La Nación
ACTUALIDAD

Hay 118 militares investigados por delitos sexuales

Hay 118 militares investigados por delitos sexuales 1 14 agosto, 2020

El comandante del Ejército Nacional, general Eduardo Zapateiro reveló que, de ellos, 45 han sido retirados de las filas, y el resto, 73, están siendo investigados disciplinariamente.

 

 

Desde 2016, un total de 118 militares han sido investigados por presuntos abusos sexuales a menores de edad y que 45 de ellos ya fueron retirados, mientras otros 73 están siendo investigados, así lo confirmó ayer el comandante del Ejército colombiano, mayor general Eduardo Zapateiro.

“Hemos realizado una verificación detallada desde el año 2016, identificando 118 integrantes de la fuerza relacionados en casos de presuntos actos sexuales abusivos y violentos contra menores de edad”, dijo Zapateiro en una rueda de prensa virtual.

El general Zapateiro explicó además que entre las 118 personas involucradas en abusos sexuales a menores de edad hay oficiales, suboficiales y soldados, pero también civiles que trabajan con la institución.

“Todos estos hechos a la fecha son conocidos por la Fiscalía General y cuentan con investigación disciplinaria, algunas adelantadas por la Procuraduría. Permanecemos atentos a los requerimientos de las autoridades competentes”, aseguró.

Las cifras las dio a conocer en respuesta a los hechos conocidos en los últimos días de dos casos de violación cometidos por miembros del Ejército contra niñas indígenas, en Risaralda y Guaviare.

El primero, se dio a conocer la semana pasada cuando se denunció la violación de una niña indígena embera, por parte de siete soldados del Batallón de Artillería San Mateo en el caserío de Santa Cecilia, en el departamento de Risaralda.

Sobre este, Zapateiro dijo que en las últimas horas fueron retirados tres oficiales de ese batallón y que los soldados implicados están en la cárcel porque seis de ellos aceptaron los cargos de la Fiscalía que los acusó de violación mientras que el otro responderá por complicidad en ese delito.

El otro, se dio a conocer días después tras un reportaje de Semana. Dos soldados habrían abusado sexualmente de una niña indígena de la comunidad nukak makú, en septiembre del año pasado.

Zapateiro afirmó que, para evitar estos lamentables hechos, las pruebas de ingreso a la institución serán más estrictas para garantizar que los aspirantes cuenten con las competencias sociales necesarias para proteger los Derechos Humanos en el territorio nacional.

“Son 240 mil hombres que a diario lo damos todo por el pueblo colombianos. Estos casos son individuales y han sido sancionados”, afirmó. Mientras tanto, la institución continúa estando en el ojo del huracán.

Estas declaraciones se produjeron después de que la Procuraduría General pidiera este miércoles a las Fuerzas Militares y a la Policía que le entreguen, “a la mayor brevedad”, un informe sobre todas las investigaciones por abusos o violencia sexual que comprometen a miembros de esas instituciones.

“Para la Procuraduría resulta preocupante que por denuncias públicas se haga referencia a eventos en los que presuntamente miembros de la fuerza pública y de la Policía podrían haber victimizado no solo a niñas de comunidades indígenas sino a mujeres adultas u otras personas”, agregó la entidad.