La Nación
Ideam lanza alerta naranja para Aipe, Hobo y Palermo 1 23 enero, 2022
HUILA

Ideam lanza alerta naranja para Aipe, Hobo y Palermo

Fueron declarados en alerta naranja debido a la alta probabilidad de que ocurran deslizamientos y cerca de 20 también están bajo alerta amarilla por amenaza de corrientes súbitas. La segunda temporada de lluvias va hasta mediados del presente mes, pero el país está bajo la influencia del fenómeno La Niña.

 huila@lanacion.com.co

Aipe, Hobo y Palermo fueron declarados en alerta naranja por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales – Ideam, debido a la alta probabilidad de que ocurran deslizamientos, a casusa de las lluvias de los últimos días.

Así mismo, lanzó alerta amarilla para otros 12 municipios ante el mismo fenómeno natural; Altamira, Colombia, Gudalupe, La Plata, Neiva, Pitalito, Rivera, Saladoblanco, San Agustín, Santa María, Suaza y Tarqui.

Este tipo de eventos ocasiona graves emergencias en la malla vial, cultivos y  casas. Como también, ha dejado a varios municipios sin suministro de agua, sin puentes e incomunicados vía terrestre.

Durante la segunda temporada de lluvias del año en lo que respecta al Huila se han reportado afectaciones en sectores viales como Suaza – Florencia, en el kilómetro (km)  44+880, km 46+200, y km 75+120. Y múltiples daños en las vías terciarias de la mayoría de municipios.

Lluvias

Cerca de 20 municipios del Huila también están bajo alerta amarilla por probabilidad de corrientes súbitas, inundaciones y desbordamientos de los ríos, agregó el Ideam. La segunda alerta por probabilidad de crecientes súbitas cobija a Garzón, Gigante, Saladoblanco, Oporapa, Tarqui y Agrado, localidades que requieren especial atención por ríos directos del Magdalena.

El río Páez y sus principales aportantes podrían presentar crecientes súbitas y eso afectaría a localidades del Huila como La Plata, Nátaga, Paicol y Tesalia.

Otras cuencas centran la atención en Yaguará e Íquira. El río Neiva y sus afluentes prenden las alarmas en Algeciras, donde se registró una creciente súbita el pasado 20 de noviembre.

Por su parte los monitores en Palermo y Neiva deben estar atentos de los residentes en zonas aledañas a la cuenca del río Juncal. Así mismo, en el casco rural del segundo municipio en mención, la atención se centra sobre los corregimientos y veredas por donde pasa el río Fortalecillas y sus afluentes.

Entre tanto, las autoridades también instan a las comunidades de aledañas a la cuenca del río Timaná, a la altura de Timaná, Altamira y Elías a estar atentos a los cambios que presente el afluente donde hay amenaza de creciente súbita.

El municipio de Santa María tiene riesgos de desbordamientos e inundaciones desde la cuenca del rio Baché y sus afluentes, quebradas como San Miguel, El Oso, El Carmen y El Chucho.

Finalmente el municipio de Aipe está bajo el riesgo de inundaciones, desbordamientos y crecientes súbitas por cuenta de la afluente del mismo nombre.

Los daños

Con la entrada de diciembre, se completaron los tres meses de la segunda  Temporada de Lluvias que irá hasta mediados del mes, lo que indica que hasta ese momento continuarán registrándose precipitaciones de variada intensidad en las diferentes regiones del país, advirtió la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo.

Para el director de la Unidad, Eduardo José González, se trata de “un momento de transitoriedad entre las épocas de lluvias y menos lluvias, sin embargo como estamos bajo la influencia de un fenómeno La Niña, no podemos reducir esfuerzos en el monitoreo, por el contrario, tenemos que implementar mejores seguimientos, estar atentos a los pronósticos diarios del Ideam y trabajar de la mano con las comunidades para evitar situaciones que pongan en riesgo la vida e integridad de nuestros ciudadanos”.

El consolidado de daños desde el 15 de septiembre hasta el tres de diciembre registraba en el país 604 eventos en 343 municipios de 27 departamentos, siendo Cundinamarca, Antioquia y Cauca las zonas que mayor cantidad de municipios han reportado algún evento. Además de las pérdidas y daños materiales, 47 personas han perdido la vida y otras 46 han quedado heridas, ninguna del Huila.