toca pasar año nuevo en la clínica, pero agradecida con Dios y con mi mami que ha estado incondicional en este proceso de recuperación tan doloroso” fue el último mensaje publicado en el facebook por Lina Medina. Un triste adiós A muy tempranas horas de la mañana del 31 de diciembre Nurt Marina Camacho, madre de la comunicadora, la ayudó a bañar para esperar la ronda de los doctores. Cuando Lina se estaba cepillando, se sintió algo mareada y paulatinamente se empezó a desvanecer en los brazos de su progenitora. Nurt Marina empezó a gritar pidiendo ayuda y ante la inasistencia de personal médico, la acomodó en su cama con una señora que acudió a su llamado y corrió a buscar el apoyo requerido. La madre asegura que la enfermera llegó cinco minutos después y el médico acudió cuando Lina ya había fallecido, aproximadamente 20 minutos posteriores al mareo en el baño. Falleció tranquila, en los brazos de su mamá que la cuidó y acompañó hasta el último momento. Las expresiones de dolor ante la intempestiva pérdida de la profesional no se hicieron esperar. En su muro del facebook sus amigos y familiares escribieron decenas de expresiones de afecto y pesar por su muerte. Masivamente acudieron a Funerales Emcooserfun donde fue velada hasta las 3:00 p.m. y posteriormente  trasladada al municipio de Tarqui. En la vereda El Vergel, distante a 20 minutos de Tarqui, descansará hoy la joven periodista a las 11:00 a.m., rodeada del afecto de sus amigos y familiares. Su prometido, el joven chileno Miguel Antonio Hernández Chandía, con quien contraería nupcias en los próximos meses, llegó anoche a Colombia para despedir a su ‘princesa’. Los funcionarios, directivos y periodistas de LA NACIÓN lamentan profundamente la pérdida de la joven profesional y envían un saludo de solidaridad a sus familiares y amigos. ¡Hasta siempre Lina, te extrañaremos! Los sueños de Lina Lina Medina fue una eterna soñadora. Desde sus estudios universitarios demostró una enorme pasión por el periodismo, especialmente por la prensa escrita. Se vinculó a LA NACIÓN para desarrollar su práctica profesional y junto a dos compañeros escribió semanalmente trabajos de Periodismo Cívico, relacionados especialmente con el seguimiento al Plan Departamental de Aguas y la situación de la juventud huilense. Su coraje, amabilidad y energía en el desarrollo de su trabajo, permitieron su vinculación laboral a LA NACIÓN antes de obtener su título profesional. Desde allí contribuyó al ejercicio periodístico humano, social y de profundidad. Se retiró octubre de su única casa editorial, para culminar asuntos académicos aplazados y graduarse de la universidad, sueño que materializó el pasado 15 de diciembre. “Hoy no puedo ocultar la felicidad que llena mi corazón, por fin obtendré mi grado (…). Este triunfo quiero dedicarlo a mi mami Nurt Marina Camacho, quien con esfuerzo, amor y dedicación financió mi carrera, vendía muchas sábanas y tendidos, y así lograba reunir lo de mi semestre, te amo mamita. A mi hermanito menor Fabio Andrés Medina Camacho, quien también aportó económicamente a este sueño, me dio fuerzas y me animó a continuar mi carrera cuando por un golpe de la vida, bastante fuerte, me sumergí en una profunda tristeza y me negaba a seguir mis estudios en la universidad, te quiero mucho mi empresario ejemplar. A mi tía Lucy Camacho, que desde luego fue siempre también un apoyo vital porque me orientaba, me exigía, me daba almuerzo para que no tuviera que ir hasta mi casa que quedaba bastante retirada de la universidad (…). No puedo dejar pasar mis profundos agradecimientos al hombre que apareció para cambiar mi vida, mi novio Miguel Antonio Hernández Chandía, mi cielo gracias por existir, quererme y apoyarme este último año en todo, todo, todo y por tener esa paciencia absoluta y admirable, este hombre me revivió la fe, el alma y la alegría, te quiero con todo mi corazón muaaaaaaaa”, escribió la comunicadora el día de su grado. Después de recuperarse de la intervención médica, Lina tenía programado viajar a Chile para cumplir el sueño que llenaba de alegría sus días: el matrimonio con ‘su gordito’. En el país austral se radicaría definitivamente junto al amor de su vida, Miguel Antonio Hernández, quien la acompañó desde la distancia hasta el último momento y hoy la despedirá en medio de profundo dolor por su partida. Algunos de sus más recientes artículos fueron: https://www.lanacion.com.co/2011/10/30/%E2%80%98la-terquedad-de-los-suenos%E2%80%99/ https://www.lanacion.com.co/2011/10/22/%E2%80%98magistral%E2%80%99-manana-de-fantasia-y-creatividad/ https://www.lanacion.com.co/2011/10/22/retos-y-tareas-del-proximo-alcalde-de-neiva/ https://www.lanacion.com.co/2011/10/16/%C2%A1cuando-la-%E2%80%98salud%E2%80%99-enferma/