La Nación
¡Hay con qué! 1 6 diciembre, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

¡Hay con qué!

José Manuel Acevedo M.

 Lo que pasará en marzo será muy interesante. Por un lado, tendremos unas consultas vigorosas que deberían impulsar así mismo la votación para el Congreso y que se convertirán, en la práctica, en una primera vuelta anticipada.

Las “llaves” que se medirán el 13 de marzo van quedando claras: la Coalición de la Esperanza tendrá a Sergio Fajardo, Juan Manuel Galán, Jorge Enrique Robledo, Carlos Amaya y, con casi toda seguridad, también a Alejandro Gaviria. Por los lados de la centro-derecha están candidatos potentes como Federico Gutiérrez, Enrique Peñalosa, Juan Carlos Echeverry, Dilian Francisca Toro, David Barguil, Alex Char y los cristianos de Colombia Justa Libre (que aún no han aterrizado oficialmente pero lo harán). Allí una definición será clave: ¿qué hacer con el candidato uribista que se anunciará formalmente esta semana? ¿Cómo administrar los necesarios votos del uribismo que se requerirán para pasar a segunda vuelta pero sin quedar como una opción de extrema derecha que genere rechazos a priori? ¿Cómo tener el discreto apoyo de Uribe sin convertirse en “el candidato de Uribe”?

He ahí un gran dilema que tendrá que sortearse con cuidado. Finalmente estarán los candidatos de izquierda que también irán a consulta porque saben que no hacerla significaría quedarse por fuera de uno de los hitos de la campaña de 2022: Roy Barreras, Gustavo Petro, Camilo Romero y Francia Márquez también se encontrarán en un mismo tarjetón en marzo. En esta consulta, a diferencia de las otras, es más fácil y claro predecir quién ganará. Petro se quedará con ese tiquete y, como van las cosas, también ya tiene muy avanzado el de la segunda vuelta.

Las opciones en todas las toldas lucen desafiantes y fuertes sin que exista una conclusión obvia en las de centro-derecha y centro-izquierda porque todo puede pasar, pero si este país se rehúsa, como hasta ahora lo ha hecho, a permitir que el populismo irresponsable se apodere de él, ¡hay con qué!. Tanto la llamada ‘Coalición de la Esperanza’ como el nuevo ‘Equipo por Colombia’ están moderados en sus discursos, sensatos en sus propuestas y sería útil que no se ‘cascaran’ entre ellos porque, llegado el escenario extremo -¡que llegará!- de una segunda vuelta de alguno de los anteriormente nombrados vs Gustavo Petro, sería muy interesante una unión mas allá de las pequeñas diferencias, identificando los puntos de encuentro que son muchos.

En definitiva, si Colombia quiere escoger el respeto por la propiedad privada, la lucha contra la desigualdad, la defensa de las instituciones y la cohesión social, ¡hay con qué!