La Nación
¿Hay una explosión descontrolada de bares y gastrobares? 1 21 septiembre, 2021
NEIVA

¿Hay una explosión descontrolada de bares y gastrobares?

La reactivación económica en Neiva se ha tornado amarga para algunas comunidades por cuenta de la contaminación auditiva y desorden propiciado desde algunos establecimientos, principalmente bares y gastrobares. La Alcaldía anunció intervenciones puntuales en la ciudad.

huila@lanacion.com.co

Las constantes quejas por parte de la comunidad neivana rechazando la contaminación auditiva propiciada por establecimientos de entretenimiento nocturno, como bares y gastrobares, hizo que en la Cámara de Comercio del Huila se sentaran a debatir el tema la Policía Metropolitana, Alcaldía, comunidad afectada y empresarios.

Además del molesto ruido hasta horas de la madrugada, que impide el descanso de cientos de neivanos, también se denunció abusos en la utilización del espacio público y nula presencia de las autoridades controlando la situación.

La Alcaldía anunció que continuarán con los diálogos entre los afectados por los establecimientos y los dueños o administradores de los mismos, en aras de evitar confrontaciones que repercutan en mayores conflictos. “Que haya acuerdos razonables y no confrontaciones”, destacó el secretario de Gobierno, Faiver Hoyos.

Mientras los dueños de los establecimientos aceptaron su responsabilidad en el abuso en materia de ruidos, como también en la mala utilización del espacio público, la Alcaldía aseguró que llevarán a cabo visitas pedagógicas donde se articularán las Secretarías de Gobierno y de Ambiente, la Dirección de Espacio Público y un inspector.

Durante las visitas se evaluará si el ruido de la música no excede los límites legales establecidos. En un primer momento no se surtirá la medida de cierre de establecimientos en aras de tampoco afectar a los empleados, aclaró el Secretario de Gobierno.

“Es claro que a partir de allí ya vendrán unos controles más fuertes, multas y si hay necesidad de cierres, los vamos a realizar”, concluyó.

Desde la asociación que representa a los bares y gastrobares en Neiva, Asoent, también se pronunciaron al respecto asegurando que tienen afiliados al 75% de los establecimientos de Bares, Gastro Bares y discotecas de la ciudad, pero que no responden por todos. “Para ello invitamos a la comunidad a reconocerlos mediante sellos que demuestran que son miembros seguros. Tampoco responde por estancos, billares y Tiendas”, agregó.

A renglón seguido aseguró que tienen otras medidas como “compromiso con la comunidad”, tales como:

-Que los establecimientos no pueden instalar cabinas con sonido al exterior, solo deberán tener uno de tipo ambiente en los casos en que tengan terrazas.

-Que después de las 10:00 p.m. no podrán instalar grupos de música en vivo en sus exteriores, solo en el interior.

-Que deben contar con barreras que eviten salir el ruido en sus puertas de acceso y/o en el caso de paredes conjuntas a una comunidad.

-Que deberán contar con estructuras exteriores, que no represente peligro, para proteger de la intemperie a su clientela. No podrán instalarse carpas provisionales, salvo en caso especial y por efectos del invierno puntualmente.

La Cámara de Comercio del Huila fue la encarga de convocar a los diferentes actores, como empresarios de bares y gastrobares de Neiva, representantes de los conjuntos residenciales, ciudadanos, Policía Metropolitana, Procuraduría Regional, Alcaldía de Neiva, Cotelco, Fenalco y Asobares.

Para la entidad cameral, la reactivación empresarial es una prioridad, sin embargo, no deben vulnerarse los derechos de los ciudadanos en ese propósito.

“Hay una serie de problemáticas que requieren especial atención, de las más relevantes el exceso de ruido en varios sectores de la ciudad; antes de tomar acciones correctivas, desde los gremios económicos hacemos un llamado a la autoregulación de los establecimientos y a respetar los derechos de los ciudadanos y su tranquilidad”, expresó al término del encuentro Ariel Rincón Machado, presidente de la entidad cameral.

El Edificio Versalles “es uno de los más afectados por la ola de inseguridad y por el ruido de los bares de la Carrera Quinta, las luces, que no permite el sano descanso de los residentes”, rechazó Alicia Galindo, administradora del mismo.

El problema de la descontrolada apertura de establecimientos de venta de servicios en diferentes puntos de Neiva es mayúsculo y aqueja a toda la ciudad, puesto que algunos locales no cuentan con los permisos requeridos, sustanciales como el uso del suelo, para desarrollar la actividad, pero ante la ausencia de autoridades se han desplayado. Tal es el caso del establecimiento de comercio Monkey, en el barrio Cortijo, cuya actividad es la venta de bebidas alcohólicas y bar, pero en realidad el uso del suelo del sector carrera 7 # 63 – 29 está catalogado como vivienda tipo 2.

En 15 días se cumplirá un nuevo encuentro para evaluar los compromisos adquiridos que además cuentan con el acompañamiento de la Procuraduría General.