La Nación
Huila uno de los epicentros de los falsos positivos 2 24 febrero, 2021
INVESTIGACIÓN

Huila uno de los epicentros de los falsos positivos

Dramático. Las ejecuciones extrajudiciales perpetradas por agentes del Estado, superaron todas las estadísticas hasta ahora reveladas. El Huila se ubicó en el sexto lugar. Pitalito y Garzón, reportaron los mayores casos de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate.

 

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanacion.com.co

El Huila se convirtió en uno de los diez departamentos del país con el mayor número de crímenes perpetrados por agentes del Estado, en falsos positivos, que superan las 6.402 víctimas. La Fiscalía había documentado inicialmente 3.966 víctimas.

Los falsos positivos priorizados en esta primera fase incluyó a los departamentos de Antioquia, Costa Caribe, Norte de Santander, Huila, Casanare y Meta, las regiones más afectadas por esta serie de crímenes de civiles, reportados como bajas en falsos combates.

“El proceso arrojó, entre otros resultados, que por lo menos 6.402 civiles fueron víctimas de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate entre 2002 y 2008”, confirmó la Jurisdicción Especial para la Paz.

El 66% del total nacional de víctimas se concentró en estos primeros diez departamentos, incluido el Huila.

La horrorosa estadística fue revelada ayer, al priorizar, las primeras regiones que reportaron los casos más emblemáticos o ilustrativos, ejecutados con similares características, gravedad, alta vulnerabilidad de las víctimas, situación de poder del victimario y recurrencia de la victimización sobre el mismo grupo de población afectada.

Esta priorización no implica que no se abordarán otras unidades, territorios, periodos o subcasos posteriormente.

Además de las seis regiones priorizadas, se encuentran en fase de análisis y sistematización los hechos ocurridos en otros departamentos del país, tales como Arauca, Boyacá, Caquetá, Guainía, Guaviare, Putumayo y Sucre.

Estos hechos, así como otros de carácter representativo ocurridos en otros departamentos del país, se abordarán en la segunda fase de investigación por los falsos positivos.

 

Victimización histórica

“Si bien no es una práctica nueva en Colombia, se registró un incremento acelerado y sin precedentes entre 2002 y 2010″, y que “durante los años 2002 y 2008 las ejecuciones extrajudiciales se concentraron en ciertas unidades militares”, confirmó, el organismo de justicia transicional.

Las brigadas Cuarta (perteneciente a la Primera División y actualmente a la Séptima División), Segunda (perteneciente a la Primera División) y Vigésima Novena (perteneciente a la Tercera División) del Ejército Nacional concentraron casi el 40% del total de las ejecuciones extrajudiciales ocurridas durante este periodo

Al contrastar los distintos informes, la JEP concluyó que durante el período comprendido entre los años 2002 y 2008 (gobierno de Uribe) aproximadamente, 6.402 personas fueron muertas ilegítimamente para ser presentadas como bajas en combate en todo el territorio nacional.

“Si bien las cifras de cada una de las bases de datos difieren en magnitud, la tendencia entre las diferentes fuentes de información es similar, identificando el periodo de 2000 a 2008 como el de mayor registro de víctimas”, precisó la Sala de Reconocimiento de  Verdad y Responsabilidad.

El resultado agregado muestra que durante ese periodo se registró el 78% del total de la victimización histórica.

Asimismo, el estudio reporta un incremento de la victimización a partir del 2001 hasta el año 2007.

Mientras que en 2001 se registraban 74 víctimas, en 2002 este número aumentó a 473, este último número es equivalente a más de seis veces lo reportado en el año inmediatamente anterior.

El documento, construido con información relevante aportada por la  Fiscalía, tanto a nivel agregado como para cada una de las fuentes, el año de mayor victimización corresponde al 2007.

El Centro Nacional de Memoria Histórica, la Fiscalía General de la Nación, y la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos identificaron de manera independiente el año 2007 como el de mayor ocurrencia de este tipo de asesinatos.

Además, reportó un comportamiento decreciente de la victimización a partir del año 2007. De 2007 a 2008 la victimización se redujo a la mitad al pasar de 1.624 víctimas en 2007 a 792 en 2008.

La caída es aún más fuerte de 2008 a 2009 al reducirse a su sexta parte, al pasar de 792 víctimas en 2008 a 122 en 2009.

En resumen, de 2007 a 2009 la victimización decreció un 92% al pasar de 1.634 casos en 2007 a 122 en 2009.

Huila uno de los epicentros de los falsos positivos 8 24 febrero, 2021
Los departamentos con mayores falsos positivos.

Por regiones

A nivel territorial, para el periodo de mayor victimización se observa que el departamento de Antioquia registró el mayor número de víctimas, seguido de Meta. Caquetá aparece en tercer lugar y Huila en el séptimo puesto.

En estos diez departamentos se concentró el 66% del total nacional de víctimas de falsos positivos correspondientes al periodo de 2002 a 2008.

En Antioquia se registró el 25% del total de víctimas ocurridas a nivel nacional durante 2002 a 2008; es decir, casi una cuarta parte del total nacional.

El año de mayor victimización en este departamento es el año 2004. Por su parte, el departamento del Meta concentra el 6% del total de la victimización registrada durante 2002 a 2008, siendo el año 2007 el de mayor victimización.

“Esta primera agrupación cuantitativa de los hechos que componen el caso nos permitió identificar los 10 departamentos del país con mayor número de víctimas de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate y el periodo de tiempo 2002 – 2008 como el de mayor ocurrencia de estos hechos”, reportó el organismo judicial.

De acuerdo con el Informe No. 5 de la Fiscalía General de la Nación, Antioquia concentró el 29,4% de casos registrados. Se presentaron 662 muertes. Los dos municipios con más víctimas, Granada y Medellín.

La mayoría de los casos se sitúan en el oriente antioqueño.

 

Panorama en Huila

En ejecuciones extrajudiciales, el Huila se ubicó en el séptimo lugar, entre los diez departamentos con los casos más dramáticos.

La Quinta División del Ejército, con injerencia en los departamentos de Boyacá, Cundinamarca, Tolima y Huila reportó un incremento sustancial de casos de falsos positivos entre 2005 y 2008, en comparación con el número de casos que se registran antes y después de ese lapso.

Según la información suministrada por la Fiscalía General de la Nación, la mayoría de los casos, se concentraron en jurisdicción dela Quinta División del Ejército (Boyacá, Cundinamarca, Tolima y Huila)

En el Huila se reportaron 267 ejecuciones extrajudiciales; 884 en Tolima; 344 en Caquetá; 206 en Cauca y 394 en el Meta.

El incremento de los crímenes se registró entre 2006 y 2008 coincidiendo con la política de ‘Seguridad Democrática’ implementada durante el gobierno de Uribe.

En este periodo ocurrió un escalamiento en todo el país. En  2006 hubo 46 falsos positivos en el Huila; 106 más en el 2007 y 73 casos de crímenes similares en el 2008.

Huila uno de los epicentros de los falsos positivos 9 24 febrero, 2021

Pitalito y Garzón

En el Huila, jurisdicción de la Novena Brigada (BR9), de un total de 327 muertes reportadas como resultados operacionales, se tiene que la mayoría se concentraron en el sur y el centro del departamento, particularmente, en el municipio de Pitalito con 39 víctimas, correspondiente al 26.9% del total de las muertes; seguido del municipio de Garzón en donde se registraron 19 víctimas, es decir, el 13.1% del total presentado.

“Un porcentaje muy importante de los hechos ocurridos en el Huila es atribuible a militares adscritos a dos de los batallones que tienen su área de operaciones allí: el Batallón de Infantería No. 27 “Magdalena” con sede en Pitalito y jurisdicción en el sur del Huila, y el Batallón de Infantería no 26 “Cacique Pigoanza”, con sede en Garzón con jurisdicción en los municipios del centro”, precisa el documento oficial en poder de LA NACIÓN.

La relevancia de la priorización de esas unidades  militares se observó especialmente en la magnitud que tuvo la selección de personas en los municipios de Garzón y Pitalito, que concentraron el 40% de las víctimas de falsos positivos. Incluso, con similar perfil, campesinos, indigentes o inocentes desconocidos.

“Estos datos permiten dar por satisfecho el criterio objetivo de priorización que se refiere a la magnitud de la victimización”, reportaron los cinco magistrados de la Sala de Reconocimiento.

“Por otra parte, el comportamiento de las unidades adscritas a la Quinta División, en particular de la BR6 y la BR9, condujo a la FGN a adelantar investigaciones contra dos generales y 84 investigaciones contra 167 miembros de dichas unidades”, acotaron.

La Sala de Reconocimiento, concedió un plazo de 15 días hábiles para que las víctimas acreditadas puedan presentar las observaciones escritas frente al contenido del Auto 033 de 2021 que definió la priorización.